Inicio » Fútbol

La historia del “desconocido” Mario Rondón

13 octubre 2014 172 lecturas Sin Comentarios
Mario Rondón destacó en la reciente gira asiática de la vinotinto.

Mario Rondón destacó en la reciente gira asiática de la vinotinto.

Aún hay quien se acerca a la reja para ver los entrenamientos de la selección nacional en Madrid y pregunta si Mario Rondón es pariente de Salomón. Pese a ser tres años mayor que el delantero del Zenit, el Rondón menos famoso ha tenido que transitar un camino mucho más largo para llegar a dónde está hoy, a tener un puesto en el once titular de la selección de Venezuela.

Con 17 años de edad, acompañó a su madre a Portugal a resolver un asunto sobre su abuela y aprovechó para presentarse en los entrenamientos del modesto Pontassolense, que por ese entonces jugaba en la tercera categoría del fútbol luso. Aún sin saber una sola palabra de portugués, ese mismo verano se quedó fichado por el club con el que comenzó a abrirse paso en Europa.

Antes de aquel viaje, Mario había jugado en Venezuela en algunos equipos sin llegar a figurar, por lo que cuando César Farías lo convocó en 2010 solo muy pocos sabían de quien se trataba.

Meses antes había debutado en la primera división luego que el Paços Ferreira lo pescara desde la segunda categoría. No fue hasta la campaña siguiente, con 25 años de edad, que se estableció en primera y retó al Benfica en la final de la Copa de la Liga.

“Cuando me vine a Portugal sabía que las posibilidades de llegar eran pocas -admitió-, pero sabía que tenía calidad para eso y que tenía que ser fuerte mentalmente para lograrlo”.

Mientras sumaba goles en Portugal, 30 en sus primeras tres temporadas en primera, Farías le mantenía en el radar pero solo le daba oportunidades en amistosos sin tanta trascendencia como Jamaica, Japón, El Salvador o Moldavia.

Resignado a ocupar un papel secundario, la llegada de Noel Sanvicente le cambió el panorama radicalmente.

“Creo que mis características se adaptan a su filosofía: agresividad para presionar, profundidad y movilidad, eso encaja muy bien en su juego”, afirmó el punta que fue titular y marcó contra Corea del Sur y Japón, y volvió a trabajar, durante el módulo en Madrid, como parte del once inicial.

Reconocido

De a poco, su nombre también comienza a ser conocido aunque su apellido ya sea famoso en la órbita de la selección. “Cuando llegué a Asia y empezamos a entrenar me di cuenta que iba a encajar muy bien con lo que nos pide Sanvicente, que es ser agresivos y profundos, yo como tengo movilidad se me da bien”.

El curso pasado, Rondón firmó su mejor temporada al anotar 12 goles con el Nacional de Madeira.

Su consolidación como titular en el once de la Vinotinto al inicio de esta temporada es la recompensa luego de tanto tiempo trabajando y esperando. “Valió la pena el sacrificio que hice, fueron muchos viajes en los que me quedé triste por no jugar”, recuerda sobre las convocatorias en el ciclo anterior.

“Ahora hay que mirar al futuro -dice-, está la Copa América, también queremos clasificar al Mundial, ese es el objetivo, para eso trabajamos, para darle esa felicidad a todos los venezolanos”.

Hoy Rondón recuerda con alegría aquel verano en el que viajó a Portugal con más ilusión que otra cosa. “Muchos chamos hicimos eso, a veces hay que sacrificarse mucho y tener en mente el objetivo, siempre supe que tarde o temprano iba a llegar aquí”.

Y casi se le hace tarde porque hoy, a los 28 años de edad, la cuerda quizás solo le dé para jugar una eliminatoria. Pero eso a él poco le importa, después de años esperando, esa única oportunidad es más que suficiente.

Siguiente paso

Durante el último mercado de invierno, Mario Rondón estuvo cerca de llegar al Betis. La negociación finalmente no se cerró y el delantero clasificó a Europa League con su club mientras el cuadro español bajó a segunda lo que le hacer sentir aliviado al ver que tomó la mejor decisión.

Sin embargo, su anhelo de dar un paso más hacia adelante sigue intacto. “Mi sueño siempre fue jugar en la liga española o la inglesa, es un objetivo que casi se da cuando llegó lo del Betis”, recordó.

Su contrato con Nacional vence en mayo de 2016. “Por eso es probable que quieran venderme, más ahora que estoy siendo titular en la selección y que eso sube mi valor”. Es muy probable que en enero se siente a escuchar cualquier interés que llegue por él.

Por: Daniel Prat/Líder

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.