Inicio » Fuera de Juego, Fútbol, Vinotinto

Las 2 historias de Andrés Ponce

28 septiembre 2013 325 lecturas Sin Comentarios
20130928-110926.jpg

Andrés Ponce brilló en el Sudamericano Sub 17.

¿Venezolano o colombiano? ¿De 16 años o de 18? PANORAMA conversó con Jaime Ponce, padre del delantero, y con Nelson Carrero, exseleccionador juvenil y abogado que lo denuncia.

“No debemos avalar una trampa porque en otros países lo hacen”: Nelson Carrero
Once de noviembre de 1994. En San Marcos, Colombia, Jaime Ponce y Nohemí Núñez tienen a su segundo hijo, Andrés, en el hospital de la localidad situado en el Departamento de Sucre. Años después, entran en Venezuela y reescriben la historia del futuro goleador de la sub 17.

Es la versión que manejan, entre otros, Nelson Carrero, exjugador, exseleccionador juvenil y abogado que hace la denuncia.

“Esto es un desorden que tenemos nosotros desde hace años. Yo no tengo nada en contra del jugador, ojalá hubiese sido venezolano. Yo no tengo comunicación directo con él”, recalcó el antiguo volante de contención, en conversación con este diario.

La primera vez que vio en un campo a Ponce, Carrero se quedó sorprendido. “Me dije ‘ese chamo sí juega’… pero ya me habían alertado de la documentación alterada (…) Más allá de la nacionalidad, la alteración de la edad es el gran problema. Jugó un campeonato sub 15 donde fue figura. Allí dijimos nosotros que él no tenía la edad”.

“Existe una cantidad de desajustes en la historia del fútbol venezolano. Richard Navas, el ‘Pocho’ Echenausi hijo, todos tuvieron problemas de documentación, pero se arreglaron. Más recientemente están los casos de (Moisés) Galezo en Barinas, (Víctor) Villarreal cuando lo tuve en Maracaibo, que decía que había nacido en ‘Santa Bárbara, estado Táchira’. Esto le ha hecho mucho daño al fútbol”.

“Alguien tiene que darle un ‘parao’ a esto”, insiste Carrero.

“El jugador (Ponce) nació en Colombia, y ojalá lo hubiesen naturalizado en Venezuela, porque hubiese sido lo legal y lo más sensato, no registrarlo como que nació en La Cañada. Eso lo sabía todo el mundo. A Ponce le arreglaron los papeles en 1999”, devela el abogado.

Es enfático el extimonel de la sub 20 criolla: “Es un secreto a voces, todo el mundo lo sabía”.

“Yo le dije a (el presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, Rafael) Esquivel que no lo llevaran al Mundial, porque iba a ser un problema para nosotros”, indica Carrero, que señala que la FVF fue engañada.

Apunta a los padres: “Dejen de utilizar al jugador no como deportista, sino como una máquina que produce plata. El mayor culpable es el papá. Se prestaron para esto (…) No debemos avalar una trampa porque en otros países lo hacen. No es así”.

“Si quieren pueden hacerle exámenes físicos”: Jaime Ponce

Once de noviembre de 1996. Venidos desde San Marcos, Colombia, Jaime Ponce y Nohemí Núñez tuvieron a su hijo Andrés en el sector rural de La Sibucara, en La Cañada de Urdaneta. Es lo que indica el progenitor del goleador, y lo avala con documentos que, tarde o temprano, mostrará.

“Estamos tranquilos. Cualquiera que saque algo, tendría que demostrarlo”, afirmó a este diario el padre del jugador del Deportivo Táchira. “Nosotros tenemos con qué defendernos, mostrando nuestros papeles. Si lo quieren demostrar, que lo hagan, tenemos para salir al frente y veremos quién tiene la razón”.

Pero, ante el revuelo creado primero por los dichos del directivo de la Federación Venezolana de Fútbol, Edgar “Popy” Morales, y ahora por el exseleccionador juvenil Nelson Carrero, ¿tienen pensado ejercer acciones legales?

“Hasta ahora, nuestros allegados, con más conocimientos, nos dicen que nos quedemos quietos, que mientras tanto todo no pasa de un comentario”, reitera Ponce padre. “Si nos obligan a demostrar lo que tenemos, mostraríamos los documentos. Vamos a ver con qué sale la gente, si tiene pruebas, si son verdaderas o son falsas. Nosotros esperamos y recibimos lo que nos toque”.

“Estamos bien, tranquilos, sabiendo que no hemos pecado, esperando que se dé lo mejor”.
Incluso, Jaime pide que se le hagan evaluaciones médicas para determinar su edad y así zanjar el asunto.

“La fecha oficial de nacimiento de Andrés es el 11 de noviembre de 1996, si quieren pueden hacerle exámenes físicos. Que lo hagan con la última tecnología”.

De orígenes humildes, los Ponce Núñez llegaron a Venezuela desde Colombia para trabajar como mano de obra en un sector de La Cañada. Allí tuvieron a Andrés, de acuerdo con el padre.

“Nació en una granja en La Sibucara, donde nosotros trabajábamos. Donde conseguíamos trabajo, allí nos quedábamos. Luego en 2001 nos venimos a la ciudad a vender chicha. Un paisano me comentó que lo mejor era trabajar en la ciudad, donde yo podría trabajar independientemente. Y lo acepté”.

Fuera del Mundial de Emiratos Árabes Unidos, luchando por su recuperación física y viendo comprometida su vida en el fútbol, Andrés Ponce espera por una resolución.

Un goleador bajo la lupa
Andrés Ponce salió a la palestra en el 2007. En el Mundialito organizado por el Unión Atlético Maracaibo, apareció como el delantero letal que ya apuntaba a lo que es hoy. Encabezó una generación que tenía también a Sleyker Schoonewolff y a Gian Luigi Di Martino como las grandes promesas del bicolor.

En el Suramericano sub 15 de 2011, celebrado en Uruguay, defendió los colores de Venezuela, marcando dos goles, contra Uruguay y Chile. Luego de eso, y con Fundauam, llegó a probar en el fútbol internacional con el AC Milan en Italia.

Su momento de mayor riqueza futbolística fue el Suramericano sub 17 celebrado en el 2013 en Argentina. Anotó siete goles en ocho partidos, llevando a Venezuela al subcampeonato, un puesto inédito en la historia de los torneos juveniles del país.

Desde enero de este año forma parte del Deportivo Táchira, con el que ya jugó en siete partidos durante la temporada 2012-13, como el juvenil que exige la Federación Venezolana de Fútbol. Una lesión sufrida en mayo lo mantiene en el dique seco, alejándole también, de manera oficial, del Mundial sub 17 de Emiratos Árabes Unidos.

Su altura (1,82 metros) y el regate, amén del salto y el cabeceo, le han permitido despuntar en el fútbol venezolano. El asunto es: ¿lo hizo aprovechándose de tener una edad superior?
Por: Humberto Perozo/Panorama

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.