Inicio » Béisbol, LVBP

Águilas revive su mejor arranque histórico

17 octubre 2014 142 lecturas Sin Comentarios
Rubén Amaron y Noé Maduro dirigían a los rapaces ese año.

Rubén Amaron y Noé Maduro dirigían a los rapaces ese año.

“En ese tiempo teníamos un equipo muy bueno”, recordó Rubén Amaro -vía telefónica desde Weston, Florida (Estados Unidos)- sobre aquellas Águilas del Zulia de la temporada 1996-1997, cuando protagonizaron un inicio de siete victorias al hilo, su mejor registro histórico.

Pese a que Rubén Amaro Mora era el mánager original, este no pudo llegar a tiempo. Estaba entonces Noé Maduro, su coach de banca, para iniciar la campaña como el dirigente provisional, desconociendo obviamente, lo que le esperaba: establecer una cadena de siete triunfos para los “rapaces”.

“Cuando Rubén llegó, yo tenía 6-0 y él me dijo: ‘no voy a coger el equipo hasta que no pierda”, dijo Maduro. “El siguiente juego lo gané con él uniformado ahí. El próximo lo volví a dirigir y perdimos. Entonces teníamos 7-1 y él agarró el equipo. Al final de la temporada él me lo devolvió en otra posición y lo llevé a un juego extra. Quedamos fuera de la clasificación, perdimos un 2 de enero en Puerto La Cruz contra Caribes”.

A 18 años de la gesta, esta versión del club naranja está a punto de igualar ese récord. De la mano de Eduardo Pérez como piloto, pues ganaron sus seis primeros desafíos de la temporada, cuatro en el Luis Aparicio “El Grande” y dos en la carretera. Hoy igualarían la hazaña que logró Maduro.

“Por el comienzo que tuvimos, en ese momento yo pensé que estaríamos en la clasificación, pero no sé qué pasó cuando lo agarró Rubén, quien es como mi hermano”, contó Maduro. “Después del Juego de La Chinita, él me dijo que agarrara el equipo. A él se le presentaron problemas de salud, seguro fue por ese asunto”.

Amaro hizo historia con las Águilas.

Amaro hizo historia con las Águilas.

Difícil decisión

Una de las anécdotas del zuliano en el transcurrir de la hilera de lauros involucra a figuras como Rubén Amaro Jr., Carlos Quintana y José Luis Zambrano. En el noveno inning de la eventual quinta ganancia en fila, con el marcador igualado, tuvo una disyuntiva en el “nido”.

“Vi el lineup y me quedaban abriendo para el noveno ‘Rubencito’ Amaro, que era el tercer bate, luego venía Carlos Quintana. Yo estaba pensando qué hacer si se embasaba Amaro, porque si ponía a tocar a Quintana, el público me iba a caer encima. Si lo ponía a batear y salía un doble play, también me caerían encima. Entonces ‘Rubencito’ iba a la caja de bateo y le digo: ‘vamos, mijo, da un doble pa’ que me saqueis del atolladero’. Se echó a reír y siguió, pero Carlos venía atrás y me dijo: ‘hey, acuérdate de que yo toco bien la pelota también’. Yo le dije: ‘bueno, si se embasa, lo pones en segunda’. Dio hit ‘Rubencito’, Carlos tocó la bola, le dieron boleto al siguiente bateador, le picharon a José Luis Zambrano, dio el hit y ganamos el juego”.

Por: Juan Páez/La Verdad

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.