Inicio » Empresas

Al Calor del Deporte: Cuestión de ajustes

4 agosto 2010 549 lecturas Un Comentario

Los venezolanos estamos acostumbrados a buscarle “cinco patas al gato”, sino criticamos por una cosa lo hacemos por la otra. Con el caso de Johan Santana no deben faltar los detractores en los medios de comunicación y algunos fanáticos que lo quieran retirar a los 31 años por sus dos últimas actuaciones; o el común de los  últimos meses que mencionan su pérdida de velocidad en la recta o en la curva.

En caso de ser una excusa, nunca los estelares Greg Maddux o Tom Glavine habrían lanzado en las mayores por sus lanzamientos lentos. En muchas ocasiones olvidamos que la inteligencia puede ser más útil que la fuerza.

Lo de Johan Santana es una cuestión de ajustes en la primera entrada. Antes de medirse a los Cardenales de San Luis y los Bravos de Atlanta, venía precedido de 38 entradas, con apenas tres carreras permitidas y 19 abanicados.

Hay que reconocer que San Luis y Atlanta son los líderes en sus respectivas decisiones; además no lo dejaron trabajar en los primeros pitcheos y le fabricaron entre los dos equipos, nueve carreras, le conectaron 11 inatrapables en dos entradas de labor.

REGRESÓ EL “GOCHO”

Sí eliminamos, esos primeros episodios ante las novenas dirigidas por Tony Larussa y Bobby Cox, el “Gocho” Santana en 11 episodios de labor, apenas permitió dos rayitas, le sonaron 10 incogibles, concedió un boleto y propinó 12 ponches, es decir fue nuevamente un lanzador dominante.

Recuerdo unas palabras del dominicano Pedro Martínez, quien manifestaba lo siguiente: “Un lanzador en las dos primeras entradas, no puede enseñar todos los pitcheos. Hay que guardar material para el resto del partido”.

Ese es el ajuste que debe realizar Johan Santana con sus rivales para mantenerse como el estelar lanzador de siempre. Los fanáticos no deben olvidar que el criollo tiene 22 aperturas esta temporada y en 15 de ellas ha permitido menos de dos anotaciones; en caso de dudas, en su último juego abanicó a 11 rivales.

RÚMOR DEL PÁJARO

Las notas de esta semana tienen relación con el baloncesto venezolano. La primera, es la duda que existe con Néstor Salazar en relación a su permanencia con la Selección de Venezuela en la cual se apostaba a su permanencia hasta el 2012, con la frustración del Suramericano se está colando el nombre de Sergio Rouco, quien en teoría se iba a encargar de la categoría cadetes. Ojo que se puede adelantar la decisión, aunque en lo personal mantengo mis reservas con ese pronunciamiento.

Ahora nos trasladamos a la Liga, el piloto David Cubillán está siendo tentado por Marinos, Trotamundos y Cocodrilos, su preferencia es hacia los valencianos que le han ofrecido la titularidad en su posición; con los orientales estaría detrás de Diego Guevara y Gregory Vargas; mientras los capitalinos tendrían como prioridad repetir a Leandro Garcíamorales y mantener a Jesús Centeno.

Richard Lugo podría pasar a las Panteras de Miranda por Michael Flores y dos prospectos; entretanto el “Grillito” Vargas fue colocado en el mercado, ya que el quinteto de Trotamundos de Carabobo apuesta por Rafael Pérez y la posible nacionalización de Jermaine Walker.

Hagan bien y no miren a quien…

Por: Gustavo Pérez

Twitter: @gushomerun

Correo: gushomerun@hotmail.com

Un Comentario »

  • javier dijo:

    q de testiculos gaiteros va a perder a david cubillan q desastre debe ser q piensan q ruben va a jugar 10 años mas, cooooo hasta cuando

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.