Desde el home

La columna del periodista Augusto Cárdenas en el diario Panorama, “Desde el home”, cuenta la historia del primer árbitro venezolano en un Spring Training. Se trata del zuliano Lesme Severyn, quien, entre 2001 y 2006, estuvo en más de 15 encuentros detrás del plato en encuentros de primavera.

Un pionero zuliano en primavera

El béisbol venezolano se llenó de alegría con la noticia de que Manuel González se convertirá en el primer umpire criollo en las Grandes Ligas. El nativo de Guacara será próximamente para el arbitraje lo que significó Alejandro “Patón” Carrasquel para los peloteros. Un orgullo, indudablemente.

González será el pionero entre los umpires en las mayores, pero no lo fue en un Spring Training. Ese mérito pertenece a un zuliano, de 45 años, quien estuvo detrás del plato en más de 15 juegos de pretemporada, entre 2001 y 2006. Su nombre es Lesme Severyn.

El marabino se marchó de su residencia en Maracaibo, junto con su familia, para buscar un mejor futuro. Tenía el sueño de ser umpire en las mayores.

“Me vine en 1995 con la intención de convertirme en árbitro profesional”, dijo el zuliano, desde su residencia de Naples, Florida. “Hice el curso de árbitros avalado por MLB en Daytona Beach y allí empezó todo”.

Antes, su experiencia se limitaba a arbitrar en la Liga Paralela, luego de integrar la Asociación Zuliana de Árbitros, en 1992.

Poco a poco fue haciendo su camino como umpire de la Liga Independiente de Texas-Louisiana, hasta que fue tomado en cuenta para impartir órdenes en Spring Trainings.

“Eso ha sido lo más emocionante que ha pasado en mi carrera”, contó Severyn, quien desistió de perseguir la meta de llegar a Grandes Ligas al buscar mayor comodidad para sus familiares.

Severyn llegó sólo, sin el aval de la Lvbp y de MLB que tuvo González para completar su desarrollo. Por eso se siente muy orgulloso de lo conseguido.

“Llegué prácticamente con una mano adelante y otra atrás”, resaltó. “Al final decidí crear mi empresa para salir adelante con mi familia, y gracias a Dios estamos muy bien ahora”.

Actualmente es entrenador principal de árbitros del condado de Collier, trabaja en juegos de pelota colegiales, y espera volver a vivir la experiencia de la campaña 1999-2000, única como umpire en Venezuela.

“Lo que ha hecho Manuel es un logro para todo el gremio de árbitros. Es un triunfo colectivo”, aseguró. “Y sirve para que las nuevas generaciones vean que no sólo se puede llegar a Grandes Ligas como pelotero, sino a través de una fascinante carrera como es el arbitraje”.

Por: Augusto Cárdenas/Panorama

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.