¿Cuesta mucho una llamada?

En su columna “Desde el home”, en el diario Panorama, el periodista Augusto Cárdenas confirma la ausencia de Wilson Álvarez para su exaltación al Pabellón del Caribe. El ex lanzador le confirmó que no lo llamaron para asistir al acto durante la Serie del Caribe. El comunicador levantó su crítica al comité organizador por la ausencia de Álvarez.

La mañana de hoy parecía que iba a ser especial para el zuliano Wilson Álvarez. El ex lanzador, de 39 años, será exaltado al Pabellón de la Fama del Béisbol del Caribe, pero recibirá ese honor desde la distancia.

“Nadie me ha llamado, así que no iré”. Con esas palabras el marabino confirmó su ausencia, justificada además, a la ceremonia de exaltación que se efectuará hoy en Margarita. 

Álvarez está en su residencia en Florida, compartiendo con su familia, y señaló sentirse orgulloso por el honor. ¿Quién no? Ser inmortalizado no es cualquier cosa.

Pero sí es lamentable cómo el comité organizador manejó este acto. Ni siquiera llamaron a Álvarez para informarle que había sido seleccionado para recibir este honor.

“Yo me enteré fue porque unos amigos me enviaron un mensaje de texto. Ellos lo habían visto en una transmisión de televisión durante la final”, aseguró “El Intocable”. “Pero nadie me informó nada oficialmente”.

Es lamentable que para un evento de esta envergadura el comité organizador no se tome la molestia de hacer una llamada, aunque sea, para informarle a la persona sobre el honor que recibió.

Rubén Mijares, uno de los encargados del evento que se celebra en Margarita, había señalado en días anteriores que llamaría personalmente a Álvarez para conversar los detalles para su venida. Obviamente, eso no pasó.

“Después ponen a mi persona como el malo de la película”, se quejó el nuevo inmortal del Caribe, quien no tiene la culpa de la desorganización para el acto.

Es más, ni siquiera Oscar Azócar recibió una llamada, aunque el mismo ex pelotero se comunicó con la organización, según dijo Mijares.

¿Pero eso tiene que ser así? No. Es más, para las elecciones al Salón de la Fama de Cooperstwon los encargados del veredicto se encargan primero de informar a los afortunados que fueron seleccionados para después dar a conocer los resultados.

Ese es el tipo de razones por las que la Serie del Caribe es vista por muchos como un torneo sin importancia.

Simplemente deja mucho que desear. ¿Vendrá Azócar? Lo sabremos hoy en la mañana, pero aún así el jugador de mayor renombre exaltado en este clásico no estará.

¿Recibirá después algún tipo de reconocimiento o placa que le recuerde que es un inmortal en el Caribe? No lo sabemos, pero si ni siquiera recibió una llamada, lo dudamos.

Por: Augusto Cárdenas

Etiquetas:  , ,

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.