Inicio » Fútbol, Legionarios

Richard Páez: “Tuve que cambiar mi filosofía”

11 octubre 2010 641 lecturas Sin Comentarios
El ex seleccionador venezolano dirige a Millonarios.

El ex seleccionador venezolano dirige a Millonarios.

La adaptación al medio es la clave para la sobrevivencia. El que no lo hace, se va. Eso lo sabe Richard Páez, a punta de golpes y dificultades que le ha dado la vida. En esta nueva etapa de su carrera, ahora como técnico de Millonarios de Bogotá, a Páez le ha tocado comerse las verdes. Malos resultados, la presión del público y de los medios de comunicación, todo ante el trabajo titánico de despertar a un gigante dormido desde hace décadas.

Sin embargo, poco a poco están llegando los resultados. Están en semifinales de la Copa Postobón, donde, pese a caer 3-2 con Itagüí en la ida, tiene la posibilidad de remontar. Mientras, en el torneo están en ascenso.

De su actualidad en Colombia conversó el timonel con Panorama.

—¿Cuál ha sido la solución para salir de la crisis de resultados?

—La clave ha sido confiar en el grupo, en que el equipo tiene las condiciones y la capacidad suficiente para realizar buenos partidos. En los últimos compromisos hice una variante en el aspecto táctico, para darle mayor fortaleza al sector defensivo y tratar de llegar con mayor verticalidad en el último cuarto. Esto nos ha permitido sacar los resultados que nos hacían falta, que era lo que estábamos buscando. Se ha logrado dar mayor confianza al grupo, y esto nos permite mirar hacia adelante con mejores perspectivas.

—¿Por qué no llegaban los buenos resultados?

—Por una u otra razón, el equipo estaba jugando muy bien, era visualmente atractivo, pero no se concretaban las opciones que generábamos. Eso se fue repitiendo en tres, cuatro, cinco partidos, que empatábamos o perdíamos cuando merecíamos haber ganado. Eso me hizo variar el sistema táctico, darle mayor solvencia a la defensa, y me ha permitido conseguir los resultados. Tuve que cambiar mi filosofía, la del manejo de balón.

—¿Cómo califica al desafío de dirigir a un grande como Millonarios?

—Es un reto muy agradable compartir este privilegio. Ya para un técnico colombiano es un privilegio dirigir a Millonarios de Bogotá, ahora, siendo uno venezolano, es doble la responsabilidad. Ha sido un proceso de evolución en mi carrera, me he sentido a gusto, apoyado, aunque también he sentido la presión. El trabajo diario del entrenador, no del seleccionador, me ha permitido seguir creciendo en muchos aspectos. Me he adaptado a las circunstancias.

—Viene del fútbol peruano, donde condujo al Alianza Lima. ¿Qué coincidencias y diferencias consigue con la experiencia en Millonarios?

—Dos de los más grandes, los más populares de sus respectivos países, en su momento estaban en crisis, pasando por una etapa de problemas económicos. En Alianza la crisis era mayor, porque no pude hacer cambios en la nómina. Tuve que convivir con los jugadores que tenían. Y después llegó una crisis de disciplina, que fue lo que terminó de romper el proyecto que traíamos. Aquí en Bogotá, a pesar de la crisis, pude trabajar con un equipo que formé. Ahora he tenido el respaldo de una sola directiva: en Alianza Lima tuve que trabajar con dos directivas que tenían una lucha intestina en el plantel. Eso originó mi salida. En Bogotá he tenido el respaldo total, incondicional, de una sola directiva. Me he sentido más protegido, más sólido. La diferencia se tiene que notar en Colombia.

—Colombia se ha convertido en destino de venezolanos como Vizcarrondo, Perozo y Seijas, de buena participación en sus clubes. ¿Cuál es su evaluación sobre ellos?

—La característica fundamental del jugador venezolano acá es que tiene una personalidad fuerte, que ha sabido desarrollar sus condiciones técnicas y futbolísticas basados en una mentalidad distinta. Tanto Vizcarrondo, Perozo y Seijas han demostrado esa solvencia, esa personalidad que, para mí, es fundamental, que los diferencia. En eso tienen que seguir. Alejandro Cichero, que fue el que trajimos nosotros, ha mantenido esa postura. Atravesó esa crisis con nosotros y, lamentablemente, cuando fue expulsado, su puesto lo asumió uno de los jugadores de Millonarios su posición. Ésa es la razón por la que Alejandro no ha vuelto a tener participación. Pero lo tenemos allí, sabemos que cuento con él.

—¿En cuánto se asemeja y se distingue el fútbol colombiano del venezolano, tanto en organización como en estilo?

—En el sentido organizativo, ha evolucionado mucho el trabajo en cada uno de los equipos venezolanos. La gente se está preparando mejor: hacen mejores pretemporadas, los contratos con mayor disposición de tiempo, aunque hay algunos equipos que siguen con la tendencia del fútbol venezolano, de hacer todo a la carrera, improvisando. Pero ya hay, por lo menos, ocho o diez equipos en Venezuela que están intentando salir de esa organización de equipo para transformarse en un club, que es lo que verdaderamente le da solidez a esta estructura. En cuanto a calidad futbolística, en Colombia es mucho más grande la cantidad de la calidad futbolística. En Venezuela, la cantidad es menor, pero la calidad compite a cualquier nivel.

—Esta semana se reiteró la presencia de fondos del narcotráfico en el Santa Fe, rival de ciudad de Millonarios. ¿Le preocupa el tema?

—Es una mancha, un cáncer que ha vivido siempre en el fútbol colombiano. Lo vivió en la década de los 70, 80, 90, y prácticamente lo han ido cercando, aislando. Definitivamente, el fútbol colombiano hoy se siente más tranquilo en ese aspecto, pero todavía hay huellas, marcas, cicatrices de esa etapa. Pienso que los dirigentes de la Dimayor y del Gobierno colombiano, están pendientes de que no trascienda, que no aumente. Son detalles que están cambiando en el fútbol colombiano.

Por: Humberto Perozo/Panorama

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.