Inicio » Boxeo, Fuera de Juego

Valero se ahorcó en la cárcel (video)

19 abril 2010 2.920 lecturas Sin Comentarios

El boxeador Edwin Valero se quitó la vida este lunes al colgarse, con su propio pantalón, de los barrotes de la celda en la que estaba detenido en la sede de la Policía de Carabobo. Después de confesarse culpable de matar a su esposa Jennifer de Valero, el pugilista se quitó la vida. Enlapizarra.com nuevamente les presenta la recopilación de lo que han presentado los principales medios en relación con uno de los peores dramas que involucra a una figura pública venezolana.

LÍDER

A la 1:30 am de esta madrugada del 19 de abril de 2010, Edwin “El Inca” Valero puso fin a su vida, al ahorcarse en la celda en la que era retenido por el homicidio de su esposa Jennifer Carolina Viera, cometido la madrugada de ayer en el Hotel Intercontinental de Valencia.

Así lo confirmaron Eloísa Vivas, madre del campeón mundial ligero de la CMB, vía telefónica a nuestra redacción; y luego las autoridades policiales.

Valero, quien a las 6:00 am del domingo había sido detenido tras confesar haber asesinado a su esposa de 24 años, esperaba la acusación formal del Ministerio Público por el asesinato y su privativa de libertad.

El director general del CICPC, Wilmer Flores Trosel, anunció oficialmente que el deceso se produjo en la celda donde estaba retenido Valero. “Usó su propia ropa, teniendo como apoyo la propia reja de la celda. Fue alentado por otro recluso para que terminara con su vida. Falleció por asfixia mecánica”, dijo a la prensa el funcionario.

Según el informe de Flores Trosel, los efectivos de guardia escucharon escándalo en los calabozos y, al llegar, encontraron a Valero aún con signos vitales, pero al instante falleció. Los fiscales e integrantes del CICPC realizan las investigaciones en la escena del crimen.

Flores Trosel anunció también que aún no se ha encontrado el arma homicida, que quitó la vida a Jeniffer Carolina Vivas la madrugada del domingo. “Seguimos realizando la investigación en el hotel para dar con su paradero”, comentó.

El merideño puso fin así a varios meses de controversia en torno a su círculo familiar, luego de recibir acusaciones de maltrato físico a su esposa, madre y hermana.

“Pedí que no lo dejaran salir”

José Castillo, manager de Edwin Valero, lamentó la muerte del boxeador y de su esposa. Aseguró que las autoridades venezolanas manejaron mal la situación.

“Es una pérdida invalorable para el mundo del boxeo. Estoy sin palabras, muy triste. Lamento que la situación se haya manejado mal por parte de las autoridades venezolanas. Pedí que no lo dejaran salir del centro donde lo habían retenido en Mérida, hasta poder concretar su traslado al exterior para su rehabilitación”, comentó.

Castillo, quien también expresó profundo dolor por la muerte de la esposa de Valero, comentó que ya estaban trabajando en dos opciones para la rehabilitación: solicitar la visa médica para llevarlo a Estados Unidos, o ir a México.

“La última vez que hablé con él estaba dispuesto a rehabilitarse. Lamento profundamente todo lo sucedido”, finalizó en conversación con Globovisión.

“Es una gran tragedia de verdad. Me siento muy mal. Tenía años conociendo a Edwin y a su esposa. Deben investigar a las autoridades que tuvieron involucradas en este caso, que dejaron a la pareja sola en su casa. Deben hacer algo”, dijo Castillo vía telefónica.

Rubén Lugo, jefe del CICPC del estado Carabobo, ordenó un interrogatoria a los oficiales que fueron asignados para la custodia del boxeador en la celda número cuatro de la Comandancia de la Policía de Carabobo.

Extraoficialmente, se conoció que se habría ahorcado con su propio pantalón.

ASÍ SUCEDIERON LOS HECHOS

12:00 m (17 de abril): Valero y su esposa emprendieron viaje desde Mérida a Valencia en una camioneta “Machito” alquilada, presuntamente el púgil estaba bajo los efectos del alcohol, según se conoció extraoficialmente por fuentes cercanas a la familia.

11:30 pm (17 de abril): Valero y su esposa Jennifer llegaron al Hotel Intercontinental de Valencia, solicitando una habitación por toda la noche.

4:00 am (18 de abril): Según fuentes policiales y las primeras investigaciones, el crimen se cometió a esta hora de la madrugada.

5:30 am (18 de abril): Valero bajó al lobby del hotel para anunciar en la recepción que su esposa está muerta, asumiendo la culpa.

6:00 am (18 de abril): Efectivos de la Policía de Carabobo llegaron al hotel y detuvieron al boxeador, sin mayor resistencia.

6:30 am (18 de abril): Valero es trasladado a la comandancia general de la Policía de Carabobo.

2:00 pm (18 de abril): El ministerio público designa a los fiscales encargados del caso.

1:30 am (19 de abril): Valero es hallado muerto en su celda luego de ahorcarse.

4:00 am (19 de abril): El cadáver de Valero ingresó a la morgue de Valencia.

AP

Edwin Valero, el boxeador venezolano que se erigió campeón mundial ligero y en su pecho llevaba tatuada la imagen del presidente Hugo Chávez, se suicidó durante la madrugada del lunes en su celda tras ser detenido en la víspera por el presunto asesinato de su esposa, informó la policía.

Valero, de 28 años, fue encontrado ahorcado en los calabozos de la policía del estado de Carabobo, donde permanecía detenido desde el domingo, dijo el comisario Wilmer Flores Trosel, director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

El jefe policial relató que los agentes encontraron el cuerpo del boxeador colgado de la reja de la celda “utilizando para ello sus propias prendas de vestir”.

Indicó que un compañero de celda encontró a Valero y alertó a las autoridades.

“Es bajado por los funcionarios porque todavía presentaba, según versiones policiales, signos vitales, pero posteriormente pierde la vida por asfixia mecánica, por ahorcamiento”, señaló Flores Trosel.

La esposa del púgil, Jennifer Carolina Viera, fue encontrada muerta y con varias heridas de arma blanca la madrugada del domingo en una de las habitaciones del Hotel Intercontinental de la ciudad centro costera de Valencia, donde se había hospedado junto a Valero. La pareja dejó huérfanos a dos niños de 8 y 6 años.

El jefe policial señaló que las autoridades han recolectado una serie de evidencias y versiones de testigos, incluyendo la del propio boxeador, quien reconoció “la autoría en relación a la muerte de su joven esposa de 24 años”.

Agregó que hasta el momento los cuerpos policiales no han localizado el arma que ocasionó el deceso de Viera.

“No hay que echarle culpa ni responsabilidades a nadie. Únicamente él fue el responsable… No acató la ayuda que el mismo gobierno le dio”, dijo consternada la abogada del púgil, Milda Mora.

Señaló que Valero perdió el 9 de abril un vuelo en la localidad suroccidental de El Vigia que lo traería hasta Caracas para posteriormente viajar, con el apoyo de una fundación estatal, a Cuba para someterse a un tratamiento de desintoxicación por drogas.

“Tenía custodia policial para evitar cualquier cosa, y evadió a los funcionarios policiales. Les dijo que iba un momentico hasta el pueblo (El Vigía), que ya venía y se perdió, no se supo de él hasta ayer en la madrugada que se supo que él había matado a la esposa”, dijo Mora en una entrevista con la AP.

La abogada indicó que el manejador del boxeador logró hablar con Valero luego de ser detenido y lo encontró “muy mal… y sospechábamos, quienes estábamos muy cerca de él y lo conocíamos, que podía haber un desenlace de este tipo porque cuando él entrara en conciencia de lo que realmente había hecho él no iba a soportar no estar cerca de Carolina”.

Mora dijo que para evitar que el boxeador se suicidara en la cárcel le quitaron la chaqueta que llevaba y los cordones de sus zapatos, pero “lo hizo con el mono (pantalón deportivo) que cargaba”.

Las muertes se producen semanas después de que Viera fue recluida en un hospital de la ciudad suroccidental de Mérida tras presentar una fractura en una costilla, que según versiones de algunos medios locales, fue ocasionada por una golpiza que le propinó Valero.

Mora negó esa información y aseguró que la cónyuge del deportista resultó herida al caer de una escalera cuando estaba revisando un tanque de agua en su casa.

Valero estuvo internado entre finales de marzo e inicios de este mes en un centro de rehabilitación de Mérida por decisión de un tribunal local, que lo procesó tras una riña que tuvo con una médico y una enfermera en un hospital de esa localidad, donde estaba hospitalizada su esposa por heridas sufridas en un incidente, según informó Mora.

Mora dijo entonces a la AP que, tras el incidente en el hospital, el púgil fue detenido el 25 de marzo hasta que el tribunal que lleva su caso acordó su reclusión temporal, bajo vigilancia policial, en un hospital psiquiátrico para someterlo a una rehabilitación.

La medida se tomó luego que una prueba toxicológica “salió positiva en cuanto a alcohol y psicotrópico”.

Tras pasar nueve días internado en un hospital de Mérida Valero salió en libertad provisional el 7 de abril después que dos personas cercanas al púgil pagaron una millonaria fianza.

“Yo le pedí a las autoridades que no lo dejaran salir”, dijo el lunes el manager del boxeador, José Castillo. “Necesitaba mucha ayuda. Estaba muy mal de la cabeza, fuera de sí, pero lo dejaron salir. Fueron muy permisivos con él y por eso ahora estamos en medio de esta tragedia”.

A raíz del altercado en el hospital, Valero fue imputado por la Fiscalía por los delitos de acoso y hostigamiento contra su esposa, además de amenaza laboral hacia una médico y una enfermera y resistencia a la autoridad por reñir con unos policías, según Mora.

Un tribunal local posteriormente decidió que hiciese frente al proceso judicial en libertad condicional. El juez que lleva el caso acordó que el púgil se presentase cada 90 días en el tribunal y participara a las autoridades si tenía previsto salir del país.

Valero ostentaba una foja invicta, con 27 victorias, todas antes del límite.

Durante su carrera abundaron los episodios de violencia y abuso de alcohol y drogas.

No pudo obtener una visa a Estados Unidos por una acusación de manejar alcoholizado en Texas, aunque siempre ha dicho que se la negaron por su apoyo al presidente venezolano Hugo Chávez.

Sin visa para pelear en Estados Unidos, Valero había quedado marginado de disputar peleas más lucrativas.

Además, tuvo un accidente grave de motocicleta en febrero de 2001, cuando sufrió una fractura de cráneo y que requirió una operación para remover un coágulo sanguíneo. Esto llevó a que no pasara un examen previo a una pelea en Nueva York y que fuera suspendido de manera indefinida de pelear en Estados Unidos.

Saltó a la fama cuando ganó sus 18 primeras peleas, todas en el prrimer asalto.

Valero atrapó el título con un nocaut técnico en el segundo round frente a Antonio Pitalúa en abril de 2009. Su última pelea fue en febrero pasado cuando venció a Antonio DeMarco en la ciudad mexicana de Monterrey.

El presidente del CMB José Sulaimán declaró la víspera a la AP desde México que Valero renunció a su título, ya que quería subir de división, por lo que el organismo declaró su condición de campeón “en receso”.

BBC MUNDO

El boxeador peso ligero de Venezuela, Edwin Valero, fue encontrado muerto este lunes en su celda un día después de ser arrestado por el asesinato de su esposa.

El campeón peso ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) se ahorcó utilizando sus propias prendas de vestir, según indicaron las autoridades.

Valero fue detenido el domingo después de que encontraran el cuerpo de Jennifer Viera en un hotel en la ciudad de Valencia con heridas de arma blanca. El púgil aparentemente había confesado ser el culpable.

Apodado “el Inca”, Valero era famoso por su contundente pegada -27 nocáuts en 27 peleas- y por tener el rostro del presidente de Venezuela Hugo Chávez tatuado en el pecho.

Su estilo explosivo y característica de siempre brindar un gran espectáculo le ganó gran popularidad dentro y fuera de su país.

“Era extraordinario. Un boxeador, campeón mundial y golpeador”, dijo a BBC Mundo José Sulaimán, presidente del CMB. “Me siento muy triste y conmocionado porque lo conocí de cerca”.

Problemas

Era extraordinario. Un boxeador, campeón mundial y golpeador. Me siento muy triste y conmocionado porque lo conocí de cerca

José Sulaimán, presidente del CMB

Sin embargo, Valero tenía varios problemas físicos y emocionales que entorpecieron su fulgurante carrera.

Un accidente de motocicleta le causó traumas cerebrales que fueron la causa de que se le negara una licencia para boxear en Estados Unidos.

En lo personal, manifestó problemas de alcoholismo, drogadicción y violencia doméstica.

En Texas, EE.UU., fue acusado de conducir bajo estado de ebriedad, otra de las razones citadas para que no se le otorgara una visa para pelear en ese país.

Todos sus combates se realizaron en Asia o América Latina.

“Le falló Estados Unidos”, insistió José Sulaimán, “que le negó la visa y así la fórmula para una pelea significativa y una gran carrera”.

Había sido denunciado en varias ocasiones por haber golpeado a su madre y a su hermana tras discusiones familiares y, en marzo pasado, su esposa fue hospitalizada con fracturas de costilla después de una golpiza que le propinó el púgil.

Valero inclusive fue acusado de ir hasta el hospital para hostigar a su mujer y amenazar a los médicos y enfermeras que la estaban tratando.

El Consejo Mundial de Boxeo lo declaró “campeón en receso” y se le dio un ultimátum para seguir un tratamiento de rehabilitación y un régimen de presentación ante las autoridades cada 90 días.

Durante una salida condicional fue que llevó a su esposa al hotel en Valencia donde se dieron los incidentes sangrientos.

“Obligación”

Edwin Valero era un boxeador explosivo de pegada contundente.

Entendidos del mundo del boxeo señalan que el boxeador se dejó llevar por situaciones en su vida personal que no pudo manejar.

No obstante, José Sulaimán dijo a BBC Mundo que todos los que conformaban su entorno tenían cartas en el asunto.

“Tuvimos la obligación de apoyarlo y de ayudarlo. La gente cercana a él debimos haber tomado pasos y no lo hicimos”, concluyó la autoridad del boxeo mundial.

Curiosamente, el suicidio de Valero es el tercero entre púgiles destacados en los últimos meses.

Alexis Argüello, triple campeón mundial de Nicaragua y alcalde de la capital de ese país, Managua, fue encontrado muerto de un disparo al pecho en julio del año pasado.

Semanas más tarde, el estadounidense Arturo Gatti fue encontrado estrangulado en Brasil. Su esposa fue arrestada como principal sospechosa, pero luego las autoridades determinaron que se trató de un suicidio.

ESPNDEPORTES

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.