BéisbolNotas destacadas

Miami Marlins – Temporada 2022 Béisbol de Grandes Ligas

0

Tal y como sucede con todo equipo en cada inicio de temporada, algunos peloteros se han ido a otras novenas y otros tantos se sumaron, pero en cuanto a las bajas y adiciones se refiere, el 2022 será la primera campaña en la que los Marlins no cuenten con el Salón de la Fama Derek Jeter como copropietario de equipo.

Sin embargo, continúa el manager Don Mattingly y en el receso de campaña incorporaron a cuatro jugadores de posición que podrían lograr que la ofensiva y defensiva de los peces, alcance el mismo nivel que se espera del pitcheo, para así competir por el banderín del Este de la Liga Nacional.

Sin lugar a dudas el aspecto de juego más fuerte de los Marlins de Miami para el presente año y el que genera mayores expectativas es el pitcheo, específicamente la rotación de abridores.

El dominicano Sandy Alcántara, el zurdo norteamericano Trevor Rogers y el venezolano Pablo López conforman uno de los mejores tridentes de abridores de las Grandes Ligas.

Ellos serán escoltados por los venezolanos Eliéser Hernández y Jesús Luzardo, zurdo que desde que se estrenó en la gran carpa con los Atléticos de Oakland se ha alternado como abridor y relevista, pero para el 2022, los Marlins esperan que se establezca definitivamente como abridor para Miami, si logra encontrar su comando.

El también dominicano Sixto Sánchez es el sexto abridor, que en el 2020 dejó muy buena sensación en 39 innings de labor con siete muy buenas aperturas, incluido un juego completo y aunque en el 2021 apenas trabajó por espacio de ocho entradas, ganó 2, no perdió y dejó 1.13 de Efectividad.

Alcántara ha sido el as de los Marlins y cuenta con un extraordinario repertorio. Su sinker puede alcanzar las 101 mph y su cambio tuvo una velocidad promedio de 91.8 MPH la temporada pasada. El dominicano ha registrado efectividad inferior a 3.20 durante dos temporadas consecutivas y sin duda será clave en el éxito de Miami en 2022.

Con 3.96 de efectividad los Marlins quedaron en el puesto 11 entre los 30 equipos de Grandes Ligas, pero sextos del viejo circuito y terceros en la División Este, superados por los campeones mundiales Bravos de Atlanta (3.88) y Mets de Nueva York (3.90). Sin embargo, los abridores de los peces trabajaron para efectividad de 4.08, 13 de las Grandes Ligas y octava de la Nacional y terceros de la División Este.

Mientras que los relevistas de los Marlins fueron el séptimo equipo con la mejor efectividad con 3.81, cuartos de la Liga Nacional y primeros de la División Este. Y es que Zach Pop (4.12 Era en 52.2 IP), Anthony Bass (3.82 Era en 61.1 IP), Richard Bleier (2.95 Era en 58 IP), Dylan Floro (2.81 Era en 64 IP) y Anthony Bender (2.79 en 61.1 IP), comandaron el relevo de Miami, junto a Yimi García, Steven Okert y Jordan Holloway, quienes también se mantienen con el equipo, y para reforzar aún más el bullpen, recientemente adquirieron vía cambio a los relevistas Cole Sulser y Tanner Scott (zurdo), procedentes de los Orioles de Baltimore por los prospectos Antonio Vélez y Kevin Guerrero. Así que hay buenas razones para pensar positivamente en un 2022 de evolución para los Marlins.

Sin embargo, hay que esperar que la ofensiva le logre responder al pitcheo y la realidad es que el bateo de Miami no se ubicó durante el 2021 entre las mejores de la gran carpa, razón por la cual, realizaron una serie de movimientos durante la actual temporada baja, como firmar al cubano Jorge Soler y al venezolano Avisail García, y adquirieron vía cambios al infielder Joey Wendle y al receptor Jacob Stallings.

Soler agregará un impulso de poder instantáneo al orden de los Marlins, ya que el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial conectó 27 jonrones y remolcó 70 carreras en el 2021. La combinación de Soler con el inicialista venezolano Jesús Aguilar, el también venezolano Avisail García quien es una potencia a ambos lados del plato, los dominicanos zurdos Lewin Díaz y Jesús Sánchez, los diestros Garrett Cooper y Brian Anderson, junto a los bates zurdos de Joey Wendle y el de Bahamas, Jazz Chisholm Jr., puede llegar a ser una ofensiva que realice mucho daño.

La llegada de Stallings es una garantía en la receptoría, amén de que se convierta en un guía en la conducción del pitcheo, que se traduzca en una significativa mejoría en el pitcheo. Aunque Fortes, Henry y Jackson se asoman como alternativas para la receptoría, el mexicano Santiago Chávez se asoma con fuerza como potencial respaldo defensivo de la segunda posición.

El infield medio de los Marlins tiene mucho potencial con el de Bahamas Jazz Chisholm Jr. en la Intermedia y el venezolano Miguel Rojas en el Short Stop, para conformar una gran combinación defensiva alrededor de la segunda almohadilla, aunque Wendle probablemente termine jugando más tiempo la intermedia de lo que se espera.

Wendle llega para brindar experiencia y garantía para el cuadro interior, ya que puede jugar con sovencia en todas las posiciones del infield. Chisholm Jr. por su parte, necesita trabajar en su enfoque en el plato, ya que en el 2021, su año de debut en el Big Show, registró una tasa de ponches del 28,6% pero llama poderosamente la atención el gran aporte ofensivo que logró a pesar de ello, con 18 Vuelabardas y 23 bases estafadas, mientras que Rojas desapareció 9 pelotas y se robó 13 bases, siendo inamovible en la defensa del Short Stop.

Aguilar está llamado a ser el Bateador Designado, dejando a Cooper en la Inicial y a Anderson en la Antesala, mientras que los Jardines serán ocupados principalmente por Avisail García, Jesús Sánchez y Jorge Soler, de izquierda a derecha.

El manager Don Mattingly cuenta con un buen grupo de trabajo, al cual debe sacarle el mayor rendimiento posible si quiere tener algún tipo de posibilidades, en una División Este que ha mejorado considerablemente para el presente año.

Mattingly tiene bajo la manga a los polifacéticos John Berti y el joven dominicano José Devers como alternativas del cuadro interior, además del venezolano Willians Astudillo, quien puede jugar en el jardín izquierdo, el cuadro interior, en la receptoría y eventualmente hasta relevar en el pitcheo.

Desde las menores puede emplear a los cubanos Lázaro Alonso (Inicialista y bateador zurdo), Lorenzo Quintana (también Primera base pero bateador derecho), así como Luis Avilés Jr. y Deven Marrero, quienes cubren todo el cuadro interior menos la Inicial. Todos acompañan en las granjas de los Marlins a los hermanos Mesa, Guardabosques también cubanos de los que se tiene mucha expectativa pero que han tenido un lento desarrollo y aparentemente no terminan de explotar todo su talento.

Todo indica que si la ofensiva responde, de acuerdo a las expectativas que se tienen en torno al pitcheo, los Marlins de Miami podrían estar peleando por uno de los comodines de la Nacional.

Por: Julio Sánchez Alvarado

Leones de Seibú – Béisbol japonés – Previa 2022

Previous article

Washington Nationals – Temporada 2022 Béisbol de Grandes Ligas

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.

More in Béisbol