Inicio » Empresas

Pisando el césped: Cosas que pasan

10 mayo 2011 562 lecturas Sin Comentarios

Mientras que la selección venezolana de fútbol es respetada en el mundo, en nuestro balompié suceden cosas que solo se pueden definir con esta palabra: ineficiencia. Con este término se busca encontrar un significado, solución o conclusión, a la horrorosa goleada que recibió el Caroní FC ante El Vigía que, a menos de media máquina, pudo meter en las redes contrarias, quince balones.

La crisis del Caroní se viene dando desde que terminó el apertura. Un conjunto que hasta el inicio del clausura no sabía en qué campo iba a jugar como local, si en Puerto Ordaz o en Maracaibo, pues a la final terminarían pisando el césped en ambos terrenos, un hecho de locura.

Viajes en bus, pago de quincenas atrasadas, incertidumbre a la hora de saber si se quedarían en el “Pachencho Romero” o si se irían a Cachamay, más una  goleada de 15 goles, solo forman parte del transitar de un conjunto que desde hace tiempo sabía que su lugar en el próximo torneo estaba en la segunda división.

Sin duda alguna, y más allá de la goleada, hay que resaltar como once juveniles salieron al campo con la misión de hacerlo bien, solo eso, porque sabían que iban a perder, pero pensaban, que sucedería de una forma, que no tiene nombre y apellido, solo un significado, esto no es jugar al fútbol.

El quince a cero que le propinaron al Caroní quedará en los registros del fútbol venezolano debido a que superó a aquella de 13-0 que le ocasionó Marítimo a Salineros de Araya en 1992.

Todo eso marcado en un escándalo en el cual no se puede justificar: que un equipo de fútbol profesional viaje a otra ciudad en bus tardándose más de 20 horas en la carretera, llegar al partido y no tener jugadores suplentes, además con la ausencia de un técnico que los dirigiera, y para completar, solo jugar 87 minutos de un encuentro, que debió llegar a los 90 reglamentarios, representan una catástrofe para el balompié nacional.

No todo es malo

El Zamora ha demostrado en este clausura que puede estar para grandes cosas. Un equipo que, a pesar de tener algunos problemas económicos, ha podido sobrevivir a un torneo en el cual eran todo, menos uno de los posibles campeones.

Los dirigidos por “Chuy” Vera han podido romper con esa barrera de la adversidad, y ahora mismo, están luchando con el Caracas FC, la consecución del campeonato del torneo.

En 16 juegos son el equipo menos goleado, el más anotador y el que hasta los momentos tiene más puntos. Han ganado 12 partidos, derrotados en una ocasión, consiguiendo empatar tres veces. Más allá de lo que han logrado hasta los momentos, su tridente ofensivo forma parte de todo el trabajo que el técnico zamorano ha venido realizando.

Jonathan Copete, Jesús “Chiqui” Meza y Juan Vélez han podido anotar, entre los tres, 25 goles para la causa del Zamora, siendo uno de los tridentes más temibles en el clausura y que hasta los momentos tienen al equipo dirigido por “Chuy” Vera, peleando por un campeonato.

Por: Carlos Becerritt

Twitter: @carlosbecerritt

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.