Inicio » Béisbol, Grandes Ligas

Hace 100 años debutó el Bambino del béisbol

11 julio 2014 658 lecturas Sin Comentarios
Babe Ruth es sinónimo de béisbol.

Babe Ruth es sinónimo de béisbol.

Hablar de béisbol es hablar de Babe Ruth, quien es el nombre del juego por antonomasia. No se resume fácil el legado de este señor que justo en esta fecha cumple 100 años de haber debutado en las Grandes Ligas.

Se encontrará usted en internet, periódicos viejos, libros, videotecas, etc, con interminables anécdotas y estadísticas de quien le devolvió atractivo a la pelota con sus batazos, que fueron una suerte de envión para que este deporte se deslastrara de las manchas que le habían impregnado los juegos arreglados por los “Medias Negras” de la temporada de 1919, y otros males.

Hay en esta página todos los números que quiera de Ruth, una semblanza de su carrera y el cuento de cómo se erigió en el más grande hombre de “América”, pero también recordaremos algo que hoy ningún atleta de ningún deporte hace o practica, al menos que sea público: humanismo, lo que engrandeció aún más su nombre.

Vayamos por partes. Los padres de George, Kate Schamberger-Ruth y George Herman Ruth Sr. tenían serios problemas para criar a sus hijos, por lo que a los siete años lo enviaron al orfanato y reformatorio St. Mary’s Industrial School for Boys de misioneros católicos, donde lo visitaban muy poco. Era calificado como incorregible. El sacerdote Mathías asumió el rol de padre de Ruth y lo encauzó en la vida y en el béisbol.

Ruth siguió su carrera en el béisbol como lanzador zurdo. Tiempo después llegó a un equipo de su nativa Baltimore de la Liga Internacional. Había sido “scouteado” por Jack Dunn, propietario de los Orioles. Los peloteros al verlo lo nombraban como el nuevo “babe” (bebé) de Dunn, el sobrenombre le quedó. Solo cinco meses después los Medias Rojas de Boston lo adquirieron.

El mismo año llegó a las Mayores con Boston, club que el 5 de enero de 1920 lo vendió a los Yankees de Nueva York por 125 mil “miserables” dólares. Y allí comenzó la llamada “Maldición del Bambino” porque los bostonianos no volvieron a ganar una Serie Mundial hasta 2004, en cambio los Yankees aprovecharon al “Babe” como lanzador (muy poco, en cinco juegos, y los ganó), jardinero, inicialista y sobre todo como bateador, además de quedarse con la figura que hoy es.

El “Babe” de los niños

Un artículo de Germán Carías hijo recuerda que en una ocasión, Ruth llegaba al Yankee Stadium, donde lo esperaba un chamo con una pelota, necesitaba que el toletero yankee le firmara el único regalo de cumpleaños para su hermanito, pues no tendría torta, piñata, ni fiesta. Ruth se devolvió con el joven, lo montó en su automóvil, le pidió que lo guiara hasta su casa, y en el camino compró torta, piñata, dulces, refrescos y un regalo. Al llegar a la casa del cumpleañero mandó a buscar a todos los chicos de la cuadra para celebrar a lo grande.

En Yankee Stadium estaban desesperados porque su “Bambino”, el hombre que producía las carreras, el dinero y solidificaba el béisbol, no aparecía. Todos se preguntaban, ¿le habrá pasado algo a Ruth? Hasta que culminado el encuentro del equipo apareció George Herman Ruth. Cuándo explicó su ausencia a la directiva fue multado y regañado. Por lo cual el “Sultán del Bate” dijo, “Me tendrán que volver a multar, porque si otro niño necesita otra fiesta ahí estaré, ya que me divertí un montón”.

En la temporada de su debut con los Yankees en 1920, Ruth estableció récord de 59 cuadrangulares en una campaña, superando la que había impuesto el año anterior con 29. “Babe” era la estrella del equipo, pero no era ningún “kilúo”, era un regordete de tronco y piernas flacas. Batazo tras batazo el “Babe” se hacía más popular en el campo que compartían los Yankees con los Giants, el Polo Grounds, donde la gente, en plena época romántica del béisbol, ya no cabía.

Fue así como nació el Yankee Stadium, conocido después como “La casa que construyó Ruth”, la cual abrió sus puertas en 1923. Vendría en 1927 su marca de 60 jonrones en una temporada. Pero en 1961 Roger Maris la sobrepasó con 61. Los anotadores oficiales resaltaron que Ruth lo hizo en una temporada de 154 juegos y Maris en una de 162. Los periodistas deportivos bautizaron al Babe como El Gran Bambino y The Sultan of Swat, (el sultán del bastonazo).

Conforme se edificaba la leyenda de Ruth, se desmedía por la vida nocturna, la comida y la bebida, pero su popularidad entre los niños no había quien la perturbara.

Aquel batazo y su despedida

No se olvidará nunca un hecho que hizo de Ruth un mito. Fue en el tercer juego de la Serie Mundial contra los Cachorros de Chicago en 1932, era el quinto episodio, el pitcher Charlie Root llevó la cuenta frente al bambino a 2-2. Ruth señaló a las gradas en el jardín central, muchos pensaban que allí enviaría la pelota, otros lo vieron como un desafío al pitcher. Pero Ruth pegó un cuadrangular que según muchos ha sido el de mayor longitud en el Wrigley Field de los Cubs. Los Yankees ganaron la serie por barrida, su tercera en cuatro años.

El 29 de septiembre de 1934 bateó su último jonrón con los Yankees y el día siguiente fue el último en el que vistió el uniforme a rayas. Se fue a jugar con los Bravos de Boston su última temporada en 1935. Fue jugador y coach de primera base. El 25 de mayo sacó tres jonrones calle en Pittsburg con los que cerraró su marca total de cuadrangulares en 714. Perduraría hasta que Hank Aaron la sobrepasó en 1961 con 755.

Ruth quiso dirigir a los Yankees tras la muerte del mánager Miller Huggins en 1929, pero gracias a los excesos, el Babe tenía fama de irresponsable y por allí surgió su salida de los Yankees. Su última aparición frente a los fanáticos de los Yankees fue en un histórico homenaje el 13 de junio de 1948. A 25 años de la apertura del estadio. El número de su uniforme (3), fue retirado ese día.

También quiso dirigir a los Bravos de Boston y a los Dodgers pero no lo consiguió y se retiró del béisbol. Falleció el 16 de agosto de 1948 a los 53 años y 192 días por cáncer en la garganta.

Su cuerpo estuvo frente a la entrada del Yankee Stadium durante dos días en los que más de 100 mil personas vieron por última vez al más famoso de los jugadores de béisbol en la historia.

Cápsulas del Bambino

-. De los 163 juegos en que Ruth participó como pitcher, ganó 92 y perdió 44, para un porcentaje de .676, considerándose a Ruth uno de los mejores lanzadores zurdos de la historia.

-. En 1927 estableció el récord de más cuadrangulares conectados en una temporada con 60, marca que perduró hasta 1961.

-. En su carrera de 22 años en Grandes Ligas, Ruth participó en dos mil 503 juegos, siendo electo como miembro del Salón de la Fama del Béisbol en 1936.

Curiosidades sobre Babe Ruth

Conectó el primer cuadrangular que se dio en un Juego de Estrellas, el cual se celebró en el Comiskey Park de Chicago (1933).

Cuando Ruth conectó 60 jonrones en la temporada de 1927, éstos representaron el 14% de todos los tablazos de vuelta completa de aquella temporada. En la época actual se necesitaría que un jugador conectara 300 estacazos para que su porcentaje fuera de 14% en la temporada.

El 6 de mayo de 1915, Babe Ruth conectó su primer jonrón en Grandes Ligas ante el lanzador Jack Warhop, quien irónicamente lanzaba para los Yankees.

En 1914, el “Bambino” empezó su carrera en el béisbol como lanzador zurdo, para el equipo de Baltimore de la Liga Internacional. Un poco después, en el mismo año, se convirtió en integrante de las Medias Rojas de Boston.

De 1920 a 1935, Babe Ruth jugó para los Yankees de Nueva York, como jardinero.

De los 163 juegos en que Babe Ruth participó como pitcher, ganó 92 y perdió 44, para un porcentaje de .676, considerándose a Ruth uno de los mejores lanzadores zurdos de la historia.

En 1927 estableció el récord de más cuadrangulares conectados en una temporada con 60, marca que perduró hasta 1961.

El registro de temporada regular, los 714 cuadrangulares que conectó Babe Ruth en su carrera, fue roto en 1974 por Hank Aaron.

En su carrera de 22 años en Grandes Ligas, Ruth participó en dos mil 503 juegos, siendo electo como miembro del Salón de la Fama del Béisbol en 1936.

Por: Arnoldo Morales/La Verdad

 

 

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.