Inicio » Empresas

Sillas numeradas

23 febrero 2010 272 lecturas Sin Comentarios

En la columna que publica esta semana el periodista Luis Eduardo Párraga, en el diario Versión Final, se detalla la situación actual del Zulia FC y su técnico Miguel Acosta Jr, de quien expone lo que ha sido trayectoria, a su juicio, desconocida por algunos. Criticó el desempeño del árbitro tachirense Andrés Delgado en el último partido de Primera División celebrado en el “Pachencho” Romero.

LA SITUACIÓN DEL ZULIA

El Zulia FC está  sumido en una crisis deportiva que lo mantiene en el último lugar de la tabla de posiciones. Los resultados no llegan y esto enciende las alarmas en la directiva del petrolero.

Pero ante esta situación, una iniciativa interesante de parte de “Los Alfredos” (Alfredo Morales, vicepresidente del club y Alfredo Domínguez, gerente deportivo) fue convocar ayer mismo una especie de “encuentro con los medios” para aclarar la situación y evitar así rumores que no hacen sino complicar la situación en lo interno. Morales ratificó que Miguel Acosta renunció, pero que no le fue aceptada su renuncia. “Fue por vergüenza deportiva”, dijo el directivo.  Así que, amigos lectores, cualquier otra cosa que salga publicada en los medios es falso, por ahora. La junta directiva tiene plena confianza en Miguel Ángel Acosta.

¿QUIÉN ES “MIGUE”?

El caso lo traigo a colación, porque parece que hay gente que aún no conoce al actual director técnico del Zulia FC.

Le pongo un ejemplo muy cercano que tengo: Mi papá, que Dios lo tenga en la gloria, era piloto de helicópteros. Mi hermano mayor heredó esa vena aeronáutica por todo lo que vio desde su niñez. Pues, Ángel (mi hermano) siendo apenan un adolescente, ya tenía los conocimientos suficientes para poder volar un helicóptero. Claro, no lo hizo porque aún no tenía la edad ni los permisos legales correspondientes para hacerlo. Hoy el mayor de los Párraga es piloto comercial y está a punto de comenzar a trabajar en una línea aérea. Sabe lo que hace y, desde pequeño, vive de cerca en ese mundo.

Bueno, Miguel Ángel Acosta, es hijo de Miguel Acosta, que Dios lo tenga en su gloria también. El “Viejo Migue”, fue uno de los hombres que más ayudó al desarrollo del fútbol en el estado Zulia en su momento. Hombre con un conocimiento exagerado de la disciplina y quien además tenía el don de saber transmitirlo a los jóvenes que se interesaban por jugar con él.

“El Viejo” fue campeón muchas veces con selecciones de la región, formó hombres que hoy muestran un buen nivel en la Primera División y dejó un hermoso recuerdo.

En todos esos años, “El Viejo” estaba acompañado muchísimas veces por un “chamo”  que llevaba su mismo nombre: Miguel Acosta.

Hoy, ese “chamo”  está al frente del Zulia FC. ¿Tiene conocimientos? Creo que sí, y muchos. “Migue”, además de heredar esa pasión por el balompié, ha trabajado al lado de gente que también conoce muchísimo del deporte.

Por ejemplo: Alí Cañas, único técnico venezolano en estar sentado en un banquillo en un Mundial de Fútbol (como asistente de Ratomir Dujkovic en la selección de Ghana en Alemania 2006).

Manolo Contreras, entrenador del Aragua FC. Un “zorro viejo” del fútbol venezolano quien, con muchas mañas, ha complicado la existencia de más de uno en el campo de juego.

César Farías. Entrenador de la selección vinotinto. El genio creador de la “Generación del Orgullo” que fue al Mundial Sub 20 de Egipto, el que ha tenido más cerca que ninguno a Venezuela de asistir a un Mundial de mayores.

Ahora pregunto: ¿Está  preparado Miguel Acosta? Creo que sí. En el fútbol, como en la vida, a veces se necesita de la fortuna. Esta vez, defiendo la tesis de Alfredo Morales de que el Zulia no está jugando mal, simplemente no le salen las cosas. Esas cosas, tarde o temprano tienen que empezar a salir. 

TRANQUILIDAD

Desde aquí, le envío un mensaje a Miguel Acosta: Tranquilo que al que obra bien le va bien. Y, por lo que pude recoger el domingo en el estadio luego de la derrota ante el Anzoátegui, los muchachos están dispuestos a colaborar.

Ahora, en el Zulia FC se trata de que empujar para el mismo lado. 

PUNTO Y APARTE

No se puede tapar el sol con un dedo, ni esconder los malos resultados del Zulia detrás del mal arbitraje. Pero la verdad es que lo que se vio ante el Anzoátegui en el “Pachencho” fue vergonzoso.

Al señor Andrés Delgado, del colegio de árbitros del estado Táchira, le quedó grande la responsabilidad de llevar la justicia en un partido de Primera División. Y no es primera vez que lo digo. Este señor ya le ha hecho daño al fútbol en la región. Si en la FVF vieron la transmisión, que fue a nivel nacional, deberían quitarle el silbato para que el espectáculo sigan siendo los jugadores y no los árbitros.  He dicho!!!

Por: Luis Párraga

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.