Inicio » Fútbol, Primera División

Así se despidió Carlos Maldonado del Táchira

2 junio 2010 408 lecturas Sin Comentarios
El DT salió después de tres años en San Cristóbal. Suena en Mineros.

El DT salió después de tres años en San Cristóbal. Suena en Mineros.

Carlos Maldonado anunció su decisión de no renovar el contrato con el Deportivo Táchira, a través de una misiva donde expone las razones de su despedida del equipo y agradece a todos. A continuación la carta textual redactada por el técnico:

Sres. Junta Directiva del Deportivo Táchira, gerencia del equipo, medios de comunicación y aficionados.

He querido incluirlos a todos en esta comunicación, donde manifiesto mi decisión de no renovar el contrato con el Deportivo Táchira, obedeciendo a una razón que tengo como norma de vida, el agradecimiento. Sería de verdad injusto tratar de hacer algo tan importante sin tomar en cuenta a todos los que de una u otra manera han estado presentes en una de las etapas más hermosas y bonitas de mi vida, ser director técnico del Deportivo Táchira.

Me voy sin tristeza, sin deudas, todo lo contrario, lo hago con la certeza de contar con una enorme legión de amigos, y me despido con el mayor de los agradecimientos, comenzando por la Junta Directiva, al sr. Rufo Jhon, Carlos Sayegh y mi gran amigo Edmundo Kabchi, quienes desde un primer momento respaldaron mi trabajo, hicieron lo humanamente posible por responderme con confianza y hechos concretos que a la vista están, a la presidenta Juanita Suárez, y al gerente Karim Assafo, quienes en estos momentos tan difíciles del país, buscaron soluciones de problemas que son cotidianos; a los distintos jugadores, que en estos tres años me dieron más satisfacciones que vergüenza, estoy muy agradecido con ellos; a los medios de comunicación, quienes de una u otra forma demostraron la pasión que sienten por esa gloriosa camiseta aurinegra, polemizando y dándole vida diaria al equipo, como no ocurre en otra parte del país, y aunque en algunos momentos tuve diferencias, fueron siempre en búsqueda de lo mejor para la institución; a los aficionados, quienes en el último partido soportaron tanta lluvia con la fe en que se podía cambiar la historia, y quienes a pesar de la molestia final, creyeron en Carlos Maldonado, mi agradecimiento infinito y eterno a todas la barras que siempre estuvieron apoyando y aportando con su calor humano, sin ustedes nuca hubiese tenido sentido nada, mil gracias de todo corazón.

Esta decisión ha sido muy dura para mí, los momentos vividos fueron más lindos que tristes, sólo me queda reiterarles una vez a todos mi agradecimiento por regalarme tantas sonrisas cuando la muñeca de la tristeza se asomaba.

La decisión de no renovar obedece a la razón de darle otra posibilidad a un proyecto tan hermoso como es nuestro equipo, los ciclos finalizan y acabo de terminar uno inolvidable en el Deportivo Táchira, sólo espero que me comprendan, quién más puede saber que llegó el final de una etapa.

Quise dejar para el final el agradecimiento especial a mis colaboradores más cercanos, mis dos compañeros eternos de lucha, Lobo y Alexis, y todos los demás integrantes fieles del cuerpo técnico, Yosmer, Javier, Julio, Gilberto, Giancarlo, Humberto, Duque, Mino y Daniel, quienes siempre estuvieron cuando los necesité, al flaco Calderón, quien impulsó mi llegada al equipo y a mi familia, que la separé para poder darle todo a nuestro equipo.

Atte.

Carlos Maldonado

Por: Prensa Táchira

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.