Inicio » Eliminatorias, Fútbol, Vinotinto

Lucena será baja ante Colombia

8 noviembre 2011 333 lecturas Sin Comentarios

Franklin Lucena, quien disputó los dos primeros partidos, no estará en Barranquilla.

Franklin Lucena, quien disputó los dos primeros partidos, no estará en Barranquilla.

Franklin Lucena tendrá que mirar los toros desde la barrera el próximo viernes ante Colombia, partido que se disputará en Barranquilla por la tercera jornada de la eliminatoria suramericana para el Mundial de Brasil 2014. El volante llegó ayer a Maracaibo tocado debido a un golpe que sufrió el pasado domingo con el Caracas en la jornada 12 del Torneo Apertura, y los rayos X que se practicó revelaron un desgarre en la parte posterior del gemelo derecho.

“Mañana me realizaré otros exámenes y si vuelve a salir el mismo resultado ya sabemos lo que va a pasar”, lamentó Lucena, quien aseguró: “Si no puedo jugar ante Colombia, trataré de estar ante Bolivia en San Cristóbal”.

Y es que Lucena ha sido un caballito de batalla para el seleccionador César Farías, quien ahora tendrá que analizar cuál nombre será el más indicado para que acompañe a Tomás Rincón en la primera línea de volantes.

A simple vista, resaltan cono fuertes candidatos Juan Guerra y Julio Álvarez, ambos precisamente vienen de enfrentarse este fin de semana en la segunda división de España defendiendo los colores de Las Palmas y el Numancia, respectivamente.

Álvarez marcó desde los doce pasos para marcar la diferencia a favor de se equipo, en un encuentro donde Guerra no vio acción.

El capitalino debutó hace dos semanas en la liga y asegura que llega en buena condición física para estas dos fechas del premundial.

“Me siento bien y contento de estar acá. El grupo está muy unido y lo más importante no son los jugadores que estén en cancha, sino el resultado que podamos sacar de estos encuentros”, recalcó Guerra.

Álvarez, por su parte, se mostró satisfecho por el recibimiento de los marabinos. “Es muy importante que la gente te venga a apoyar en las prácticas”.

Sin embargo, ese apoyo atentó contra el desarrolló del primer trabajo de campo de la vinotinto en el estadio Pachencho Romero.

Los jugadores tuvieron que esperar una hora aproximadamente para poder bajarse del autobús, ya que no había suficiente seguridad que impidiera el paso de los aficionados para el camino que conduce a los camerinos.

Una vez en el campo, los criollos fueron aupados por los seguidores, que demostraron que Maracaibo extraña a una vinotinto que llegó a disputar hasta 21 encuentros en el Pachencho durante la ciclo de Richard Páez.

Pero a juzgar por el estado de deterioro de las instalaciones del recinto hace pensar que la selección nacional está lejos de disputar un partido en suelo marabino.

Por: Víctor Gómez/El Universal

LÍDER

Primer entrenamiento: Fanáticos 1 – Periodistas 0

Abajo, la grama pastosa. Al margen los periodistas, bordeando la tribuna sur. Arriba: dos banderas de Venezuela flanqueando la baranda y sobre ellas el desespero de miles de personas que gritaban –ay, qué angustia, qué nervio, qué ansiedad– por sus estrellas vinotinto en una tribuna principal colorida y festiva, a medio llenar.

El entrenamiento de la selección comenzó con una hora de retraso por el desorden que imperó en el estadio Pachencho Romero, de Maracaibo, donde un puñado de Guardias Nacionales y otro de Policías municipales hizo vista ante el desborde de furia emocionada y sin control de chicas, chamos, chamines y no tanto, que corrían y gritaban excitados cada vez que un futbolista conocido tocaba la pelota, o trotaba, o levantaba el pulgar.

Ante los juveniles, Farías alineó a Leo Morales; Alexander González, Grenddy Perozo, Andrés Túñez y Gabriel Cichero. Juan Guerra y Agnel Flores. “Chiki” Meza junto a un juvenil. Maldonado y Moreno. Nada más el jugador del Lens jugó ante Argentina ¿Casualidades del viaje y la llegada de los jugadores o un aviso de sus intenciones? Que lo diga Farías hoy en rueda de prensa.

En el césped maltratado el resultado fue 1 a 1. Afuera, luego del partidillo, los fanáticos, con sus autógrafos y fotos, derrotaron por la mínima a los periodistas, que tuvieron serios problemas para hacer su trabajo. El resultado es corto, incluso, si tomamos en cuenta que los fanáticos pasearon el campo y se divirtieron más, como si hubiesen goleado.

Por: Leo Felipe Campos

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.