Inicio » Empresas

Toma papá

27 abril 2010 292 lecturas Sin Comentarios

El periodista Carlos Mauricio Ramírez, en su columna “Toma papá” que publica semanalmente en el diario Líder, detalla la historia y el futuro del astro de la NBA LeBron James con los Cavaliers de Cleveland. Ramírez afirma que la continuidad de James, quien será agente libre al finalizar esta temporada, en Ohio depende si los Cavaliers logran ganar el título, de lo contrario él lo ubica en New York.

Dios salve al “Rey”, o a Cleveland…

LeBron James fue la primera selección del draft de la NBA del 2003. En ese momento los Cavaliers de Cleveland, con la primera escogencia, tomaron una de las decisiones más sencillas de la historia del deporte, a pesar de que ese año había talentos como Carmelo Anthony, Dwayne Wade o Chris Bosh.

James es lo más cercano a un Dios que el estado de Ohio ha tenido en su historia. Nacido y criado en Akron, a 63 kilómetros al sur de Cleveland, James ha desarrollado toda su carrera deportiva dentro del estado que lo vio nacer. Tal fue la anticipación de la franquicia de Cleveland al saber que escogerían a James en el draft, que para la primera zafra de LeBron, la directiva del equipo decidió modificar por completo los colores, logos y uniformes de los Cavaliers. Nuevo jugador, nueva imagen.

Hasta el cantante Pop, Usher, se sumó a la “LeBronmanía” cuando decidió formar parte de un consorcio que adquirió a los Cavaliers en el 2005. Pero todo este idilio entre “King James” y sus “súbditos” de Ohio, podría llegar abrupta y tristemente a su final. A menos que los Cavaliers ganen el título de la NBA.

La gerencia del equipo sabe que este puede ser el año más glorioso, o amargo, de su historia. Es por ello que desde la campaña pasada han hecho todo lo humana y económicamente posible por rodear a LeBron del mejor elenco disponible: Mo Williams (35 millones hasta 2013) Shaquille O’Neal (20 millones por este año) y Antawn Jamison (40 millones hasta 2012) han sido piezas tan valiosas como costosas para Cleveland. Todo para que James, y Cleveland, comiencen a coleccionar joyas de campeonato.

Un anillo de campeón en esta temporada haría que el reinado del jugador de 25 años permanezca por mucho tiempo más en donde está. Después de todo, la gerencia de los Cavs ya tiene garantizada la continuidad de los escuderos de James hasta el 2013. Podrían ser una dinastía.

Pero sin James, no hay nada. Esa es la urgencia. El 23 de los Cavs está en su último año de contrato. La campaña que viene será agente libre y desde ya le sobran las ofertas de equipos dispuestos a invertirlo todo para que el “Rey” abandone su castillo natal y cambie de aires.

Nueva York es el principal candidato. Tienen todo lo que James pide: Un gran mercado, una gran afición, y una grandísima cartera para invertir, no sólo en él, sino en otro gran agente libre (Wade, Bosh o Boozer), que le facilite la tarea de llevar anillos a sus dedos y a una ciudad que desde la década del 70’, no gana un título de la NBA. Pero todo depende la actual cruzada por los playoffs. En Ohio, quieren seguir cantando “Dios Salve al Rey”. Pero sin anillo, que “Dios Salve a Cleveland”.

Por: Carlos Mauricio Ramírez/Líder

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.