Inicio » Béisbol, Grandes Ligas, Notas destacadas, Venezolanos

Vizquel está lleno de dudas

10 mayo 2010 244 lecturas Sin Comentarios
Omar Vizquel cada vez recibe menos oportunidades de jugar.

Omar Vizquel cada vez recibe menos oportunidades de jugar.

Hace tres años que Omar Vizquel dejó de ser titular y cada vez juega menos. En 2008 participó en la mitad de los encuentros en el calendario de 162 partidos, pero su ánimo se mantuvo arriba. Decía conocer su nuevo rol y que estaba dispuesto a sacrificarse por el equipo, pero al finalizar el torneo con números tan pobres prometió que si el año siguiente ocurría algo similar colgaría los spikes.

Pasó a los Rangers de Texas en 2009 y al concluir el torneo había actuado en 30 juegos menos de los que la zafra pasada. Pero mejoró en average, porcentaje de embasado y físicamente se sintió bien, así que decidió aventurarse a disputar en 2010 su vigésima segunda temporada en las Grandes Ligas; no obstante, antes de firmar con los Medias Blancas ya había recordado muchas veces que iría día a día para saber si se quedaba un año más, pues a su edad –para ese momento estaba cerca de los 43– los reflejos no eran los mismos, había perdido el flexibilidad, el cuerpo no respondía igual.

Ya finalizado el primer mes de campaña, y ya con 43 ruedas, a Vizquel le cuesta pararse de la cama para ir al estadio, pues jamás había estado tanto tiempo en el banco; pero el tema no es sólo de tiempo de juego, también de rendimiento, pues cuando va al campo se ha sentido incómodo. A la ofensiva no encuentra el timing (.129 de average en 31 turnos), se percibe lento con el madero.

Y lo peor es que comienza a dudar de sí mismo, de sus capacidades, de si todavía puede jugar en el máximo circo. Los scouts dicen que el beisbol es mente, es seguridad, y Omar la está perdiendo.

“Algunas veces uno se levanta con la duda en la mente de que a lo mejor este es el final”, dijo Vizquel a través de su celular, sin su proverbial jovialidad. El tono de su voz reflejaba el momento por el que atraviesa, sin las típicas bromas. Hasta su timbre se escuchaba más grave.

“Los reflejos ya no son los mismos, algunas veces uno cree que puede batear un pitcheo y el pitcheo ya ha pasado por la zona de strike. No sé si es porque no estoy jugando mucho y que quizás no me siento muy bien en el home; pero los reflejos no son los de antes, es una duda con la que tienes que luchar todos los días”.

Si la temporada culminara hoy lo más seguro es que Vizquel se retiraría; aunque todavía no sabe si estará en play en 2011, para tomar esa decisión debe esperar a que avance el calendario. Es un fiebrúo aún, le cuesta decirle adiós al beisbol, por eso aguarda hasta último momento, fajado para mejorar sus numeritos. “Si termino como lo hice el año pasado me gustaría jugar un añito más en las mayores”.

“En 2009 tuve tremendo año a pesar de las pocas oportunidades. Bateé bien, fildeé bien, me sentí bien anímicamente, físicamente, y eso me dio fuerza y coraje para emprender una nueva campaña; pero este año no me está yendo tan bien que se diga, pese a que he tomado muy poquitos turnos, aunque uno nunca sabe cómo va a terminar la temporada”, finalizó.

Sabe que si no “chuchea” no juega

Vizquel tiene 22 años jugando en las mayores, nadie le puede venir con cuentos, él sabe cómo funciona el negocio. Está consciente de que si no batea no puede jugar, y menos cuando tu cédula indica que naciste en 1967.

Así que no le pide tiempo de juego a su mánager Ozzie Guillén, sólo espera rendir cuando le den el chance. “Sólo tengo que esperar mi chance de jugar, y como no he bateado mucho y el equipo tampoco ha estado jugando del todo bien, las condiciones no se han prestado para que me pongan en el campo”, dijo el ahora utility, que aseguró no estar decepcionado por pasar tantas horas en el banco, pues sabía que iba a ser así. Antes de iniciar la contienda el cuerpo técnico y la gerencia le dejaron clarito sus ocupaciones.

“No estoy decepcionado. Yo sabía que este era el rol que iba a cumplir, que iba a jugar de vez en cuando, al igual que cuando estaba con los Rangers de Texas”. Aunque su ánimo no está en la punta del Éverest, Vizquel es un guerrero. En medio de la conversación soltaba frases que contradecían con la esencia de la entrevista, frases como: “Mi cuerpo está en perfectas condiciones, y creo que puedo jugar todavía todos los días en las Grandes Ligas”, “No estoy sorprendido de que haya jugado campocorto a los 43 años, mi cuerpo se siente al 100%”.

Utility, un rol al que no se acostumbra

Tres años desde que perdió la titularidad, dos desde que juega otra posición distinta al campocorto, pero Vizquel no se acostumbra.

En la temporada muerta tuvo que implementar un nuevo plan de entrenamiento para soportar el tren del bigleaguer a su edad, y ahora en plena guerra también ha debido modificar su esquema, mental y físico, pues si el año pasado jugó poco, en el actual salta al campo una vez a la cuaresma.

“No es lo mismo levantarte y saber que uno está jugando, porque uno va preparado al terreno de juego. Ahora no sé cuándo voy a ver acción, es complicado”, indicó Vizquel, quien ha disputado 10 de los 31 encuentros de los Medias Blancas, aunque sólo ocho como titular.

“Esto lo viví el año pasado con el equipo de los Rangers de Texas y algunas veces es difícil acostumbrarse a este trabajo, aunque yo sé que este es el rol que voy a cumplir este año con los Medias Blancas. Cuando uno no juega todos los días uno entra en un plan diferente y tienes que lidiar con eso”.

Si a esa “inestabilidad laboral” se le suma que cuando ha visto acción lo ha hecho la mayoría de las veces en la posición que menos le gusta, el segundo cojín, se puede presumir que 2010 está siendo para el criollo una verdadera prueba de resistencia. 

Sobre los cuatro juegos en la intermedia, el caraqueño comentó: “En segunda siempre se me ha hecho más difícil, pero no he tenido muchos chances tampoco. Así que sólo espero mi turno para hacer mi trabajo”.

Por: Carlos Alberto Zambrano/Líder

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.