Inicio » Béisbol, Grandes Ligas

¿Cuál será la clase entrante del Salón de la Fama?

24 noviembre 2016 169 lecturas Sin Comentarios
vladimir-guerrero-expos

La carrera de Guerrero comenzó en Montreal.

El Salón de la Fama de las Grandes Ligas hizo oficial la boleta que contiene los 34 nombres de los hombres que tendrán la oportunidad de pasar a la inmortalidad.

Diecinueve de ellos gozan de su primera aparición en la papeleta y, en total, diez tienen orígenes latinos entre los cuales se cuentan dos colombianos, tres venezolanos, trío de dominicanos y dos boricuas, quienes el 18 de enero conocerán los resultados de la elección.

A la pregunta que se hacen todos, ¿Quiénes conformarán la clase entrante del Salón de la Fama de las grandes ligas?, hay que añadirle, ¿cuál será el comportamiento de la prensa con aquellos involucrados con la conocida era de los esteroides?

Vamos a tratar de abordar la primera pregunta, para empezar.

Todo parece indicar que, después de siete años esperando su oportunidad, la balanza se inclinará hacia Jeff Bagwell, el antiguo inicialista de los Astros de Houston cuya carrera concluyó con un sólido .948 de OPS, una extraordinaria capacidad para embasarse, el cual se refleja en su brillante .408 de OBP y un magnífico slugging de .540, que se tradujo en 449 jonrones, 488 dobles y 32 triples.

El ex primera base asistió a cuatro Juegos de Estrellas, fue Novato del Año en 1991, se alzó como el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en 1994, recibió un guante de oro y tres bates de plata para robustecer su síntesis curricular.

El bostoniano quedó muy cerca de viajar a Cooperstown, este año, al recabar el 71% de apoyo de los periodistas, es decir, 4% menos de lo requerido por la Asociación de Cronistas de América, quienes parecen que entronizarán a Bagwell en 2017, a decir por los resultados de sus más recientes apariciones en la boleta.

Junto con la antigua figura de los Astros creemos que ingresarán Vladimir Guerrero, Trevor Hoffman y Tim Raines.

El dominicano acompañará a Juan Marichal y a Pedro Martínez en la catedral de los inmortales, eso no tiene discusión, la pregunta es si ocurrirá en 2017 o 2018.

Pareciera una tendencia, entre los votantes, que entrar en el primer año de elegibilidad es una mención especial, aunque eso no lo especifique en ningún lado, pero los casos de Roberto Alomar y, más recientemente, el mismo Hoffman, así lo demuestran.

El ex jardinero tiene pedigree para entrar en su primer intento pues cerró su carrera con una majestuosa línea de .318/.379/.553, su OPS se ubicó en .931, su OPS ajustado en 140, descargó 449 bambinazos, igual que Bagwell, ligó 2590 hits, 477 dobles, anotó 1328 carreras y empujó 1496. Se acreditó un MVP (2004), viajó a nueve Juegos de Estrellas y recibió ocho bates de plata.

Falta ver si esos números le dan para ser exaltado en su primera oportunidad y Hoffman sabe de ello.

El ex apagafuegos de San Diego se quedó a ocho puntos de entrar a Cooperstown, en 2016, a pesar de ser uno de los tres relevistas (a tiempo completo) de la historia con 1000 ponches y 1000 innings lanzados.

Se retiró, en 2010, como líder en salvados con 601, aunque el reinado le duró poco, dado que Mariano Rivera le quebró dicha marca al año siguiente. Se marchó de los diamantes con efectividad de 2.87 y un WHIP de 1.05 pero la BBWAA no quiso darle el beneficio en su primera ocasión en las boletas, pero seguro lo harán en esta oportunidad.

Queda el caso de Tim Raines. El ex guardabosques quedó detrás de Bagwell, entre aquellos que no entraron en la pasada edición de la elección, con 70% de los votos.

Se retiró de la meca del béisbol con 808 bases robadas, renglón que lideró en cuatro años consecutivos entre 1981 y 1984, fue campeón bate de la Liga Nacional en 1986, dejó una línea ofensiva .294/.381/.425, pisó el plato en 1571 oportunidades,  departamento que encabezó sobre sus colegas en dos ocasiones (1983 y 1987) y ganó un anillo de Serie Mundial en 1996 con los Yankees, en el ocaso de su carrera.

Es esta la última oportunidad para recibir este reconocimiento por la vía regular, después que hace un año el Salón de la Fama anunciara que el máximo tiempo de duración en las papeletas se reducirá de 15 a 10 años, lapso que cumple el ex patrullero en esta ocasión, luego de jugar 23 años en las mayores.

En caso de no ser entronizado su opción quedará para el futuro por medio del Comité de Veteranos ¿Y qué sucede con Iván Rodríguez, uno de los mejores receptores de la historia? Queda esa pendiente para este viernes.

Por: Marcos Grunfeld

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.