Inicio » Automovilismo, Notas destacadas

La carrera de Pastor Maldonado comenzó en un taller

13 septiembre 2010 1.309 lecturas Un Comentario
Pastor Maldonado mostró su calidad al volante desde niño.

Pastor Maldonado mostró su calidad al volante desde niño.

A un lado quedaron los carritos de juguetes para dar paso a los carros de karting y el bicicross. Pastor Maldonado a los cuatro años ya daba de qué hablar al ser subcampeón de motociclismo.

Maldonado, nacido en Maracay hace 25 años, vivió su infancia entre motores, luego de las clases y de cumplir con sus labores escolares, se iba con su tío Jhonny al taller familiar. Otros días iba con su padre al concesionario, del que éste es dueño y allí pasaba las tardes.

“Siempre he estado entre carros y me gusta. Me encantaba estar en el taller de mi tío y aprender. Para mí era como estar en una juguetería”, asegura Maldonado, quien ayer se proclamó campeón de la GP2.

Por sus venas fluye la velocidad, no en vano Pastor, su padre, corrió en más de una ocasión en los carritos Ymca.

De mirada muy serena, pero siempre con las manos y pies en movimiento. Como si nunca pudieran quedarse quietos, Maldonado trabajaba en la reparación de vehículos. Hasta que a los seis años y por el entusiasmo que le veían decidieron llevarlo a correr en karting. Su debut fue un tercer puesto.

En los entrenamientos, al igual que en la escuela pasaba desapercibido por su timidez, pero en la pista se convertía en un as capaz de vencer a pilotos que lo podían superar en edad y experiencia.

Pocos sabían su nombre, pero hasta en las categorías mayores conocían sus destrezas al volante.

“Él siempre ha sido muy entregado y hoy (ayer) lo demostró. Estoy feliz, porque este triunfo también es mío. Siempre tratamos (la familia) de darle el mayor apoyo y ahora logró el triunfo que siempre quiso”, afirma el padre del maracayero.

Ambos rememoran que a los 13 años, Pastor tomó dos grandes decisiones: dar el salto a la Fórmula Renault 2000, en Italia, y estudiar el bachillerato en el liceo militar Libertador, de Maracay.

Arturo Mora, jefe de prensa de Maldonado, asegura que ésa fue la prueba más grande que tuvo el monarca de la antesala a la F1.

“Pastor tenía un horario muy rígido y para viajar sólo le daban los días de carrera. A pesar de ello, él buscó soluciones. Se llevaba sus libros y estudiaba en el avión y en sus ratos libres allí demostró que ya era un campeón”, dice Mora.

En el liceo Libertador, Pastor aprendió —como él mismo lo dice— la importancia de siempre estar concentrado y seguro de las cosas.

“Desde pequeño fui un muchacho solitario, por eso me preocupaba por hacer las cosas bien. En el liceo me enseñaron la constancia y el valor de las cosas. Que son dos aspectos que he puesto en práctica toda mi vida”, explica el primer latino campeón de la GP2.

En Italia rápidamente llegó a los primeros lugares a conseguir la victoria en la primera carrera de la serie invernal. Pastor ya no era un piloto desconocido.

“Maldonado es un muchacho con una actitud increíble. Pocas veces hemos conversado, pero no hay que hablar mucho con él para saber que es luchador y preocupado. Es una persona muy cálida y estoy seguro que ahora es que tiene un largo camino por recorrer”, refiere Johnny Cecotto, único volante criollo en correr en la Fórmula Uno.

El automovilismo lo define como su pasión, su trabajo y su vida. Aunque confiesa que a veces nada le gusta más que disfrutar de una parrilla en compañía de Gabriela Torkany (su novia) y su familia; así como quedarse en casa a ver televisión y jugar con su perro, un bulldog francés, llamado Sansón.

“Todos los venezolanos estamos emocionados. Pastor es campeón y eso me llena de felicidad. No es fácil ganar una carrera y eso demuestra su entrega”, resalta Milka Duno, piloto de la Indycar.

Del pequeño que pasó su infancia en el taller aún queda mucho. Las tuercas, bujías, correas y cauchos pasaron de ser sus juguetes a su vida.

“Sigo siendo el mismo que disfrutaba estar en el taller. Nunca me he rendido y si tengo algo malo es que soy mal perdedor. Gracias a Dios he logrado triunfar, siempre con mi familia y toda Venezuela que me apoyan”, explica el aragüeño.

Dos récords implantó Maldonado este año, superando a volantes como Lewis Hamilton en la categoría. 87 puntos lo convierten en el rey de la GP2. Ahora mira a la F1. Honores al rey de la velocidad.

Por: Juan Pablo Azuaje/Panorama

Un Comentario »

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.