Inicio » Boxeo, Fuera de Juego

Caso Valero: Exhumación y más pruebas

14 mayo 2010 2.618 lecturas Sin Comentarios
El cadáver de Edwin Valero fue analizado por expertos.

El cadáver de Edwin Valero fue analizado por expertos. Foto: Nelson Pulido

Los padres del fallecido campeón mundial de boxeo Edwin Valero, Domingo Antonio Valero y Eloíza Vivas, salieron conformes ayer del cementerio Cristo Rey de El Vigía, estado Mérida, luego de que se realizara un largo y delicado procedimiento de exhumación al púgil merideño, el cual tardó tres horas y media. 

La segunda autopsia que se le practicó desde que falleció el pasado 19 de abril al presuntamente suicidarse en la cárcel, después de asesinar a su esposa Jennifer Carolina en Valencia, fue guiada por la Fiscalía General de la República, en representación de los fiscales 66° de competencia nacional, Luis Palmares, quien comanda el caso Valero; el 7° de Mérida, Gustavo Araque; la 11ª, Rita Velasco; y la jueza 4ª del Tribunal de control, Tamara Puente.

La cuarteta supervisó al patólogo Boris Bossio, una eminencia en el área, quien conjuntamente con dos colegas realizaron la minuciosa revisión del cadáver. En el sitio se vio una unidad móvil del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y  Criminalísticas (Cicpc) y personal técnico de la institución. Denotó un proceso serio y sin vicios con el fin de que la Fiscalía le ofrezca una respuesta oportuna a los Valero Vivas, que pidieron la exhumación, porque insisten en que el boxeador no se suicidó, sino que lo mataron.

“Me siento conforme con lo que hicieron las autoridades. Voy a confiar y a respetar la respuesta que nos dé la Fiscalía. El señor Araque (fiscal 7°) me dijo que entre ocho a doce días dirán los resultados de la exhumación para saber si lo mataron. Luego de esto me siento tranquilo y sólo hay que esperar. De verdad que la Fiscalía hizo un tremendo trabajo ayer”, afirmó el papá de Valero, quien durante el evento participó para reconocer el cadáver y luego fue alejado unos metros del ataúd.

El acto estaba previsto para las 10:30 de la mañana, pero mientras llegaban las autoridades arrancó a las 12:00 del mediodía y finalizó a las 3:30 de la tarde. En el momento de subir el féretro a la superficie se tuvo que sacar agua del hueco, pues había humedad, brutal calor y lluvia consistente.

Una vez que destaparon la urna salió un fuerte mal olor. Bossio empezó la inspección ocular y posterior chequeo del cuerpo. La urna no se visualizó. Estaba tapada por dos toldos y forrada de bolsas plásticas negras. En la parte final, la Policía de Mérida llevó otro ataúd para sacar el cuerpo de Valero del que lo desenterraron.

Pruebas recogidas

El fiscal superior del estado Mérida, Jesús Belucchi, fue la única autoridad que habló a los medios de comunicación, ya que no tuvieron acceso por órdenes de la Fiscalía debido a la investigación.

“Se hicieron pruebas de los restos mortales y se evaluaron en un laboratorio móvil forense del Cicpc (estaba en el lugar). Algunas de las muestras se revisarán en Caracas, otras en Mérida, por medio de la medicatura forense”, señaló Belucci.

Arma homicida estaría en la camioneta y sería un cortaúñas

Las investigaciones que se llevan en el caso del suicidio de Valero y del asesinato de Jennifer Carolina pudiera esclarecerse con el arma homicida.

“Valero subió y bajó varias veces en la noche e iba para la camioneta (Machito). Consumía cocaína y subía a la habitación donde estaba Jennifer. La autopsia y la escena del crimen, además de cómo consiguieron a Jennifer (boca abajo), indican que no fue ni un bisturí ni un cuchillo, el arma blanca fue otra. Por las heridas que tenía en el cuello en forma de pico, de enganche, como si fuera un cortaúñas. Una de las personas que realizó la autopsia cree que fue con esa arma”, dijo una fuente ligada a la familia Vieira.

Se supo que en el carro, en la consola de la camioneta, se encontraron siete envoltorios de cocaína, que totalizaban siete gramos. Al lado de los paquetes estaba un cortaúñas que sirvió para que Valero aparentemente consumiera. También se encontró una laptop y una maleta roja que contenía ropa de Jennifer.

Por otra parte, Antonio Valero reveló: “Tres o cuatro días antes de su muerte, Edwin me dijo que tenía una póliza de seguro de vida para él y para sus hijos. También se lo dijo a un gran amigo de los dos, que tuviéramos cuidado porque lo querían matar, pero no sabía quién tenía la póliza si el CMB o un promotor de él”, aseguró.

Por: Jhonny González/Líder

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.