Inicio » Empresas

Con los ganchos

3 marzo 2010 233 lecturas Sin Comentarios

El periodista Carlos Valmore Rodríguez, en su columna “Con los ganchos” que publica en el diario Líder, se enfoca en el tema del slider de Johan Santana. Amparado en estadísticas demuestra la manera cómo ha reducido, temporada tras temporada, el uso de este pitcheo el estelar abridor venezolano que es el as de la rotación de los Mets de Nueva York.

Johan y el slider

Rob Barajas ha experimentado en vivo el talento de Johan Santana. El anunciado catcher titular de los Mets de Nueva York ha estado recibiendo los envíos del tovareño en el spring training y al terminar una de las sesiones de práctica dijo que la slider del venezolano era una de las mejores que ha visto en su vida.

Uno siempre ha escuchado sobre la calidad superlativa del cambio de velocidad de “El Gocho” y se sabe que su slider es notable, pero rara vez sale alguien a hablar en esos términos de la slider de Santana. Otra muestra del talento del mejor pitcher nativo de todos los tiempos y tal vez una recomendación velada para que la use con más frecuencia.

La página fangraphs.com nos muestra claramente cómo Santana ha ido marginando la slider dentro de su repertorio. En 2004, año de su primer Cy Young, el 19,6% de los envíos del zurdo eran sliders, con una velocidad promedio de 83 millas por hora. Con una recta sobre 92 millas por hora, y un cambio de velocidad de 78,3, el entonces as de los Mellizos de Minnesota era prácticamente imbateable.

En 2005 empezó a racionar las sliders, que sólo representaron el 16,9% de sus disparos al home. Estamos hablando de una reducción de tres puntos porcentuales de un año para otro. Al mismo tiempo le imprimió más potencia a los pocos pitcheos de ese tipo que hizo durante el torneo (promedió 83,8 millas por hora, casi una milla más que en 2004). Santana tuvo una temporada como para otro Cy Young, aunque menos imponente que la de 2004 (su efectividad subió de 2.61 a 2.87 y sus ponches por cada nueve entradas bajaron de 10.5 a 9.2).

En 2006, temporada en la que recibió su segundo galardón como mejor pitcher de su liga, Santana siguió restándole presencia a la slider en su caja de herramientas: únicamente 16,5% de sus tiros fueron de esa naturaleza, los cuales llegaban a home a 84,9 millas por hora, más rápidos que nunca. Por el contrario lanzó cambios como nunca antes (25,8%, contra 21,1 en 2004 y 24,3 en 2005).

La tendencia a reducir la presencia de la slider en su instrumental se mantuvo en 2007, su último año en Minnesota. 11,6% de sus lanzamientos quedaron registrados como sliders, si bien la velocidad promedio de ese pitcheo se mantuvo igual: 84,9. Crecieron las rectas y los cambios, pero bajó el rendimiento: por primera vez desde que se convirtió en abridor a tiempo completo en las mayores dejó EFE de más de 3.00.

En la zafra de 2008 Santana pasó a los Mets de Nueva York con un contrato millonario y quedó líder en efectividad de la Liga Nacional con 2.53. En esa temporada hubo dos anomalías en los patrones que venía mostrando el zurdo: la recta de dos costuras pasó a formar parte importante de su menú y la slider registró un ligero aumento: 11,7%.

2009 marcó el año en el que prácticamente se extinguió la slider de Santana: solo 9,4% de participación en el repertorio. Seguramente Barajas le recomendará que la desempolve, pues pudiera serle útil. Santana es un tipo sabio, seguramente él sabrá lo que le conviene.

Por: Carlos Valmore Rodríguez

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.