Inicio » Empresas

El juego perfecto

28 febrero 2010 335 lecturas Sin Comentarios

Leonte Landino, periodista y productor de Espn Internacional, en su columna “El juego perfecto”, que publica semanalmente en diferentes medios impresos y electrónicos de habla hispana, entre ellos el diario Versión Final, muestra con detalles el uso del twitter del mánager venezolano Oswaldo Guillén, a quien separa en Oswaldo, el típico venezolano, y Ozzie, el gringo. 

“Twitteando” con Ozzie y Oswaldo

Ozzie sigue divirtiéndose y Oswaldo también, pero de las peripecias de su otro yo. Los White Sox siguen entrenando fuerte en el Ranch.

Esta semana arrancaron los entrenamientos primaverales con las llegadas de los lanzadores y receptores a sus respectivos campamentos, así como también, algunos jugadores de posición que quisieron reportarse con prontitud.

En el Camelback Ranch en Glendale, Arizona; bajo el sol radiante del desierto y con una agradable temperatura de 16°C, los Dodgers de Los Angeles y los Medias Blancas de Chicago entrenan cada uno por su lado. Ambos equipos comparten este complejo que pareciera un oasis perdido, aunque sólo está a unos 25 minutos del centro de la capital Phoenix, en el condado de Maricopa.

En este complejo inaugurado en marzo del 2009 y sólo se respira béisbol; se siente esa sana paz típica de esta zona conservada por las tradiciones indígenas americanas.

Sin embargo, donde está Oswaldo Guillén, la tranquilidad no está garantizada.

En Guillén hay dos personas en una. Oswaldo, cuando habla en español es el auténtico venezolano que disfruta su estatus, hace bromas, es buen compañero y se mantiene en sus cabales.

“¡Vamos a ver que hacen los viejitos en este equipo coño, tengan el número que tengan… aquí sólo hay un 13!”, grita mientras Omar Vizquel luce con orgullo el número 11 en su espalda y toma práctica de bateo por primera vez con los patiblancos. Vizquel, un futuro Salón de la Fama, lo mira con respeto y cariño.

Pero cuando su cerebro procesa y suelta en inglés, se convierte en Ozzie; el showman, el acto, el mánager de los Chicago White Sox. Se interna en el rol del latino boquiflojo que ganó una Serie Mundial, al cual los periodistas gringos siguen asombrados porque se atreve a decir “fuck” sin saber pronunciarlo perfectamente.

Oswaldo se divierte un mundo y se caga de la risa constantemente con los comentarios y las peripecias de Ozzie. Sólo en un lugar en el mundo se comprende perfectamente cuando el personaje cambia el suiche… en Venezuela.

Ozzie dice esta temporada estar más calmado, pero igual de ácido. Reunió por primera vez a los jugadores que se reportaron este viernes y les dijo in english: “Voy a terminar esta reunión diciéndoles que los buenos equipos sólo ganan juegos, pero los malos equipos tienen reuniones”.

En estos días hay relajos, buenos augurios y expectativas. Ozzie y Oswaldo buscan solamente estimular la mente sobretodo de los 40 jugadores que formarán parte de su róster del 2010. Buscan establecer una química donde todos entiendan que hay que ganar a como dé lugar. Que de 162 juegos, hay que ganar 162 y que perder no sea opción. La responsabilidad recae en cada uno.

Una derrota sería decepcionar a Oswaldo e irritar a Ozzie.

La rutina de “Los Guillén”

La tranquilidad del Camelback Ranch tenía muy aburrido a Ozzie, así que abrió una cuenta de Twitter, la red social de microblogeo. Ya había tenido experiencia con el Facebook, pero Twitter le permite desde su teléfono celular o desde su oficina colocar hasta 140 caracteres de lo que sea que esté pasando por su cerebro sin tener que abrir la boca.

Mientras Ozzie comenzó a hacer de las suyas, Oswaldo se intrigó un poco y no tuvo objeción en continuar con el “twiteo” y usar la cuenta de vez en cuando.

El 23 de febrero a las 9:04 de la noche Ozzie soltó su primer comentario en la red:

“Finalmente estoy en esto del Twitter… ya era hora!”.

Más tarde probó la red y dijo: “Hoy vi en el terreno bastante grama” y “Tres días de entrenamientos primaverales y ya estoy aburrido”.

Oswaldo, por su parte, esperó a que Ozzie se ocupara. El 24 de febrero a las 2:21 pm se robó su primer espacio:

“Un saludo a mi gente latina gracias por el apoyo especial a mi país Venezuela, pero no sabía que me traía dolores de cabeza con la gente”.

Ya para ese momento más de 24 mil seguidores leían en tiempo real sus comunicaciones.

Ese día Oswaldo planificó junto con Ozzie una parrilla, o como se dice en inglés, un “barbeque” en la casa de Phoenix. Minutos antes de las 8:00 pm, la carne y los chorizos estaban “ready” para el fuego y sólo faltaban los invitados Oney, su hijo, Joey Cora y Andruw Jones.

Mientras los esperaba, entró en la red. Le provocaba una “Polarcita” recordando que tenía más de 15 días sin tomar. Yo le dije que en este país lamentablemente no sabía igual que en Venezuela. Gerardo Boscán opinó que cuando visitó el popular restaurante venezolano El Cocotero en Nueva York, se tomó una “negrita” que le supo a gloria, y le recomendó a Oswaldo no perdérsela después de salir del Yankee Stadium.

En Phoenix el grupo terminó de comer como a las 10:00 pm, y Ozzie quedó complacido, pensó “I still got it!”. Al mismo tiempo, Oswaldo pasaba su llenura con ansias de un “anisito”.

Sus invitados se marcharon felices. Oswaldo se durmió y Ozzie se acostó a ver el juego de los Lakers. Una vez más admiró el estilo de juego de Kobe Bryant el cual le recuerda a uno de sus favoritos, Michael Jordan.

Le pasó por la mente conocer al astro. Cuando se cansó del juego de los Lakers, pasó a su nuevo canal favorito antes de dormir, MLB Network. Con el ruido de las últimas incidencias en el béisbol Ozzie, consiguió el sueño.

El 25, Ozzie despertó temprano. Se fueron al Ranch y realizaron sus rutinas. Tras salir vio el programa PTI de ESPN y le envió un saludo a Michael Wilbon, uno de los conductores. Llegó a su casa y revisó su facebook e invitó a la gente a unirse a su página. Tanto Ozzie como Oswaldo quieren “Tener un millón de amigos” como Roberto Carlos.

Hablaron con su hijo quien jugó hoy con el equipo de su secundaria en Miami y falló en un turno. Ambos quisieran estar allá, pero disfrutan mucho su trabajo al frente de los White Sox. Saben que son dichosos.

Oswaldo le quitó el mando del Twitter a Ozzie. Después de revisar las noticias del día de Venezuela se quitó la gorra de mánager y se puso la de padre de familia, y pensó: “Sigamos luchando por Venezuela para una mejoría para nuestros hijos sin importar de que partido político te identifique”.

A las 8:25 pm, a Ozzie le dio hambre y pidió sugerencias para cenar en Phoenix. Mientras tanto, veía la lucha libre por TV y se preguntó si alguien podría regalarle boletos para asistir a uno de estos eventos. Aún indeciso salió a deambular por las calles buscando una buena opción.

Al día siguiente se despertó primero Ozzie y tras seguir recomendaciones de Oswaldo les envió un mensaje a sus jugadores deseándoles los mejores augurios, suerte y los mejores deseos para el verano que se avecina. Inmediatamente se puso a trabajar en el terreno.

Horas después Oswaldo pidió al Dr. José Gregorio Hernández por Ozzie, por él, por su familia, y por el equipo. José Gregorio le ayudó en ese inolvidable 2005, por eso Oswaldo se asombra hoy y se pregunta cómo es posible que aún no haya sido beatificado.

Mientras Oswaldo reza, Ozzie comenzó a grabar su nuevo “reality show” por MLB network llamado “El Club”, el cual debutará el 4 de julio.

“De todos los equipos de las Grandes Ligas seleccionaron al que tiene el mejor gerente, que trabaja incansablemente por hacer un equipo competitivo, el mejor dueño y el mánager que habla sin miedo, no es coincidencia”, dijo a los medios.

Los periodistas rodean a Ozzie y le preguntan sobre su cuenta de Twitter. Los medios de Chicago han puesto nervioso a Kenny Williams por las cosas que podría colocar Ozzie en su microblog. Ya el día anterior Ozzie conversó con su jefe y le dijo que él tenía derecho a hacer lo que quisiera con su vida personal. Lo mismo le pidió a los medios y les preguntó: “¿Tengo derecho a divertirme en mi vida o no?”.

“Hay mucha gente en el béisbol con Twitter”, señala Ozzie. “¿Por qué no los critican a ellos?”. Se refiere a otros jugadores y mánagers incluyendo a Tony LaRussa y Joe Maddon. “¿Será que no son suficientemente famosos?”, deja la duda en el aire.

Por: Leonte Landino

www.eljuegoperfecto.com

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.