Inicio » Fútbol, Vinotinto

La vinotinto ya está en Honduras

20 abril 2010 285 lecturas Sin Comentarios
El zuliano Yoandry Orozco recibió otro llamado a la selección mayor.

El zuliano Yoandry Orozco recibió otro llamado a la selección mayor.

La Vinotinto ya está en Honduras. La selección nacional, que enfrentará este miércoles al combinado catracho en su sexto partido amistoso del año, aterrizó este lunes en San Pedro Sula.  El cuadro criollo partió a suelo centroamericano con 22 jugadores. Tras un viaje que hizo escala en Tegucigalpa, el elenco de César Farías reconocerá este martes el estadio Olímpico, sede del partido.

Mientras la Vinotinto se instala en la capital industrial de la nación, su rival ya afina detalles para el choque que servirá de despedida a su afición. “Tenemos que sacarle todo el provecho a este partido porque se trata de una gran selección. Debemos hacer un buen papel”, dijo Carlos Pavón.

Reinaldo Rueda también habló del encuentro ante el plantel patrio. “Venezuela tiene una excelente posesión de balón y (en el Mundial) enfrentaremos a equipos con esas virtudes, España y Suiza.Este juego nos brindará la posibilidad de saber cómo estamos en ese aspecto”, explicó el seleccionador de Honduras.

Los jugadores del país centroamericano luchan por un puesto en la lista a Suráfrica. El duelo ante los criollos también servirá para aclarar dudas en el entrenador colombiano. “Para la convocatoria tenemos que considerar muchos factores. No tenemos ni 500 ni 50 ni 100 jugadores de selección”, concluyó Rueda. La Vinotinto servirá de sparring.

Por: Daniel Fermín/Líder

EL UNIVERSAL

A la selección nacional no le espera precisamente un partido amistoso tranquilo ante Honduras, en el que podrá transitar los 90 minutos a sus anchas pensando únicamente en prepararse para los próximos objetivos de 2011 como la Copa América o la eliminatoria al Mundial Brasil 2014, entre otras competiciones.

El estadio Francisco Morazán de San Pedro Sula, donde se jugará el encuentro mañana, lo han catalogado como una “caldera del diablo”. Los rivales que allí han tenido que ir a jugar han sido testigos de una hinchada que apoya fieramente a su selección y que hace sentir realmente lo que es ser visitante.

Costa Rica, por ejemplo, lo vivió en carne propia en la eliminatoria al Mundial de Alemania 2006 cuando tuvo que disputarse un puesto a la Copa del Mundo. San Pedro Sula está catalogada como una sede “pro selección” por la propia prensa hondureña.

La vinotinto partió ayer a la capital del departamento de Cortés para enfrentar a un equipo que ya está clasificado a Suráfrica 2010, pero el partido de mañana será la despedida de la selección catracha de su país, pues el 14 de mayo partirá a Europa para emprender la última fase de entrenamiento antes del Mundial.

En el estadio Francisco Morazán la gente se sienta muy cerca del campo de juego, y a los sampedranos les encanta venderse como una afición que intimida con su apoyo durante todo el partido.

En diferentes crónicas de la prensa centroamericana se leen historias de una afición que aparentemente no solo grita y alienta, sino que incluso lanza objetos al terreno.

El seleccionador nacional César Farías está al tanto de estas condiciones, pues durante la semana pasada había declarado que esperaba que el partido ante Honduras fuera “incluso más difícil que el que disputamos ante Chile y hay que estar preparados para eso. Vamos a jugar en una plaza que es más hostil”.

Los números de Honduras durante 2009 en esa sede respaldan la teoría del valor que le imprime la afición. En cinco partidos ganaron cuatro a México, El Salvador, Costa Rica y Trinidad y Tobago. Solo perdieron con Estados Unidos.

Pero si las condiciones del ambiente son adversas, dentro de la cancha el panorama no parece más dócil. El encuentro será la oportunidad para muchos de los jugadores convocados de convencer a su técnico, el colombiano Reinaldo Rueda, de que deben estar en la lista para la Copa del Mundo.

Dentro del terreno y fuera de él nadie está esperando nada menos que una victoria.

Esta será la segunda vez que la selección nacional visite San Pedro Sula, la primera fue en 1996 y los criollos regresaron de allí con una derrota 1-0. La historia puede ser motivo de temor o motivación para la vinotinto.

Por: María José Rey Palermo/El Universal

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.