Inicio » Empresas

Con ácido en la tinta: Lo artístico del deporte

23 agosto 2010 255 lecturas Sin Comentarios

Hoy en día, el arte y el deporte van de la mano en muchas manifestaciones como son la celebración de bienales sobre arte y diferentes disciplinas deportivas, concursos fotográficos sobre deportes de acción, colecciones públicas y privadas o museos dedicados al deporte, muy especialmente el gran museo olímpico de Lausana.

Cuando decimos que el arte y el deporte van de la mano no mentimos, una jugada bien ejecutada tiene la precisión arquitectónica de cualquier monumento, sus trazos pueden llegar a ser tan perfectos que hacen que sea admirado de una forma única. En el fútbol un tiro libre cobrado a la perfección crea un arco similar al arco del triunfo en París.

El  béisbol es arte, pues es poesía en su significado único, creador de una onda expansiva de alegría, una empatía comunicativa. Ver capturar un roletazo a Omar Vizquel es como admirar alguna obra de arte en el Museo de Louvre.

En el arte hay mucho de deporte y el deporte está lleno de arte. La gimnasia rítmica es el mejor ejemplo de ello. Es la conjunción perfecta entre dos disciplinas que necesitan mucha pasión y sacrificio, mucho talento y una gran dosis de virtud.

Una gimnasta puede transmitir sensaciones y emociones como cualquier artista, como un músico, un pintor o un bailarín. Una vez observé a una gimnasta interpretar su ejercicio con una pieza del Cisne de Saint-Säens y me di cuenta de lo cerca que la música puede estar del deporte y el arte de los deportistas.

El fútbol es arte, es uno de los deportes donde las pinceladas de la perfección llegó con aquel hermoso gol de Diego Armando Maradona a los ingleses en el Mundial de México ‘86, donde su cabalgada desde el mediocampo rayó la cancha dejando estelas de gloria, igual que cuando un famoso pintor plasma su talento en un lienzo.

El deporte y el arte se hermanan en dar un paso más allá, porque ambos se realizan y consiguen lo que son, en la misma medida en que se entregan en la acción. En cada acto el deporte y el arte se tocan, se dicen, se expresan, se hacen, se manifiestan.

Ninguno de los dos puede tener vida sólo por su cuenta. Pueden si el aliento del esfuerzo se arrima y les da vuelo, cuando lo que cada uno hace va tocado por esa fuerza innombrable que se lleva adentro y que aflora cuando todo presta a convertirse en verdad y logros o por lo menos la intención de dar lo mejor de sí, ya sea en equipo o de manera individual.

Verdad en la cancha, verdad en el museo, verdad en la vida, allí donde ambos van libre y voluntariamente a dar, a veces, más de lo que se puede, a equivocarse, también a acertar. Esa es la ilusión, esa es la entrega, ese es el apetito que los mueve, esa es la expresión que les da figura y presencia en lo artístico del deporte.

Por: Gabriel “Gabo” Chávez

Twitter: @gabochavez

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.