Inicio » Empresas

La columna del “Gran Gato”

15 febrero 2010 346 lecturas Sin Comentarios

En el espacio que publica en el diario El Nacional, Andrés Galarraga se hace la pregunta de ¿qué enseñarle a Miguel Cabrera? Todo esto producto a la constantes veces que le han hecho la misma interrogante desde que surgió la posibilidad de que sea entrenador particular del inicialista de los Tigres de Detroit. Galarraga dejó claro que está dispuesto a cumplir el rol, pero sólo durante los entrenamientos primaverales.

¿Qué enseñarle a Miguel Cabrera?

Los periódicos han publicado que voy a ser el entrenador particular de Miguel Cabrera. Es verdad, pero en este momento no es nada oficial. Después de la experiencia que tuve con Miguel el año pasado durante el Clásico Mundial, los Tigres se han mostrado interesados en que se repita. Lo ha dicho el manager Jim Leyland y el gerente general Dave Dombrowski. Sucede también que mi agente es el mismo de Miguel, Fernando Cuza. Por allí se ha establecido una relación. Si finalmente Detroit quiere, estoy dispuesto a ayudar a Miguel.

Ahora, lo que sí debe estar claro es el momento. Se ha dicho que estaría con él durante toda la temporada y sólo estoy listo para trabajar en los entrenamientos primaverales. No está en mis planes alejarme de mi casa durante tanto tiempo. Pero insisto, me agrada la idea porque la experiencia en el clásico me dio mucha satisfacción. Tuve la oportunidad de ver el juego, digamos que del lado afuera, y me agradó.

Tanto, que quién quita que en cualquier momento decida convertirme en instructor permanente, aunque sea más adelante.

La gente y los periodistas me hacen la misma pregunta: ¿qué le vas a enseñar a Miguel Cabrera, un pelotero tan completo como lo demuestran sus números desde que llegó a las grandes ligas?

Miguel no sólo pudiera llegar a ser el mejor pelotero nacido en Venezuela. Su talento pudiera convertirlo en uno de los mejores del mundo. Y eso es lo que explica el por qué siempre escucho lo mismo. Mis consejos se han concentrado en su defensa.

Miguel nunca había jugado en la primera base, pero desde que llegó a Detroit en 2008, los Tigres decidieron pasarlo de la tercera a la inicial. No es un cambio sencillo. Se trata de dos posiciones, que por estar en lugares opuestos dentro del cuadro, dan una visión completamente distinta del juego. Como la gran mayoría de los bateadores son derechos, el tercera base pasa buena parte del juego recogiendo rollings. El inicialista por el contrario, pasa buena parte del juego recibiendo los tiros de ese mismo antesalista, del shortstop y del segunda base.

Para que el cambio sea menos complicado, hay que aprender a mover los pies.

Allí está la clave del buen fildeador. Lo primero que uno mueve al ir a buscar una pelota, son los pies. Si no se hace como es debido, estarás en problemas. Por haber jugado en tercera, Miguel tiene unas piernas rápidas.

Pero eso no es todo. Tiene que saber utilizar esa velocidad. Mucha gente cree que lo único que importa en la primera base es llegar rápido a la base para recibir el tiro. Y no es así. Hay que saber cambiar los pies de acuerdo a las características del tiro. Si es bajo. Si es un piconazo. Si es alto. Si es afuera. El año pasado, en lo que más le insistí, fue en la confianza que tenía que tener. Que se convenciera que sí puede hacer el trabajo.

Ese es el primer paso que se debe dar y pienso que Miguel lo dio.

La jugada con el pitcher es la que tal vez exige más confianza en uno mismo. Muchos primeras bases tienden a ponerse nerviosos al ver que el corredor está cerca y que posiblemente llegue a la base con el lanzador.

¿Qué hacer? A Miguel se lo repetí mil veces. No pierdas la calma. Eso sí, hay que pasarle la pelota con rapidez.

Que la reciba antes de tener que pisar la base. No siempre ocurre así, pero hay que tratar de darle la bola con el tiempo suficiente. No sé si Miguel ganará un Guante de Oro, pero después de lo que vi en el clásico y durante la temporada anterior, sé que va a mejorar cada año que pase. No estamos hablando de un pelotero cualquiera.

Se trata de uno de los mejores del mundo.

Por: Andrés Galarraga

Vía: El Nacional

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.