Inicio » Empresas

Con ácido en la tinta

11 mayo 2010 962 lecturas 5 Comentarios

Cuestión de identidad

Cubriendo la respectiva ruta mañanera en mi carro comienzo a sospechar si todavía vivo en Venezuela, los distintos automóviles que me rodean representan distintas naciones, pequeñas banderas sobresalen de las puertas, veo varias, Alemania, Argentina, España, Italia, Francia, Portugal y las más repetida, la de Brasil. Mientras espero el cambio de luz en el semáforo dudo una y otra vez sobre mi situación geográfica, ayer antes de acostarme a dormir estaba en Venezuela, veo el vidrio de mi carro y el tricolor con las ocho estrellas me recuerda que sigo aquí, en la tierra de Simón Bolívar.

Llegando a uno de mis tantos destinos diarios, un joven de unos 22 años lleva puesta la camiseta de Brasil pide en perfecto español y con un marcado acento maracucho el periódico del día; “Qué fue mijo cómo estáis mirá dame un Mi Diario ahí”. Otra duda surge, será que ese muchacho es hijo de inmigrantes brasileños. No quiero entrar en polémica y me hago de la vista gorda.

Prendo el carro y salgo a mi siguiente parada, un centro comercial ubicado en el centro de la ciudad, al entrar veo afiches y gigantografías de Cristiano Ronaldo, Wayne Rooney y Lionel Messi, vuelvo a dudar de donde estoy parado, en un kiosco veo que unos niños compran el álbum del mundial, visten las camisetas de Argentina y Portugal, pero uno le dice a otro: “Que molleja me faltan 29 tarjeticas y nada que me sale Messi”, “Mijo yo lo tengo pero te la cambio por todas las repetidas que tengáis”. No tiene acento argentino y mucho menos el otro le respondió en portugués.

Salgo de ahí y unos buhoneros pregonan su mercancía, “tenemos las camisetas de Brasil, papi estas son la nuevecitas, la que va a usar Kaká en el mundial pa´que sepáis, por sólo 60 bolos”. Detrás adornan el improvisado puesto otras camisetas pero no veo la vinotinto, le pregunto por la nuestra y tajantemente me responde; “no mijo esos no van pal mundial, pa´ que la voy a vender si se me abollan”.

Prendo el carro algo indignado y me dirijo a la última estación de mi ruta, mientras una camioneta “alemana” se me para al lado baja el vidrio para fumarse un cigarrito y el estruendoso sonido del vallenato inunda mis tímpanos. ¿Un alemán vallenatero? Creo que lo he visto todo.

Faltando poco menos de un mes para el Mundial, el cual disfrutaré porque soy amante del fútbol, empiezo a imaginarme la locura, lo que tendremos que hacer para poder ver los juegos mientras gambeteamos los apagones. ¿A dónde iremos? Pero me preocupa más la poca identidad del venezolano, el poco o nulo sentido de pertenencia.

La misma pregunta de los últimos tres mundiales vuelven a rondar mi cabeza. ¿Hasta cuándo vestiremos camisetas foráneas? ¿Hasta cuándo gritaremos goles ajenos? ¿Hasta cuándo haremos caravanas con triunfos que no son nuestros?

La respuesta simple de muchos es; “Es que Venezuela nunca irá a un Mundial”. Para que sepan ya la gesta empezó con los sub20, los mismos que clasificaron hasta 8vos, conocieron las pirámides egipcias y que desde el premundial pasado forman parte de la nueva camada vinotinto. ¿O es qué no leen la prensa? Al parecer no. Sólo leen la lista de convocados de Brasil, Argentina y otros países, algo que no está mal, pero todo empieza por casa.

Pónganse la vinotinto con orgullo, súdenla, gócenla, desgástenla, tal cual lo hacen nuestros jugadores, esa es la nuestra, no la verdeamarelha ni la albiceleste, esas no son nuestras, tengamos identidad y gritemos nuestros goles. Dejemos la mediocridad de lado y maduremos futbolísticamente.

Me desahogué, tenía meses que no escribía pero quise hacerlo por la impotencia de ver como se rasgan las vestiduras por algo que no es nuestro.

Por: Gabriel “Gabo” Chávez

Twitter: @GaboChavez

5 Comentarios »

  • Armando dijo:

    Dio en el punto clave. Seguimos atrapados en la mediocridad…

  • Edgar N. Mendoza P. dijo:

    Buena opinión! Acertado en la mayoría de lo que expone! Yo tengo mis Vinotinto, voy por la Bicentenaria, no me colocaría una de otro País. Pero! Por que voy a culpar a otro o a señalarlo si el quiere colocarse la camiseta de otro país? La identidad perdida con el fútbol es elemental. Sin resultados, como se vende el producto? Un simple ejercicio de esa falta de identidad, el Maracaibo FC, el equipo que jugaba de franela blanca y pantaloneta negra lo perdimos! Junto con la posible identidad que estaba creando. Ahh y quien no recuerda un tal ATLETICO ZULIA “Tu equipo Gallo” que casualmente jugaba con los colores de hoy Zulia FC, también se perdió, y el UAM? Solo en esta ciudad somos HUERFANOS DEL FUTBOL POR TRES EQUIPOS DIFERENTES! Que identidad con un equipo podemos desarrollar si los proyectos son tan cortos! Ojo y equipos que obtuvieron buenos resultados! La identidad con la selección se ira creando en la justa medida que lleguen los resultados, los federativos aporten “su trabajo” y la gente se prenda! El trabajo con esta generación del mundial Sub-20 sera FUNDAMENTAL! Y es que mediaticamente copiamos muchos patrones, yo he escuchado decir “tiene LA CHANCE” o “se perdió LA CHANCE” muy Venezolana o Zuliana la frase, en clara referencia a la OPORTUNIDAD. O LA CONTRA? EL contragolpe, y el canto de “Dale dale dale dale UNION? Criollisimo! Y así cuantos ejemplos, culpables, TODOS nosotros. Otro punto, aquí el fútbol se juega con fundamento es en los distintos Club, Centro Gallego, Casa de ITALIA entre otros. Ojo! Es mi opinión! Pero da para largo el tema!

  • Robinson Carreno dijo:

    Estimado amigo periodista y colega, le respeto su opinion respecto a eso de la identidad y casi todo lo que dijo en materia futbolistica. Aunque estamos claro, espero que usted lo este, que ESO NO CAMBIARA. Ni usted ni su columna tienen el poder para lograr que en Venezuela la gente siquiera desvie un poco su apoyo hacia los diferentes paises cuando se trata de un Mundial, todo se debe a la falta de protagonismo que siempre hemos tenido en esa materia. Sin embargo, esto no fue lo que me hizo escribir este comentario, al contrario, un seguidor de su Twitter me dio: “me puse a leer un periodista que titula su columna Con acido en la tinta y lo que menos vi fue acidez en su pluma”. Dejame leerlo le dije, entonces claro me di una vuelta por aqui y me consigo con alguien que intenta usar el sarcasmo para expresar sus sentimientos y no se basa en los recursos del lenguaje para lograrlo, no adjetiva con firmeza, no critica con ACIDEZ y no se atreve a mas por falta de recursos. Lo invito a mejorar como periodista, lo invito a leer criticas de verdad, le recomiendo la busqueda de palabras punzantes. Le entiendo perfectamente su intencion, de hecho, lo apoyo y me siento orgulloso de vestir vinotinto, pero no disfrute el acido en su tinta. Supongo que ya sabe que esta en Venezuela.

  • Rafael dijo:

    Excelente articulo mi amigo Gabo…lamentablemente eso es dificil de cambiar…pero te apuesto algo, que si venezuela llega a ir al mundial ahi si todos compran las franelas de la seleccion y empiezan a decir q siempre ligaban a Venezuela esos son los populares pasteleros…pero no importa mientras nosotros tengamos el sentimiento patrio y el orgullo de tener nuestra vinotinto me basta y me sobra…un gran abrazo y ademas excelente pagina…

  • carlos caridad dijo:

    La identidad nacional es un fenomeno muy complejo,son muchas las personas que desearian cambiar de nacionalidad., el futbol no escapa a esto., saludos

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.