Inicio » Béisbol, Grandes Ligas, Venezolanos

Las confesiones de Miguel Cabrera

5 marzo 2010 1.018 lecturas Un Comentario
Miguel Cabrera se ha mostrado sincero ante la prensa.

Miguel Cabrera se ha mostrado sincero ante la prensa.

Miguel Cabrera no sabe quién es Confucio ni las razones por las que todavía es vigente 25 siglos después de su muerte. Pero sin saberlo, el pelotero venezolano acudió a las enseñanzas del filósofo chino cuando su vida personal tocó fondo en octubre del año pasado. Cabrera se encontró en el ojo del huracán al final de la temporada del 2009, cuando nuevamente registró números para reclamar el premio de MVP, pero también permitió que un incidente familiar afectara el desempeño de su equipo.

Los Tigres de Detroit no pudieron retener una ventaja de tres juegos en los últimos cuatro días de la temporada, y cedieron la División Central de la Liga Americana a los Mellizos de Minnesota en un choque de desempate. Pese a que Cabrera bateó promedio de .324 con 34 jonrones y 103 impulsadas en 2009, su actuación en el penúltimo día del calendario regular (de 4-0, con cinco corredores dejados en base en una derrota de 5-1 ante Chicago) marcó fuertemente su carrera.

Más que la falta de producción en el juego, a Cabrera le afectaron los acontecimientos del día anterior, cuando el gerente Dave Dombrowski tuvo que acudir a una estación de policía para recoger al toletero, luego de verse involucrado en una pelea con su esposa, supuestamente por haber llegado borracho tras una salida nocturna que se extendió hasta la mañana del día siguiente. El pelotero llegó al parque con varios arañazos en el rostro.

“Cometí y espero que no vuelva a pasar. Trabajé en la temporada muerta para eso, para estar mental y físicamente bien y tratar de dejar esos problemas atrás y aprender de ellos”, dijo Cabrera el viernes en Lakeland, Florida.

“Lo más importante que puede tener un ser humano es reconocer los errores que ha cometido y tomar cartas en el asunto. No solamente decir que no volverá a pasar, sino trabajar con eso para ser un mejor ejemplo para los hijos que vienen creciendo”, agregó en el mejor estilo confucionista.

Confucio, un sabio chino que vivió entre los años 551 y 479 antes de la era cristiana, tenía como base de sus enseñanzas la buena conducta en la vida. De acuerdo al filósofo; benevolencia, lealtad, respeto y reciprocidad son valores imprescindibles en las relaciones entre los seres humanos (Padres/hijos, marido/mujer, gobernante/gobernados, hermanos y amigos, etc.).

Para tratar de poner a la par su imagen pública con sus números en el terreno, y la fama de buen bateador con el rol familiar, Cabrera pasó el invierno en un tratamiento para dejar de tomar alcohol.

“No estuve en una clínica o un centro de alcohólicos. Trabajé con un psicólogo”, aclaró Cabrera. “No es excusa, pero en los países de nosotros se toma y a mí me estaba afectando familiarmente y en el terreno de juego, ya se convertía en un gran problema”, agregó.

“Es una cosa que hice porque amo este juego y quiero jugar 20 años y para lograr eso hay que parar la bebida. Ya no tomo, lo que me hace sentir orgulloso”, dijo el toletero de Maracay.

Cabrera dijo que nunca bebió antes de un partido y aunque se avergüenza de su pobre juicio al manejar el asunto inicialmente, piensa que es un problema bastante corriente en el béisbol.

“No, eso nunca”, dijo sobre haber jugado borracho. “En la noche después de los partidos, sí. No quiero lanzar a otros al agua, pero eso es normal en la pelota”, agregó.

Mejor hombre y pelotero

Para ser un atleta de 26 años de edad con un contrato de $152 millones, Cabrera mostró estar hecho de una pasta especial al admitir que tenía un problema y enfrentarlo, pero no estuvo sólo en la batalla con sus propios demonios.

“Muchas personas estuvieron conmigo. Plácido Polanco fue el que más me ayudó, también Magglio [Ordóñez] y mi ex compañero [Edgar] Rentería. Cuando uno es joven se cree que no hay un problema, pero llega el momento en que hay que parar”, dijo Cabrera.

“Enfrentar eso me ayudó a recapacitar como persona. Saber que uno tiene una responsabilidad bien grande como pelotero, como familia, como padre, como hijo, como esposo y haciendo las cosas bien, podemos estar más tranquilos en la vida”, apuntó.

En las últimas seis temporadas, Cabrera ha puesto números que solamente pueden ser superados por el dominicano Albert Pujols. El inicialista de los Tigres batea .311 con 209 jonrones y 753 carreras impulsadas desde que debutó a mediado del la temporada del 2003.

En cuatro ocasiones ha sido escogido para participar en el Juego de Estrellas y tres veces quedó entre los primeros cinco en la votación al premio de Jugador Más Valioso. El año pasado recibió el único voto de primer lugar que no fue a parar a la cuenta del ganador, Joe Mauer.

Pero por varias razones, el premio de JMV ha esquivado a Cabrera.

“El año pasado entendí las razones por las que no gano el Jugador Más Valioso. Lo más importante es llevar el equipo a los playoffs, convertirse en un ganador y después pensar en los números personales”, dijo.

“Estoy tratando de juntar todas las piezas necesarias para ganar un premio Jugador Más Valioso o un Guante de Oro, esas son algunas de las cosas que uno quiere durante su carrera. Y no pensar en las cosas negativas que hizo en el pasado y pensar en cosas positivas”, agregó.

“Mental y físicamente ahora soy mejor”, dijo Cabrera.

Por: Enrique Rojas/Espn

Un Comentario »

  • Ocias Araujo dijo:

    Bueno que bien por cabrerita y por la forma tan madura en que enfrento esa situacion, la cual me da a pensar que esta temporada puede dejar unos buenos numeros con que darle pelea a pujols. Ahora ojala y se traiga ese psiquiatra para los entrenamientos de la seleccion para el clasico y que se los envie a los que vayan a jugar la serie del caribe y asi evitar acaparamiento de alcohol en las venas de quienes nos representen, he dicho.

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.