Inicio » Béisbol, Venezolanos

Pitcher criollo Adonis Cardona firmó por $ 2,8 millones

7 julio 2010 3.049 lecturas Sin Comentarios

Adonis Cardona pareciera un secreto bien guardado. No hay fotos de él en internet y apenas puede hallarse un par de videos en YouTube, que le muestran sobre la lomita y entre ambos no superan los 10 segundos. Pero el pitcher derecho de 16 años de edad, hijo del ex lanzador José Cardona, ya tiene un lugar en la historia del beisbol venezolano.

El joven caraqueño firmó el domingo un acuerdo con los Azulejos de Toronto por un bono que varias fuentes, incluyendo ESPN y Baseball America, tasaban en 2,8 millones de dólares, convirtiéndole en el mayor incentivo que haya recibido un prospecto criollo, superando los 2,5 millones que en 2008 tomó Yorman Rodríguez.

“Ya firmamos”, expresó ayer Carlos Gavidia, representante del prospecto. “Esperamos estar en el récord, aunque es un bono progresivo. Ahora pasa a manos de Toronto y él irá al norte, aunque aún no sabemos la fecha”.

Cardona lanza duro. Su recta corre consistentemente a 91 millas por hora, con picos de 93.

Tira una curva 12-6 y ha escuchado elogios por el cambio.

El scout Oscar Alvarado, de los Astros, considera que el diestro es el número uno entre todos los peloteros que disponibles para firmar este año en Venezuela a partir del 2 de julio, la fecha en que las grandes ligas iniciaron su recluta internacional.

Sólo tres nuevos profesionales del patio han hecho que organizaciones inviertan la suma de 6,5 millones de dólares, contando los bonos del antesalista Renato Núñez (2,2 millones, con Oakland) y del jardinero Danry Vásquez (1,5 millones, con Detroit). Un cuarto, el torpedero Humberto Arteaga, firmó por 1,1 millones con Kansas City.

El pitcher Yorman Landa y el campocorto Rougned Odor, a quienes cortejan varias organizaciones, aún son agentes libres. Se espera que ambos también reciban incentivos de siete cifras en dólares. 

“No le tengo miedo a nada”

Adonis Cardona es un muchacho desenvuelto. Su voz transmite seguridad y fe en sí mismo. “No le tengo miedo a nada”, aseguró. “Mi mejor pitcheo es la recta y siempre he tenido confianza para usarla, desde pequeño. Yo tengo cojones para pitchear”.

Casta también tiene. Es hijo del derecho José Cardona, quien estuvo en las menores de los Rangers y aquí lanzó seis temporadas con La Guaira, antes de que las lesiones le sacaran del profesional, a mediados de los años 90. Su padre es de La Sabana, emporio de grandeligas nativos.

“Él me enseñó siempre que lanzara del medio del plato hacia adentro y que no le tuviera miedo a ningún bateador”, insistió el adolescente, a quien no arredra la idea de convertirse en celebridad, tan temprano en su vida. “Estoy muy feliz. Ahorita vamos a hacer una reunión con la familia y los amigos. Pero no le paro mucho a lo que diga la prensa. No tengo presión”.

Cardona espera tomar el canal rápido para alcanzar las mayores: “Quiero llegar en tres o cuatro años, si Dios quiere. Como Félix Hernández”.

Por: Ignacio Serrano-Alexander Mendoza

Adonis Cardona ahora escucha ofertas en Venezuela

Adonis Cardona ya firmó con los Azulejos de Toronto. Recibió el bono de 2 millones de dólares que ESPN y Baseball America le auguraban.

Ahora le queda conseguir equipo en Venezuela.

“Hemos recibido varias ofertas, pero hasta ahora no tiene equipo aquí; las estamos estudiando”, señaló Carlos Gavidia, el agente de Cardona en Venezuela, luego de dar la confirmación de la firma de su pupilo con Toronto.

Algunos de los integrantes de la clase de 2010 ya pactaron en el país. El campocorto Humberto Arteaga, por ejemplo firmó con Magallanes.

¿Jugará algún día Cardona en el país? Se lo preguntamos. Y esto respondió: “La verdad no sé. Eso dependerá de lo que digan los Azulejos”.

Las firmas más cuantiosas en la historia del beisbol venezolano

  • $ 2,8 millones: Adonis Cardona, Azulejos de Toronto. Lanzador. 2010
  • $ 2,5 millones: Yorman Rodríguez, Rojos de Cincinnati. Jardinero. 2008.
  • $ 2,2 millones: Renato Núñez, Atléticos de Oakland. Antesalista. 2010.
  • $ 2,0 millones: Adys Portillo, Padres de San Diego. Lanzador. 2008.
  • $ 1,8 millones: Miguel Cabrera, Marlins de Florida. Campocorto. 1999.
  • $ 1,8 millones: Jesús Montero, Yanquis de Nueva York. Receptor. 2006.

Las firmas más importantes en 2010

  • $ 2,8 millones: Adonis Cardona, Azulejos de Toronto. Lanzador derecho.
  • $ 2,2 millones: Renato Núñez, Atléticos de Oakland. Antesalista.
  • $ 1,5 millones: Danry Vásquez, Tigres de Detroit. Jardinero.
  • $ 1,1 millones: Humberto Arteaga, Reales de Kansas City. Campocorto.
  • $ 350.000: José Tovar, Filis de Filadelfia. Lanzador zurdo.
  • $ 200.000: Francisco Silva, Filis de Filadelfia. Campocorto.

Tomado de http://ignacio-serrano.blogspot.com/ y publicado en EL NACIONAL

ESPNDEPORTES

A toda velocidad

José Alberto Cardona no lo perdió todo cuando su promisoria carrera en el beisbol profesional se salió de curso debido a las lesiones, en la década de los 90.

Cardona fue uno de los prospectos con los que Pedro Padrón Panza aspiraba a extender la tradición ganadora de los Tiburones de La Guaira en el beisbol venezolano.

El ex lanzador nació en La Sabana, la población litoralense con mayor densidad de ligamayoristas per cápita en este país de amantes del beisbol.

Los números que puso en las menores llamaron al optimismo, con 1.89 de efectividad entre Novatos y Clase A. Dejó 3.77 en seis campañas con los escualos, en la pelota invernal.

El paso por el campo rentado, que terminó en 1994, le dio al diestro un aprendizaje que pasó a su hijo, cuando éste empezó a seguir sus pasos, en torneos infantiles.

“Me enseñó que debo lanzar del medio del home hacia adentro”, recordó Adonis Cardona, un adolescente de 16 años de edad. “Y me enseñó a no tenerle miedo a ningún bateador”.

Adonis Cardona fue el prospecto venezolano más cotizado entre los nuevos valores elegibles para dar su salto al profesional a partir de este mes. Lo fue hasta el 4 de julio, cuando firmó con los Azulejos de Toronto un contrato que incluye una bonificación por 2,8 millones de dólares, la cifra más alta que ha sido pagada por un recluta venezolano en la historia, incluyendo a Miguel Cabrera, Jesús Montero y Yorman Rodríguez, quien desde 2008 era el dueño de la marca para la nación suramericana.

Una pequeña embajada del equipo canadiense viajó a Venezuela para sellar el contrato con Cardona, un muchacho que tira la recta sobre las 91 millas por hora, con picos de 93.

Horas antes de que los fuegos artificiales alumbraran la noche estadounidense de costa a costa, los representantes del joven rubricaron el acuerdo y regresaron discretamente al norte.

El representante del equipo canadiense en el país declinó comentar la noticia, que fue ratificada por fuentes de la industria en el país.

“Ya firmamos”, confirmó a ESPNdeportes.com el propio Carlos Gavidia, quien fue el representante Cardona ante los Azulejos. “Esperamos estar en el récord, aunque es un bono progresivo. Ahora pasa a manos de Toronto. Pronto viajará al norte, aunque aún no tengo la fecha”.

El lanzador celebró con amigos y familiares la noche del 6 de julio, en la población de Chuspa, un tranquilo pueblo pesquero y turístico del litoral caribeño, cercano a La Sabana.

“Estoy muy feliz”, declaró a ESPNdeportes.com. “Estoy muy contento de pertenecer a Toronto. Escogimos su oferta porque tratan muy bien a los peloteros, como una familia. Estuvieron muy pendientes de nosotros”.

Yorman Rodríguez recibió 2,5 millones de dólares en 2008, al acordar con los Rojos de Cincinnati. Otros venezolanos han ocupado las primeras planas por el tamaño de sus bonos, como Miguel Cabrera y Jesús Montero, que en su momento recibieron 1,6 millones.

Cuatro venezolanos han atrapado incentivos de siete cifras desde que el 2 de julio se abrió la temporada de firmas internacionales en la gran carpa.

La semana pasada, el antesalista Renato Núñez pactó por 2,2 millones de dólares con los Atléticos de Oakland; el jardinero Danry Vásquez acordó 1,5 millones con los Tigres de Detroit y el torpedero Humberto Arteaga, rubricó por 1,1 millones con los Reales de Kansas City.

Cardona superó a todos sus compatriotas, pero considera que la repentina atención que recibirá en adelante no se convertirá en un obstáculo o una distracción.

“No le paro mucho a lo que diga la prensa, no tengo presión”, señaló el derecho. “No le tengo miedo a nada. Mi mejor pitcheo es la recta y siempre he tenido confianza para usarla, desde pequeño”.

Oscar Alvarado, scout de los Astros de Houston en Venezuela, fue uno de los muchos buscadores de talento que cayó cautivado ante el enorme potencial de Cardona, quien lanza una curva 12-6 y posee un muy buen cambio de velocidad, según los reportes.

Lo que más impactó a Alvarado, sin embargo, fue algo casi intangible: la estampa del pitcher sobre el montículo, la seguridad en sí mismo que irradia, cuando tiene la pelota en la mano.

“Eso es algo que no se enseña”, comentó el técnico. “O lo tienes o no lo tienes”.

Cardona lo tiene. Y tiene de quién aprenderlo. Hijo de gato, como es, está decidido a cazar ratones en las mayores lo más pronto posible.

“Creo que puedo llegar a las grandes ligas en tres años, tres y medio, cuatro”, aseguró. “Como Félix Hernández”.

Hernández saltó a la gran carpa con 19 años de edad, menos de cuatro años después de firmar con los Marineros de Seattle, y desde entonces es una de las figuras señeras entre los tiradores del país donde también nacieron Johan Santana y Freddy García.

Cardona quiere ser uno de ellos. Pronto.

Por: Ignacio Serrano

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.