Inicio » Fútbol, Primera División

Apostadores intentan “amañar” partidos en Venezuela

20 junio 2011 420 lecturas Sin Comentarios
El capitán Steimbach estaba al tanto de la situación.

El capitán Steimbach estaba al tanto de la situación.

El pasado lunes 21 de febrero fue el primer contacto. Un intermediario llamó a Gabriel Brandoni, preparador físico del Atlético Venezuela, para ofrecer pagar el equivalente a dos meses de sueldo a todo el equipo. A cambio, pedía que el partido del miércoles 1 de marzo, ante Carabobo, terminara con un resultado específico: a favor de los granates por tres goles, o más, de diferencia.

“Esto parece que siempre sucedió en el fútbol, pero es la primera vez que yo lo escucho. Esto normalmente se maneja muy por debajo de la luz”, relató, desde Argentina, el ex asistente del cuadro naranja, institución que en ese momento arrastraba una deuda cercana a los tres meses de sueldos.

Indignado, el preparador se negó a aceptar la propuesta. “Me dijeron que entonces iban a llamar al capitán. Ahí me di cuenta que iban en serio”. El intermediario contactó entonces a Antonio Steimbach y le ofreció el negocio.

El martes, Brandoni se lo contó al técnico naranja, Edson Rodríguez, e intentó hablar con el grupo, que ese día partía a Valera para enfrentar a Trujillanos. “Todo eso incomodó a muchos en el equipo”, admitió Kleudes García, otro miembro del plantel.

El preparador argentino, que tenía pautado viajar al día siguiente, subió al autobús que debía salir desde Montalbán.

“Pero noté que faltaban jugadores, entre ellos Steimbach, y eso me generó algunas dudas. Pensé que quizás podían estar cuadrando algún arreglo”. Sin embargo, “luego Steimbach me aseguró que él no aceptó el dinero”.

El equipo finalmente viajó a Valera y perdió con Trujillanos por 3-0, en el choque previo al de Carabobo. El jueves, Rodríguez dio día libre así que no fue hasta el viernes que el grupo volvió a reunirse. Edson ya estaba al tanto de la situación, por lo que se planteó renunciar. Según contó otro de los jugadores, que prefirió guardar su nombre, el técnico afirmó que si alguien estaba pensando en aceptar la oferta él dejaría su cargo de inmediato.

Fue entonces que el resto del plantel se enteró de la situación. El capitán Steimbach les explicó de qué se trataba.

“Era relacionado con apuestas, el que me llamó era venezolano, lo sé por su acento”.

¿Tenía que ver con apuestas dentro del país? “No, por lo que me explicó era algo más grande”, relató Brandoni. Su versión coincide con lo que contó el capitán a la plantilla: se trataba de un sistema de apuestas internacional.

“Por eso nos pedían que la diferencia fuera de tres goles”, explicó uno de los jugadores, que también prefirió guardar su nombre.

Derrota con dudas

Si bien Atlético Venezuela había transitado la temporada, hasta ese momento, con varios tropiezos, el equipo nunca había encajado más de cuatro tantos. Sólo El Vigía, Estudiantes y Táchira les habían podido golear.

Pero llegó aquella tarde ante Carabobo y, pese a que el grupo había decidido negarse a recibir el dinero, al comienzo del segundo tiempo el resultado ya era el que querían los apostadores: 3-0 a favor de los de Valencia.

“No es que le esté echando la culpa, pero ese día nuestro portero tuvo errores groseros, errores técnicos”, argumentó el preparador físico.

En contra de un posible amaño se dieron dos jugadas: el disparo al travesaño de Carlos Pineda y el gol que anotó Kleudes García, en el minuto 54, luego de aprovechar un pase de Yaquino Celli. Ese gol, Kleudes lo celebró solo, aunque el delantero no cree que aquello sea un indicio. “Estábamos perdiendo 3-0”, argumentó García.

Lo que sí le generó dudas fue la actitud general ante la derrota: “Al equipo no le vi ganas de levantar un 3-0”. Hasta ese momento, el plan de los apostadores estuvo en peligro, pero dos contragolpes agarraron en clara inferioridad numérica a la defensa local, los cuales significaron el 5-1 definitivo, un resultado que sí coincidía con los intereses de quienes intentaron amañar el encuentro.

“Teníamos que perder porque no jugamos a nada hoy. No fuimos el equipo que venía jugando bien”, declaró Edson Rodríguez a Meridiano Televisión justo después del partido. Dos jornadas antes, ese mismo equipo había sorprendido en ese estadio a Táchira ­que luego sería campeón-, al vencerlo por 3-2. En su declaración, el técnico también se quejó del primer gol rival, el cual, en su parecer, debió ser anulado por fuera de juego.

En su cabeza había dudas, aunque no tenía pruebas en la mano. Al día siguiente, García contó que Rodríguez reunió a la plantilla y dijo que “tenía razones para pensar que hubo gente que jugó para perder”, sin señalar en específico a nadie.

Para Brandoni también fue un mal partido, aunque asegura que “el discurso de los jugadores antes de salir a jugar era el de salir a ganar. Todos, incluso Steimbach (que recibió la llamada), no parecían haber jugado para perder”.

En efecto, el defensor de origen brasilero fue al cierre en tres de los cincos goles y, a pesar de su esfuerzo, la pelota terminó entrando. “Nadie iba a decir que agarró la plata”, aseguró Kleudes.

“El equipo completo dijo que no iba a aceptar, pero si van a pagarle a uno aparte, no iba a ser a mí que soy delantero, es más fácil decirle a un defensa”, prosiguió el jugador, que también tiene dudas.

Luego de aquel partido el grupo no volvió a saber de los apostadores. “No sé decirte si alguien aceptó. Si lo hizo, igual después todos los partidos fueron similares”, contó Kleudes.

Atlético Venezuela no volvió a ganar más nunca y se fue directo a Segunda División. Brandoni renunció de inmediato: “No nos pagaban, yo ya estaba cansado y esa fue la gota que derramó el vaso”.

Hoy, el argentino sigue con inquietudes sobre el tema, tantas que hasta pensó luego si debía dar su versión. “Incluso tú me llamas y yo puedo creer que se trata de un amigo de los que me llamaron aquel día”, dijo.

“Yo también quisiera aclarar qué pasó, aunque me dicen que el grupo nunca aceptó”. Sin embargo, la duda le sigue rondando, como si fuera una fastidiosa mosca que zumba por su oreja.

Por: Daniel Prat/El Nacional

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.