Inicio » Fútbol, Primera División

La estrella es para el “Rojo”

30 mayo 2010 346 lecturas Sin Comentarios
Caracas celebró su undécima estrella en San Cristóbal.

Caracas celebró su undécima estrella en San Cristóbal.

Sin atenuantes. Como debe ser. Con autoridad, el Caracas FC se consagró campeón absoluto de la temporada 2009-2010 del fútbol profesional venezolano al golear 1-4 al Táchira en el estadio Pueblo Nuevo, de San Cristóbal, donde consiguió la estrella número 11 en su historia tras imponerse en el marcador global 5-1, tras la victoria de 1-0 en el partido de ida celebrado en el Olímpico, de Caracas. Además, el cetro para los capitalinos le da a Trujillanos FC el cupo a la Copa Sudamericana.

Desde las primeras de cambio, los dirigidos por Ceferino Bencomo resolvieron un partido, que en la previa se veía un poco más cerrado. Con grandes golazos, Caracas comenzó a bordar su estrella en el primer cuarto de hora del compromiso, que se jugó con una pertinaz lluvia que comenzó a caer un par de horas del pitazo inicial.

A los 11 minutos, Gabriel Cichero mandó un zapatazo desde unos 35 metros que dejó loco a Manuel Sanhouse y que se clavó en el vértice izquierdo para poner el 0-1, que obligaba a Táchira a hacer tres goles para ser campeón.

Sin embargo, no se habían recuperado bien del primer golpe, cuando en una contra, Jesús Gómez se sacó perfectamente a un defensor, con un enganche, y de globito dejó frío a Sanhouse y a todo Táchira con el 0-2 a los 13 minutos.

Antes de cumplirse los primeros 45 minutos, Javier Villafraz le dio un respiro a los aurinegros con otra perla de tiro libre a los 38 minutos y con 1-2 se fueron a los camerinos.

Complemento

En la segunda mitad, los aurinegros salieron a todo o nada y se quedaron con nada, porque la contundencia de los rojos fue más y liquidó cuando tuvo oportunidad.

Al minuto 61, en una gran jugada colectiva, Rafael Castellín logró definir de buena manera para el 1-3, que iniciaba la celebración capitalina y dejaba al Táchira obligado a marcar cuatro tantos para ser campeón.

Seis minutos después, Alejandro Guerra, de cabeza, sentenció el choque con el 1-4 y desataba la fiesta caraqueña, que se extendió a Valera, y que se amplió cuando Renny Vega le paró un penal a Villafraz. Ahí murió Táchira, en su propia casa, que de a poco se fue quedando sin aficionados.

Por: Gilberto González

@gilbertogv

gilberto@enlapizarra.com

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.