Inicio » Fútbol

“Chita”: Estoy convencido que se puede ir a un Mundial

8 octubre 2014 228 lecturas Sin Comentarios
Noel Sanvicente trabaja al frente de la vinotinto.

Noel Sanvicente trabaja al frente de la vinotinto. Foto: Reexon Escobar

Un señor bigotón, vestido de mono y chaqueta, cruza los brazos para observar con atención los entrenamientos de la selección venezolana. Es otoño en Madrid, pero no llueve y hay sol, sopla un viento frío, aunque no el suficiente como para ocultarse del aire libre.

A Vicente del Bosque, el técnico que sacó campeona a España en el mundial del 2010, no se le pasa por la mente en ese preciso instante que a ese equipo que le llaman la Vinotinto le ganaron 5-0 hace más de dos años en un juego amistoso en Málaga, eran otros tiempos.

Del Bosque observa concentrado las indicaciones que da el entrenador moreno, alto y de gorra a sus jugadores, unos muy jóvenes, hay un pelirrojo adelante y uno que reconoce: Salomón Rondón. No está Amorebieta, quien pudo jugar para él en una época en la que Piqué y Puyol eran indiscutibles.

Del Bosque no sabe que mientras él observa hay un fotógrafo venezolano tratando de enfocarlo desde lejos. Resulta toda una curiosidad que un técnico referencia como él se detenga a mirar el entrenamiento de otro que sueña con llevar por primera vez a un país a un mundial de fútbol.

Los canales de TV llegan a montones, la sala de prensa se abre y los micrófonos se encienden. Isco, jugador del Real Madrid y de la selección española hablará en unos minutos.

Frente a esas mismas instalaciones donde los medios españoles y agencias internacionales se amontonan para tomar las palabras del jugador. 19 de los futbolistas venezolanos hacen los estiramientos respectivos y salen en fila de una de las canchas de la sede de la Real Federación Española de fútbol, donde estarán trabajando por estos días y donde hasta ayer se concentró también la roja europea.

Así, rodeado del ambiente que goza la campeona del mundo, y después de tomarse la foto que le pide una pareja de venezolanos y apretar un par de manos, Noel Sanvicente habla con los únicos medios que quedan, sonríe, escucha con atención las preguntas y en cada respuesta se muestra optimista del porvenir.

— Más allá de que no habrá partidos ¿en qué se diferencia esta concentración de la gira asiática, cuál es el objetivo?

— Mejorar, creo que el primer partido entre Corea y Japón mejoramos muchísimo y todas esas fallas que tuvimos a lo mejor fueron por falta de trabajo, porque todo los jugadores no conocen la idea de uno, de cambiar, de ir a presionar, les pedí cosas que a lo mejor no venían haciendo y por eso no salió como uno quería, pero lo cierto es que el equipo cambió mucho de un partido a otro, y a veces el jugador se convence con trabajo, y aquí tendremos tiempo para hacerlo, de pedirles cosas y que ellos puedan responder.

— ¿Y qué se le pide al jugador?

— Tener movilidad, ser diferente dentro de la cancha, querer jugar, creo que la suerte te puede acompañar uno o dos partidos pero no te puede acompañar siempre, yo creo que cuando tú juegas bien, cuando uno trata y busca, las cosas te salen bien, y para tú poder clasificar tienes que ser totalmente diferente, no esperar a que te golpeen sino golpear primero, de eso se trata.

— ¿Qué encuentras en los nuevos jugadores?

— Muchas, muchas ganas y mucha juventud, en el primer entrenamiento se vieron muy entusiasmados, ahora queda de parte mía inculcarles que sí se puede, el futbolista tiene que pensar siempre que en su equipo deben destacar, para luego demostrarlo aquí en la selección.

— ¿Cuál es el objetivo a corto plazo?

— Mira yo lo dije y lo mantengo, vengo acá a buscar la clasificación, o es éxito o es fracaso, siempre me he puesto las cosas así, cada vez que estoy en un equipo así me planteo las cosas, a lo mejor muchos dicen que soy muy duro, pero bueno creo que uno tiene que tener los objetivos bien claros y estoy acá porque estoy convencido que se puede ir a un mundial.

— ¿Y la Copa América?

— Yo cambio las cosas que he logrado, los títulos que he ganado y la Copa América por la clasificación, esa es la mayor alegría que le puedo dar a los venezolanos, estar en un mundial.

— ¿Cómo ha sido el cambio en el día a día, pasar de entrenador de fútbol nacional a técnico de la Vinotinto?

— En el día a día creo que he subido de peso (risas), pasé de las canchas a las oficinas y eso es bastante difícil, pero trato de adaptarme rápidamente. Hoy estoy trabajando para dejar algo en la selección como lo he hecho siempre por donde he pasado, estoy trabajando en base a un proyecto, sobre todo en las asociaciones, tratando de dar un mensaje que dice que entre todos podemos cambiar nuestro fútbol, ya he visitado dos regiones, Vargas y Delta Amacuro, he estado hablando con los gobernadores, diciéndoles que mientras más canchas mejores jugadores y más jugadores van a salir, yo no sé cómo un jugador como Machís, que es de Delta Amacuro, puede ser profesional cuando allá no hay ni siquiera canchas, y bueno aquí estoy. Sí yo con mi presencia o hablando puedo ayudar a que el fútbol crezca lo voy a seguir haciendo.

— ¿Trabajar en Madrid ofrece aires diferentes? Imagino que tener a Vicente del Bosque observando los entrenamientos es una motivación extra.

— Sí y sobre todo cuando se te acerca gente como el presidente de la Federación española y te llama por tu nombre, te dice “¡suerte Noel!”. Es emocionante porque hay personas que no son nada y se agrandan con nada, y otras como éstas que lo han conseguido todo no tienen problema para acercarse y mostrarse sencillos.

— ¿Qué dice la familia con este nuevo proceso? ¿Tus hijos qué te dicen de tener como papá al DT de la Vinotinto?

— Yo creo que soy ahora mismo el hijo de todos. No solo son mis hijos, el fanático y el país me ven como una esperanza y yo tengo que estar a la altura de eso.

— ¿Y duermes bien?

— Sí, yo creo que una persona que está clara en lo que quiere y que además cuenta con un excelente cuerpo técnico, en donde todos los que trabajan contigo se dan al máximo, no tiene esos problemas, claro que anoche sí tuve problemas para dormir por el cambio de horario (risas).

Por: Carolina De Las Salas/Panorama

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.