Inicio » Empresas

Juego legal

27 febrero 2010 263 lecturas Sin Comentarios

El periodista Ernesto Vera Sánchez, en su columna “Juego Legal”, que publica en la edición de este sábado en el Diario Versión Final, se refiere a la grave situación que existe en Maracaibo con las canchas de fútbol, entre ellas la del estadio “Pachencho” Romero. Plantea algunas ideas para mejorar el estado de las instalaciones para la práctica del balompié en la capital zuliana.

¿DÓNDE DIABLOS JUGARÁN?

Gracias por volver a estar aquí. Nos enteramos que a principios de semana la comunidad de La Victoria cerró la cancha de fútbol de ese sector, en una medida desesperada para que alguien tome en cuenta lo dañada y perjudicial que podría ser ese escenario para cientos de niños que juegan allí.

Con eso, las condiciones del “Pachencho” Romero, el camino que va tomando la “Pepino” Costa (personalmente la visité recientemente y no la noté como en otrora) y el mal estado que se encuentran muchas canchas en nuestro estado, creo que más temprano que tarde vamos a tener que decretar emergencia en el fútbol marabino.

Y puede resultar difícil de entender, y más en este momento cuando por primera vez tres jugadores nacidos en Maracaibo van a vestir la camiseta nacional en un cotejo de fecha Fifa, pero es así. Si cada padre de la ciudad llevara un médico o un fisiatra a supervisar la cancha donde va a jugar su hijo creo que si tiene “cuatro dedos de frente” no lo dejaría. Es increíble el daño que le puede hacer a los tobillos y a las rodillas de los chamos que juegan en ese tipo de terreno.

¡Claro! Tampoco se necesita ser un doctor para intuir eso… No crean que estoy siendo científico para hablar de algo que tiene años sucediendo y que parece se recrudece cada día más.

¿SOLUCIONES?

No quiero ser pesimista ni pájaro de mal agüero, pero en estos momentos la única salida que parece existiera para la creación de más canchas es la intervención de la empresa privada.

¿Han visto la cancha sintética que hay en la Vereda del Lago?

Pues algo así, pero con grama natural, claro está, y que sea administrada por una empresa que reciba beneficios por alquiler que puedan servir para mantenerla y algo más.

La otra es que el estado se encargue de construirlas, pero sea la autogestión (una de las palabras más pronunciadas, pero menos aplicadas del deporte venezolano) la que la mantenga para el uso principalmente deportivo de las mismas.

Por otro están las constructoras, empresas rentables y organismos públicos que, entre todos, y con la solicitud de los gobiernos, podrían ser determinantes para el rescate del balompié en esta tierra. Claro, estas son apenas pequeñas sugerencias de alguien que se considera un doliente, lo mismo que las miles de personas que cada fin de semana intentan “hacer el fútbol” en este pedazo de tierra.

No queremos pensar que  exista el verdadero día en el cual nos declaremos en emergencia. Esperemos que quede sólo en un mal pensamiento.

GRACIAS DR.

Esta semana nos cayó como un balde de agua fría la muerte del Dr. Guillermo Valentiner, presidente de la organización Cocodrilos y más específicamente del Caracas FC.

Nunca conversé  tanto como hubiese querido con este personaje, pero una vez, para las fechas de Copa América, compartimos unas breves palabras para la radio y así las recuerdo (palabras más, palabras menos): “lo que pasa es que aquí la gente que apoya el fútbol lo hace simplemente porque le gusta, no lo mira como el verdadero fenómeno social que es”.

Palabras simples, pero de gran magnitud. Paz a los restos del Doctor. Uno que entiendo que comprendía que apoyar al deporte es algo que va más allá  de firmar cheques de mala gana…

RECOMENDACIÓN DEL CHEF

Todo el que tenga cuenta en las redes sociales lo hace con un fin no sólo de comunicarse, sino también de informarse de cosas que sólo la intimidad podía guardar antes.

Para aquellos que tienen cuenta en twitter les paso un datico. La señora Jeanie Buss, hija del dueño de los Lakers de Los Ángeles, ex conejita Playboy, y novia del “Maestro del Zen”, Phil Jackson, no tiene pelos en la lengua (más bien en los dedos) para “tuitear” con sus más de 27 mil seguidores algunas intimidades del equipo, incluso de su propio “affaire”.

Entre tantas intimidades está la de los títulos de los libros que Phil regala a sus jugadores. Una costumbre de auto-motivación que el exitoso DT tiene desde hace años. A Pau Gasol le entregó “2666”  de Roberto Bolaño, mientras que a Adam Morrison, uno de los incomprendidos de la NBA le regaló uno sobre la vida del “Che” Guevara. Si quieren más les toca agregarla.

Ahí se las dejo…

Por: Ernesto Vera

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.