Inicio » Béisbol, Deporte aficionado, Fuera de Juego

Estadios de PL en el Zulia se caen a pedazo

17 septiembre 2010 830 lecturas Sin Comentarios

“Nuestro mayor temor es que se desplome el techo de las tribunas, en medio de un partido, y aplaste a los representantes que vienen a ver jugar a sus hijos”. La expresión es de Marisela Chinchilla, vocal de la directiva de la Pequeña Liga La Paz, quien teme por la seguridad de los usuarios del estadio de béisbol del complejo Niños Cantores del Zulia, el parque más grande de la ciudad después del “Luis Aparicio”.

La instalación, que es sede de este circuito, fue la meca del movimiento de las Pequeñas Ligas en otros tiempos después de su inauguración en 1981.

Grandes acontecimientos de la pelota menor lo llevaron al más grande esplendor hasta mediados de la década pasada, cuando la falta de recursos para su mantenimiento, lo llevó al abandono casi total.

Hoy sólo queda el recuerdo de aquella época y sobrevive gracias al entusiasmo de padres, representantes, técnicos y peloteros que lo mantienen a fuerza de voluntad.

“Estas paredes se sostienen por la bulla de los niños y gracias a que fue bien hecho, pero ya no es mucho lo que aguantarán si no le meten la mano pronto”, dijo Carlos Delgado, presidente de la liga.

Recalcó que las filtraciones en el techo de las tribunas están socavando las losas de concreto que, en cualquier momento, pueden comenzar a desprenderse.

“Tampoco tenemos alumbrado porque se robaron los cables de las torres, los baños están clausurados y la inseguridad permite a los ladrones saquear cada vez que se les antoje”, puntualizó.

Carlos Rincón, coordinador deportivo del Instituto Niños Cantores, adujo que la Arquidiócesis de Maracaibo no cuenta con los recursos económicos para acometer el mantenimiento mayor de la obra.

“Durante los cinco años que tengo acá se han gestionado peticiones a la Gobernación, Alcaldía y al Ejecutivo nacional para realizarle mejoras al complejo, pero ninguna ha prosperado”, subrayó.

El “Edgar Ferrer” en ruinas

El estadio Edgar Ferrer, sede de la Pequeña Liga Cacique Mara, en San Miguel, sigue esperando por la prometida remodelación, que lo mantiene en ruinas desde enero pasado.

Lenín Rodríguez, entrenador de la categoría infantil, señaló que los atletas están emigrando a otras organizaciones “porque se cansaron de no jugar”.

“Muchos siguen esperando que arreglen el estadio, pero la paciencia se está agotando y otros, simplemente, se retiraron del béisbol”, agregó.

El Imdeprec desmanteló la estructura a principios de año, trabajaron hasta marzo y luego se paralizó hasta hoy.

Por: Luis Bravo/Panorama

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.