Inicio » Empresas

Juego Legal: “Llegó la Yohandryfest”

29 enero 2011 495 lecturas Sin Comentarios

Yohandry Orozco llega al fútbol europeo con un reto que trasciende las fronteras futbolísticas: el de madurar. Su irrupción en el Suramericano fue una muestra de su juego, pues para el resto del mundo su nombre es sinónimo de un gol (ese inolvidable contra Perú), pero para los que han visto lo que es capaz de hacer en la cancha esa apenas fue una muestra.

La disciplina teutona

La perla de Cardonal Norte llega, a nuestro modo de ver las cosas, al mejor fútbol que el destino le pudo ofrecer. Más allá de preguntarse el porqué no fichó con algún club de la “diva” Liga española, como por ejemplo el Sevilla (estaban “locos” por él), habrá que analizar que el hecho de recalar en la Bundesliga pueda significar para Yohandry dar el gran salto para convertirse en una súper estrella del fútbol mundial.

Para nadie es un secreto que la disciplina teutona ha hecho “entrar en cintura” a decenas de jugadores suramericanos, especialmente brasileños, y los ha llevado a un nivel extraordinario. Una prueba de ello es quien será su compañero en el Wolfsburgo, el amazónico Diego, quien luego de llegar al balompié alemán se convirtió en un jugador diferente, quizá no tan espectacular como el que vimos en sus inicios con el Santos o en las selecciones menores de Brasil, pero que tiene otro sentido de ver el fútbol.

El hecho de tener “0” distracciones, de tener que esforzarse al máximo en cada entrenamiento y de obedecer los lineamientos tácticos al pié de la letra, obligarán a Orozco a convertirse en otro jugador y seguro en una persona más madura. No olvidemos que apenas tiene 19 años.

Una vez Juan Arango me dijo: “No importa si es un equipo grande o uno chico, si quieres jugar allá todas las semanas tienes que romperla en los entrenamientos. Ahí no hay espacio para que nadie se acomode y el sentido de equipo pesa más que lo individual, por eso tú ves en la Bundesliga grandes equipos, y no tantas estrellas”.

Los retos sobran

¿Qué podría costarle a Orozco para adaptarse a la Bundesliga? Obvio que el tema del idioma, la lejanía de la familia y las condiciones atmosféricas privan sobre otras, pero más allá de eso el fútbol de la “Perla” es inobjetable y a él disfruta tanto jugándolo que cuando esté dentro del rectángulo su mente sólo pensará en dribles, gambetas y goles.

Pero precisamente es ahí donde está la clave. Si vemos los juegos de ese torneo esas “florituras” escasean y no por casualidad. La potencia física, la fortaleza de las marcas y lo rudo de las defensas mandan en la Bundesliga y es por ello que se encuentra entre las de mayor avance en el mundo. Si bien Yohandry no podrá tanto “amasar” la redonda si podrá bien desarrollar otros aspectos que muchos le hemos visto, pero que pocos conocen.

“Él juega muy bien de primera y reconoce todos los espacios vacíos. Esa era su principal virtud en el fútbol de salón”, me dijo Julio Abreu, entrenador de ese deporte y quien fue el primer profesor “formal” de Orozco después de su papá Sadys. “Él tiene una velocidad mental que lo hace incluso protegerse en cuanto a su físico. Siempre ha sido chiquito y flaquito, pero el mismo fútbol que practica lo protege… aunque sí le pegan”, analizó Julio.

De hecho, cuando llegó Juan Arango a esos predios, muchos nos dijimos: “Juan es muy flaco, allá los defensas son de 1.90 y 95 kilos y lo van a partir”… y ahí está Juan Arango. Lo mismo se dijo de Tomás Rincón: “Ese chamo es muy bajito. Allá lo van a coser a patadas”… y ahí está Tomás Rincón.

Es con estos dos ejemplos que se sustenta mucho más lo que les estoy comentando. Ambos criollos evolucionaron en su juego y se mantienen en sus clubes. Orozco también lo puede hacer.

Bendito fútbol de salón

Conversando con Julio Abreu recuerdo que Juan José Fuenmayor, uno de nuestros legionarios (aunque se haya regresado) también se inició en esa disciplina.

Por supuesto, muchos nombres me vienen a la mente: el mismo Julio, Alfredo Domínguez, José Gregorio Barrios, Eudo Villalobos, Agner Parra, Vinicio Matheus, y otros más que no recuerdo (me perdonan), pero principalmente de un hombre a quién tuve el honor no sólo de estrechar su mano sino de muchas veces dialogar a su lado: el profe Néstor Quiroz.

Hoy que todos se achacan para sí el estrellato de Yohandry Orozco pensemos también en aquellos que mucho antes sembraron sueños y cosecharon vida. Y que han “parido” a nuestro fútbol zuliano cientos de Yohandry y que de ahora en adelante, gracias a lo que ha hecho y hará el ex de Zulia FC, seguro serán miles.

Sólo queda decirte muchacho que cada paso que des lo des con solidez. Allá te van a enseñar eso. Que no pierdas la paciencia y que la pasión por el deporte que tanto te gusta sea mayor que la nostalgia, de ahora en adelante eres tú y en tus espaldas todo el orgullo de un montón de gente. Pero más importante, en cada gol o asistencia recuerda tus inicios y todo lo que pasaste, eso nunca lo pierdas, porque eso te hará más grande.

Ahí se las dejo…

Por: Ernesto Vera

Twitter: @ernestovera

Correo: ernestoverasanchez@hotmail.com

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.