Inicio » Empresas

Séptimo juego

26 mayo 2010 321 lecturas Sin Comentarios

Ante todo un abrazo y cordial saludo. Regresamos como todo los miércoles. En esta ocasión tocamos  el momento por el que pasa Carlos Silva, la injusticia del Juego de Estrellas en las Grandes Ligas y “la revancha de Jack Martínez”.

¿ASÍ CUALQUIERA GANA?

Un asiduo lector de esta columna, el amigo Henry Rincón,  me envió un correo el pasado jueves opinando sobre el momento, para mi bueno, no excelente, por el que pasa el derecho Carlos Silva de los Cachorros de Chicago.

Rincón escribió esto: “Ese tipo no es bueno. Fíjate Alejandro que no poncha a nadie. Y bueno tiene la suerte de que el equipo le batea siempre”.

Ante todo debo confesarme. No soy seguidor de Silva, de hecho, cada vez que lo veo en la cartelera de abridores pienso que le caerán a “palos”. Mi hermano y colega Ernesto Vera suele decir: “Hay que jugar la alta en ese juego”.

Y es que Silva tiene la reputación de pitcher de práctica, pero esta temporada, hay que reconocerlo, las cosas han cambiado.

Qué los Cachorros produzcan casi siete carreras cuando Silva está en el montículo, y sólo cuatro cuando el de Ciudad Bolívar no está sobre él, ya es cosa del destino. El lanzador criollo, claro está, se ha beneficiado de eso para tener marca de 6-0.

¿Pero, es realmente por las victorias que se evalúa a un pitcher? Yo no creo. Para algo existe la efectividad. Eso define a un serpentinero, no hay de otra.

El promedio de carreras limpias permitidas (3.52, número 28 de la Liga Nacional) de Carlos Silva no es bueno, pero tampoco es malo. De sus nueve aperturas, seis son de calidad (entiéndase mínimo seis episodios y tres o menos carreras permitidas).

¿Lo está haciendo mal? ¿Es un suertudo? Pues no amigo Rincón. ¿Qué ha tenido apoyo importante para ganar? Es cierto, pero eso es parte del juego ¿no?

Y bueno el punto de los ponches es algo relativo. Lo importante es sacar outs, como sea. Que sea para algunos más vistoso que lleguen por la vía del ponche, ya es harina de otro costal.

¡UNA INJUSTICIA!

Repasar la lista de votaciones para el Juego de Estrellas me confirma cada año que no necesariamente los peloteros con mejores números son lo que estarán como titulares.

Aquí en este punto debe hacerse un profundo análisis, se debe estudiar la escogencia de peloteros. Los fanáticos deben tener poder para elegir, eso está más que claro, pero no todo el poder.

Pasa, que se encuentra uno con cada cosa, que da impotencia. A mi modo de ver las cosas el que tenga mejores números deber ser titular. Por ejemplo, no entiendo como Mark Teixeira esté por encima de Miguel Cabrera en la primera base, y por más de 150 mil votos.

Señores, el inicialista de los Yankees tiene 10 carreras remolcadas y tres jonrones menos que el de Maracay. Ni hablar del promedio. Teixeira batea .207, “Miguelito”, aspirante incluso para la Triple Corona en la Liga Americana, .331.

Ahora en el campocorto del mismo circuito. Los números de Alex González, ofensivamente hablando, son mejores que los de Derek Jeter, pero ¿cómo superar al “capitán América”? Es allí a ese punto el que quiero llegar.

Bueno, debo aceptar que no en todos los casos hay injusticias. En la tercera base de la Americana, a pesar de que Alex Rodríguez es más famoso que Evan Longoria, está por debajo del “muchacho” de Tampa Bay, que tiene mejores números.

¿Por qué el de Cagua no es el torpedero titular si hoy se jugara el Juego de Estrellas? Probablemente no entienda muy bien el concepto de este juego, es muy probable, pues creo que se debería premiar a los mejores jugadores de la primera mitad, no a los más famosos.

Entiéndase que los jugadores más votados van como titulares en cada liga, los suplentes son escogidos por los managers y coaches respectivos. 

SE CUMPLE LA VOLUNTAD DE JACK

El miércoles siete de abril tenía una misión como periodista, entrevistar a Jack Martínez, pívot de Cocodrilos de Caracas. Los saurios visitaban el Belisario Aponte en el inicio de la octava semana del baloncesto venezolano.

No tuve problemas para hablar con el afable dominicano, quien disfruta como nadie, jugar sobre el tabloncillo marabino. “Es que la gente se mete mucho conmigo y eso me inspira”, explicó Martínez.

De las 10 preguntas que le hice, hubo una que no perdió vigencia, quedó perfecta para el momento que vive la LPB. ¿Viniste por la revancha con Marinos este año? Los navales le ganaron la final a los avileños el año pasado.

“Es la principal razón, y no sólo yo. Leandro (Garciamorales) y Carl (Elliot) también. No pensamos en otra cosa desde el año pasado”.

“Queremos demostrarle a Marinos que les podemos ganar, incluso jugando en Puerto La Cruz, donde se creen invencibles. Vamos ahora por el título con un equipo más maduro y con más ganas”.

A Martínez se le cumplirá su voluntad si Cocodrilos le gana un juego más a Gaiteros. Hoy mismo puede ser.

Por: David Alejandro Chacón

Twitter: @chacondavid

davidalejandro31@gmail.com

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.