Inicio » Notas destacadas

CHILE-SUIZA: Australes a tiro

21 junio 2010 196 lecturas Sin Comentarios
Mark González marcó el tanto de la victoria.

Mark González marcó el tanto de la victoria.

Costó sangre, sudor y lágrimas, pero Chile tuvo la paciencia suficiente para encontrar el camino de la victoria. Un gol del centrocampista Mark González dio este lunes a Chile una agónica victoria 1-0 frente a Suiza en la segunda jornada del Grupo H de Mundial. El dominio del balón, la posesión y el fútbol fue del equipo que dirige Marcelo Bielsa, aunque el gol se hizo esperar demasiado. Y Suiza estuvo a punto de llevarse el empate en el último suspiro sin apenas haber atacado.

La selección alpina, que jugó con 10 hombres durante 60 minutos, aguantó 75 con la portería a cero en una nueva exhibición defensiva. El equipo de Ottmar Hiztfeld sumó 559 minutos, desde Estados Unidos 1994, sin encajar un solo tanto en los mundiales, batiendo el anterior récord de 550 minutos en posesión de Italia.

Chile lidera en solitario el grupo con seis puntos y cerrará contra España en una última jornada que promete emociones fuertes entre las dos “Rojas”.

Los de Bielsa lo intentaron por tierra, mar y aire en el estadio Nelson Mandela Bay de Port Elizabeth. De todas las maneras posibles. Pero no hubo fortuna hasta bien entrado el segundo tiempo. El delantero Esteban Paredes, que había sustituido a Matías Fernández, puso un centro al segundo palo que González envió al fondo de las redes.

“Me pareció que tuvimos casi todo el partido la pelota, necesitamos de muchas opciones de gol para convertir solamente uno”, dijo Bielsa con cierto tono de insatisfacción.

“Partido muy, muy difícil. Con diez, nos costó mucho. (Suiza) es equipo que se cierra bien atrás”, dijo González. “No tuvieron ocasiones claras como nosotros, pero era un partido que había que tener paciencia. El más vivo era el que ganaba”.

Paredes dispuso de dos contraataques letales para sentenciar el partido, pero erró en ambas. A los 90, antes del descuento, el delantero suizo Eren Derdiyok remató desviado dentro del área en una ocasión clarísima que pudo haberle costado el empate a Chile.

“Contamos con la ventaja que presupone a este nivel jugar una hora con un jugador de más”, comentó Bielsa. “Muy llamativo que el partido podría haber terminado empatado porque faltando muy poco ellos tuvieron una ocasión muy clara”.

El partido fue como se previa. Chile dominó el balón ante la muralla sin complejos de Hitzfeld. El primer tiempo apenas tuvo historia y el protagonista inesperado fue el árbitro saudita Khalil Al Ghamdi.

Al filo de la media hora, el volante Valon Behrami fue expulsado con roja directa por un uso excesivo de sus brazos a la hora de controlar el balón ante el defensa Arturo Vidal.

“Desde luego me tocó, pero nunca pensé que fuera a ser expulsado”, reconoció Vidal. “Yo pienso que esa tarjeta roja no fue roja”, dijo Hitzfeld, el técnico alemán de Suiza, que acusó a los jugadores chilenos de hacer “un buen teatro”.

“Esa expulsión complicó defender nuestra valla por otros 60 minutos, particularmente contra un equipo como Chile”, destacó Hitzfeld. “La roja ni siquiera era para amarilla. Claro que estoy molesto”.

Además de la roja a Behrami, el árbitro mostró nueve tarjetas amarillas, seis de ellas a futbolistas chilenos.

Si hasta ese momento Chile dominaba el partido, a partir de entonces fue un monólogo del equipo sudamericano. Bielsa acumuló jugadores creativos en el centro del campo para intensificar la presión y dio resultado. González entró por Vidal y Jorge Valdivia sustituyó al delantero Humberto Suazo, que no pudo brillar en sus primeros 45 minutos en Sudáfrica.

“Jugó la porción del partido más difícil, donde los espacios estaban muy reducidos”, explicó Bielsa.

Las ocasiones se sucedieron en el complemento, aunque la mala puntería en unas ocasiones y las buenas actuaciones del guardameta Diego Benaglio en otras dieron al traste con las expectativas chilenas.

 

El técnico argentino decidió quemar su último cartucho. Metió a Paredes y retiró a un desparecido Fernández. En una internada rápida, Paredes logró centrar un balón al segundo palo con el que González batió a Benaglio.

El gol de González permitió a Chile sumar su segunda victoria consecutiva en el Mundial. No habían ganado más de un partido en el torneo desde que en 1962 fueron anfitriones.

“Lo importante es que seguimos ganando”, afirmó Valdivia. “Seguimos generando ocasiones de gol y estamos bien encaminados”.

La mala noticia para Chile es que sus volantes Carlos Carmona y Fernández recibieron sendas tarjetas amarillas y se perderán el choque contra España en el cierre de la primera fase.

Por: AP

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.