Inicio » Béisbol, Fuera de Juego, LVBP

Revendedor cuenta todos los detalles del “negocio”

6 enero 2011 491 lecturas Sin Comentarios

Parecen un fanático más. Están a merced del sol y el calor marabino, desde tempranas horas de la mañana. Rondan las taquillas del estadio Luis Aparicio el “Grande” aunque, a diferencia del resto, ellos ya tienen su entrada, o mejor dicho, varias de ellas. Son los revendedores, un flagelo que afecta el deporte profesional en cada una de sus disciplinas.

La reventa de entradas se ha convertido en un mal de cada taquilla en el béisbol venezolano. Las Águilas del Zulia no podían ser la excepción y al menos medio centenar de revendedores plenan las instalaciones del coso marabino en busca de su “resuelve” a costillas de los fanáticos más desesperados.

“Nosotros somos 30 revendedores, quienes llevamos toda la vida en este negocio. Poco a poco se han agregado más, hasta llegar a 50, pero cada uno sabe quién es quién. Desde ya te adelanto que esto es un negocio que no se puede acabar así como así”, explicó “Carlos”, un revendedor que reveló los detalles de las transacciones a La Verdad, aunque resguardamos su nombre por seguridad.

“Nuestro negocio es con las taquilleras, no con Águilas ni con sus gerentes. Por cada entrada, cada taquillera recibe 10 bolívares y son mínimo 30 las que pide cada revendedor. Algunos superan las 100 entradas. Imagínate lo que les queda a ellas. Es un negocio bastante lucrativo. Nosotros a veces vemos de ganancia hasta dos mil bolívares, por juego”.

“Carlos” detalla que las taquilleras amontonan los pedidos de 10 en 10, hasta que llegan a la cifra solicitada. Luego, con ayuda de los policías, entregan el lote de entradas a los revendedores, quienes invierten hasta miles de bolívares en su cometido.

“Con un solo revendedor, ellas podrían ganar hasta 250 diarios. Cuarenta por ciento de la ganancia de las sillas numeradas va para las taquilleras. Ellas reciben eso y nosotros, como mínimo, le aumentamos un 30 por ciento a la reventa, lo que nos genera mayor ganancia”, aseguró “Carlos”.

Límites

En la reventa de entradas, todos ganan a excepción de la fanaticada. Sin embargo, el desenfreno en las taquillas tiene un límite cuando se trata del “pase” de tiques.

“De sillas numeradas, sólo puedes comprar 50. Sin embargo, de gradas y laterales te venden hasta 200 entradas. De ahí es que sacamos mayor provecho. Ninguna entrada de esas se venden por debajo de 100 bolívares”.

Hasta el Ministerio del Deporte tiene su cuota “negra”. “Carlos” explica que esas entradas de cortesía, destinadas a una zona privilegiada para la comitiva, las obtiene a un precio oscilante entre los 40 y 50 bolívares y las revende en 150.

Complicidad

La vista gorda de los efectivos policiales no sólo permite la venta libre de entradas a los revendedores, sino que además se aprovechan de la situación cobrando una “vacuna” para permitirles su andar sin preocupaciones.

“Si no nos decomisan las entradas y nos &39;ruletean&39;, debemos cancelarle a cada policía 50 bolívares cuando ya cerramos las ventas. Así ven ganancias también, porque somos muchos en esto. Es una red muy grande de corrupción”.

“Carlos” agregó que no siempre hay ganancias en esto. Que se ven pérdidas, porque hay fanáticos que se rehúsan a los precios, pero que por los momentos, con Águilas enrachadas y en postemporada, hará su “agosto” más de uno con la reventa.

En cifras

  • 40 por ciento de las ganancias de las sillas le queda a las taquilleras del estadio Luis Aparicio.
  • 2 mil bolívares fuertes ganaría un revendedor al día, en caso de tener la suerte de vender su lote.
  • 50 bolívares fuertes cobran los efectivos policiales como “vacuna”, para los revendedores al final de su jornada.

A la sombra

Luego de una redada el martes, que decomisó más de 200 entradas y detuvo a 30 revendedores, la reventa en el Luis Aparicio estuvo sigilosa. Los revendedores plenaban el final de las colas, aprovechando la poca presencia de policía. Sin embargo, el movimiento regresó a su andar a medida que se acercaba el inicio del juego.

Por: Daniel Villalobos/La Verdad

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.