Inicio » Empresas

Desde el home: ¿Quién se ríe de Infante?

24 agosto 2010 195 lecturas Sin Comentarios

Omar Infante fue noticia a mediados del mes pasado por su inclusión al Juego de las Estrellas como miembro de la Liga Nacional, a pesar de no tener puesto fijo en la alineación de los Bravos de Atlanta. El nativo de Guanta, estado Anzoátegui, confesó a los medios que cubrieron el evento sentirse un poco mal por las críticas que tuvo por ser elegido en el roster del mánager Charlie Manuel. Nadie entendía cómo un utility con promedio de .332, dos jonrones y 24 empujadas en sólo 193 turnos ocupara un puesto de otros peloteros con mejores estadísticas, como por ejemplo Carlos González (.314, 17 HR, 60 CI en 325 turnos en ese momento).

Y aunque la exclusión de “CarGo” del Clásico de Mitad de Temporada fue una gran injusticia, no podemos decir lo mismo de la inclusión de su coterráneo.

Infante ha sido uno de los grandes responsables del primer lugar que ocupan los Bravos en la División Este de la Liga Nacional, por delante de los Filis de Filadelfia.

“Él ha sabido aprovechar sus oportunidades”, dijo Eduardo Pérez, coach de los Bravos, sobre Infante. “Cuando se lesionó (Martín) Prado, él estuvo allí y rindió. Ahora que se lesionó Chipper (Jones), él sigue haciendo su trabajo extraordinariamente”.

Aaron Gleeman, columnista de Hardballtalk, confesó que él fue una de las personas que se mofó de la presencia de Infante en el Juego de Estrellas, “porque en el momento él era un utility de 28 años que ni siquiera jugaba a diario para los Bravos”.

Pero la actuación que ha tenido el venezolano después de la pausa del Juego de Estrellas (.378 de promedio en 33 juegos) hizo que el propio Gleeman reconociera que Infante “está jugando como una estrella”.

Incluso, Rob Neyer, reconocido analista de Espn, escribió sobre las posibilidades de que Infante gane el título de bateo de la Liga Nacional y la tituló: “Nadie se ríe de Omar Infante”, en referencia al episodio de su selección al choque de estrellas en Anaheim.

Neyer culminó su pieza escribiendo: “Nadie se va a preguntar nunca por qué un tipo que ganó un título de bateo fue a un Juego de Estrellas. A pesar de cuán improbable ese título de bateo haya sido”.

Parece que ya nadie duda de la calidad del venezolano, quien se ganó a fuerza de batazos el respeto de todos… Y posiblemente una tercera corona de bateo para el país.

Por: Augusto Cárdenas/Panorama

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.