Inicio » Empresas

Al calor del deporte: Carlos González, una realidad

11 agosto 2010 589 lecturas Sin Comentarios

Para los que me conocen, saben que no es mi costumbre alabar a los peloteros y mucho menos cuando tienen menos de cinco temporadas en las mayores, pero la campaña de Carlos González llama la atención  al demostrar una fortaleza mental que no se le conocía (sufrió el fallecimiento de un familiar, no lo convocaron  al Juego de las Estrellas), esas injusticias de la vida le han permitido sacar a relucir todas las habilidades ofensivas y defensivas que lo cotizaban como uno de los principales prospectos de las grandes ligas.

Arizona lo firmó por 100 mil dólares en el 2002 a los 16 años de edad; no le tuvieron paciencia, pero reconociendo su valor en el mercado lo recibieron en Oakland en una transacción que llevó al derecho Dan Haren a la novena que le brindó la oportunidad de jugar en el norte por primera vez.

Los Atléticos de Oakland le brindaron la oportunidad de debutar en las mayores y González aún falto de confianza, apenas coleccionó un promedio al bate de .242 puntos con cuatro cuadrangulares en 85 partidos.

Lo mejor estaba por venir y los Rocosos de Colorado vislumbrando su potencial se dieron el lujo de salir de Matt Holliday para recibir al consentido actual de la afición zuliana.

Padre de la criatura

En esta organización y por cosas del destino se le presenta el chance a González con el estratega Jim Tracy, quien había sustituido al cesanteado Clint Hurdle. Con toda la paciencia del mundo observó al zuliano poncharse 11 veces en sus primeras 25 oportunidades y sólo le dijo la frase mágica: “El puesto es tuyo, confío en tu juego y espero que no me hagas quedar mal”.

Carlos González salió de su letargo, porque inclusive se estaba perdiendo en el jardín derecho y ha demostrado su verdadero juego en el jardín central con atrapadas asombrosas, para adelante, para atrás y hacia los lados; sus piernas vuelan en las bases y la pelota sale de su bate con una potencia inusual.

Sobran las palabras de elogios. “Es el pelotero con más talento con quien he jugado”, dijo hace unos días su compañero de equipo Troy Tulowitzki. “Cada día demuestra más que debió haber estado en el Juego de Estrellas”, apuntó Tracy. “Cada día mejorará más”. Palabras del sabio estratega.

Ha crecido tanto este aguilucho en el 2010 que se ha convertido en una atracción para los medios de comunicación y ya tiene para manejar su departamento de prensa llamado Car Go Media Relationships.

Bien por Carlos… Ojalá no pierda la sencillez y humildad que lo ha caracterizado con sus seguidores y con el trato que siempre le ha brindado a la gente de la prensa. Seguramente el 18 de noviembre estará recibiendo la mención del Premio Luis Aparicio en la casa que lo observó nacer y desarrollarse como pelotero.

Para algunos amigos, el jardinero zuliano, de apenas 24 años, sólo tiene un defecto y es que no nació en Caracas o no juega con los Leones para recibir una gran cantidades de alardes y piropos de algunos colegas, como con el caso de Franklin Gutiérrez, quien según mi humilde opinión no le llega ni a los talones a Carlos González.

Rumor del Pájaro

Mencionaba mi colega Gilberto González, en el programa Al Calor del Deporte, que había escuchado una entrevista con Pedro Castillo, gerente de la Selección de Venezuela de Baloncesto que nos representó en el Suramericano de Colombia, en la cual manifestaba la indisciplina de tres jugadores del quinteto criollo.

Me dediqué a indagar por distintas fuentes y me confirmaron los nombres de los atletas involucrados en los mencionados actos. Para dejar el beneficio de la duda, les manifiesto que no voy a decir sus nombres; pero les paso el dato que ninguno de ellos viajó al cuadrangular amistoso en Brasil y les agrego que uno juega para La Guaira, otro con Marinos y cierra la lista un representante de los Cocodrilos del Caracas.

Hagan bien y no miren a quien…

Por: Gustavo Pérez

Twitter: @gushomerun

Correo: gushomerun@hotmail.com

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.