Inicio » Empresas

Al Calor del Deporte: Las Caras de Farías

8 septiembre 2010 1.210 lecturas 3 Comentarios

Nueva Cádiz Fútbol Club fue un equipo de fútbol de Venezuela fundado en 1993 con base en la ciudad de Cumaná. El equipo nació en 1993 y desde ese momento dirigido por César Farías, Nueva Cádiz comenzó disputando partidos en la categoría sub17.

En 1996  ingresa el delantero/mediocampista Juan Arango. Al año siguiente se titulan campeones de la sub20, logrando ascender a la temporada 1997/1998 de la segunda división venezolana donde consiguen el pase directo a la primera división al obtener el título.

En la temporada 1998/1999 quedan en el noveno puesto del Torneo Apertura. En 1999, antes del comienzo del Clausura, la directiva del Nueva Cádiz FC decide mudar la sede del equipo de Cumaná a Maracaibo, cambiando el nombre a Zulianos Fútbol Club, aunque manteniendo a César Farías como director técnico.

Debido a un convenio de Zulianos FC con Unión Atlético Maracaibo en la temporada 2002/2003 para el puesto en primera división, que había ganado Zulianos, se decide otorgárselo al UAM, quedando Zulianos nuevamente en la segunda división.

Quería comenzar con un poco de historia, para refrescar la memoria de nuestros lectores con respecto a este personaje que, en su trayectoria, ha dirigido aparte de Nueva Cadiz y Zulianos, equipos como Trujillanos, Deportivo Táchira, Mineros de Guayana, cerrando a nivel de clubes con el Deportivo Anzóategui.

Pasando por gobiernos desde Francisco Javier Arias Cárdenas, Giancarlo Di Martino, siguiendo con Ronald Blanco, Francisco Rangel, hasta llegar a Tared William Saad, todos ellos en la actualidad con el oficialismo.

César Farías es un hombre preparado y estudioso del fútbol, que se graduó de entrenador en 1993 a los 20 años de edad, ha realizado pasantías en oncenas como Vasco de Gama, Flamengo, River Plate, Junior de Barranquilla, Milán, entre otros.

FARÍAS EN MARACAIBO

A comienzos del mes de enero de 1999, luego de la partida del Atlético Zulia a Mérida. Se le presenta la alternativa a la oncena de Nueva Cádiz de venir a tierras zulianas por el poco apoyo ofrecido por los entes gubernamentales de Cumaná.

Esta llegada se canaliza, gracias a las gestiones de Guillermo Gallardo, Juan Francisco Jiménez (Guerreros del Zulia en fútbol de salón), Leoncio Lima y el actual Secretario de Deportes del Zulia, Oslando Muñoz, todos ellos con importantes contactos en el gobierno de Arias Cárdenas.

En ese equipo venían jugadores como: Juan Arango, Leo Morales, Alexis Chirinos, Leandro Sequera, Pablo Rosas y Alexander Rondón. En ese instante César Farías era el técnico más joven de Venezuela con 26 años de edad y tuve la oportunidad de ser el primero en entrevistarlo luego de su llegada a Maracaibo en los apartamentos de las Torres del Saladillo, que se encuentran en el centro de la ciudad, y mencionaba lo siguiente:

“Vengo a trabajar con mucha humildad en Maracaibo y espero que las cosas nos salgan de manera positiva en nuestra nueva casa. A pesar de mi corta edad, me he preparado para este reto en primera división y nunca termino de aprender, el día que lo haga me retiro del fútbol”, manifestaba Farías en nuestra conversación y agregó: “Los entrenadores debemos tener una filosofía que exprese en la cancha la manera como observamos el fútbol”.

Hasta ese instante un hombre muy dado a compartir con los medios, varias veces nuestro colega Alex Carmona y mi persona, conversábamos en distintos lugares de la ciudad, de un punto en común como era el fútbol.

El Padre José Palmar, los día domingo les ofrecía la misa a los jugadores y al cuerpo técnico antes de cada compromiso como local de Zulianos FC para apoyarlos espiritualmente o es que acaso no se recuerda de esos detalles.

¿QUÉ PASÓ CON CÉSAR? LA OTRA CARA DE CÉSAR

En la actualidad, el técnico de la Vinotinto, es una persona querida por algunos y odiadas por otro grupo, no existe término medio. Lamentablemente no hay tolerancia de lado y lado. Ahora ofrece respuestas ofensivas en las ruedas de prensa como: -(Cesar Farías) El ambiente que haya que vivir, para eso estamos. Esta es nuestra profesión, fue la que escogimos. Si no queremos vivir presión y si no queremos hacer las cosas que debemos hacer porque tenemos miedo, no deberíamos estar aquí. El día que agarré la selección dije (y en este instante le da un golpe a la mesa) aquí estoy y aquí sigo, al frente de esto, con mis errores, con mis virtudes, lo que sea. Pero cobarde, ¡no! Aquí estoy, carita pelada (acompaña la frase con un par de palmaditas en el rostro). De frente. Me puedo equivocar, puedo acertar. Pero nosotros por cobardes, no. Vamos a hacer crecer este fútbol como lo hemos ayudado a hacerlo crecer, como hemos alcanzado resultados. También antes del Suramericano nos decían lo mismo, que habían derrotas y derrotas. Y les digo más: a lo mejor la cadena de derrotas es mucho más, porque nos vienen unos partidos en octubre también bien difíciles. No importa, nosotros sabemos cuándo nos van a llegar los resultados importantes”.

En sus peores momentos Farías, llegó a caerse a golpes con algunos de sus propios jugadores, otros son eliminados de sus convocatorias porque no están de acuerdo con su modo de actuar y pensar en ciertas decisiones deportivas que les ofrece  la vida.

Queremos al César que absorbió los conocimientos de hombres como Miguel Acosta y Lino Alonso. Queremos al César tolerante y conciliador. Queremos al César que sea humilde y que respete los conocimientos de sus semejantes, así haya realizado cursos con Mourinho, Del Bosque, etc. Queremos al César que toda Venezuela ligue para triunfar en la Copa América y que clasifique al Mundial del 2014 en Brasil… No queremos al Cesar que la gente desea ver como un perdedor. Llegó el momento de recapacitar y reconocer sus fallas y errores. El periodismo deportivo en Venezuela aún está en pañales en comparación con Argentina y Colombia, en ambos países, no hubiese aguantado mucho en el cargo.

“El buen periodista sólo puede ser complaciente con la verdad y no debe temer a la polémica”.

RUMOR DEL PÁJARO

La llegada de Antonio “Potro” Álvarez tiene contento a muchas personas en el estado Zulia. A las Águilas porque necesitaban un bateador derecho en los jardines para equilibrar con los zurdos Rodney Medina, Gerardo Parra y Carlos González. A las chicas por su atractivo físico, ellas no pierden la esperanza de verlo en la Feria montado en tarima con “Chino” y “Nacho”. A los músicos jóvenes de la región les puede servir como catalizador para oportunidades con otros artistas. Los que mucho no saben es que el “Potro” ya fue firmado oficialmente por la novena naranja y que usará el número 56; además fue el intermediario con el Ministerio del Deporte para que llegarán a un acuerdo con las Águilas del Zulia, con respecto a las remodelaciones del estadio “Luis Aparicio” y así salvar la temporada 2010-2011 en Maracaibo. Gracias Antonio y ahora a rendir con los rapaces.

“Hagan bien y no miren a quien”

Por: Gustavo Pérez

Twitter: @gushomerun

Correo: gushomerun@hotmail.com

 

3 Comentarios »

  • nicklas dijo:

    buen articulo…

    mas allá de quien sea el técnico espero que hagamos un buen papel en la Copa América, Brasil todavía esta lejos a mi parecer..

  • Fernando Rodríguez dijo:

    Saludos cordiales hermano Gustavo excelentísima su columna del día de hoy todo lo escrito es cierto y es verdad siga adelante con su columna felicitaciones y éxitos.

  • CARLOS BOHORQUEZ dijo:

    Que buen rumor pájaro! ojala y el potro no amanezca el 18 jejejeje un abrazo.

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.