Inicio » Béisbol, Deporte aficionado

Las Pequeñas Ligas viven una crisis asfixiante (+video)

21 marzo 2010 363 lecturas Sin Comentarios

Sobrevivir se ha convertido en el más importante partido por ganar, que afrontan las Pequeñas Ligas de Venezuela actualmente. Aunque este reto no es nuevo, la grave situación económica que atraviesa el país tiene al movimiento en una burbuja de aire a la que, poco a poco, se le agota el oxígeno.

Al entorno mísero que circunda a la mayoría de las ligas, cuyos miembros provienen de barriadas humildes y, por tanto, carentes de recursos que les permitan realizar una actividad más allá de lo necesario para vivir, se une el vertiginoso aumento de los costos en todo lo que necesitan para jugar pelota.

“Puedo dar un ejemplo de la crisis con algo vital en la práctica: el aumento del agua y del hielo. Un botellón pasó de tres a siete bolívares en lo que va de año y la bolsa de hielo, de cinco a 10”, comenta Yolanda Barrientos, directiva de la PL Tamare, de la Costa Oriental del Lago.

“Imagínense —continúa— lo que eso significa para una liga que tiene 350 muchachos, que juegan todos los días, y que no recibe ni un céntimo oficial para costearse su funcionamiento. Diariamente se gastan entre cinco y seis botellones y como cinco bolsas de hielo”.

El sencillo ejemplo de Barrientos es la clara expresión de cómo golpea la crisis a las ligas asentadas en todo el territorio nacional.

“Gracias a Dios tenemos muchos amigos que nos ayudan con lo que pueden, pero la mayoría ha reducido sus aportes porque a ellos también los afecta esta situación”, comentó Edison Duarte, de la resucitada PL San Benito, de San Francisco.

“Sin embargo —agrega— todavía quedan muchos empresarios de buen corazón, y, sobre todo, muchos a los que les gusta el juego de pelota y por eso siguen oxigenando a las ligas con sus aportes”.

Lenín Rodríguez, entrenador de Cacique Mara, agrega que “muchas ligas cuentan con representantes que tienen ciertas bondades económicas y sacan de sus bolsillos para costear parte de lo que se necesita”.

Los altos costos del agua y del hielo son apenas la punta del iceberg que subyace en las profundos océanos de calamidades.

“Vestir a un equipo cuesta un ojo de la cara y parte del otro”, relata Luis Cárdenas, presidente de la PL La Limpia, al oeste de Maracaibo, una de las zonas con altos índices de pobreza. “Uniformar a un pelotero en infantil, categoría con la mayor cantidad de jugadores, cuesta 500 bolívares; solamente pantalón, camisa, gorra y calzado (ganchos). El resto de los accesorios (guantín, medias, muñequera, codera, tobillera y el casco) eleva el precio a 1.450 por atleta y un equipo está conformado por 15 miembros —explica Cárdenas—. Saquen sus conclusiones”.

A este presupuesto hay que agregar bates, guantes, bases e indumentaria para el catcher.

Yolanda Barrientos señala que las pelotas, uno de los accesorios de mayor uso y de escasa vida útil, “están por las nubes. Una caja cuesta 450 bolívares y, a veces, se gasta más de una por día”, indica.

Pero, como en toda su existencia, las Pequeñas Ligas siempre han contado con la mano amiga del voluntariado, la fortaleza que les da la unión de padres y directivos a la hora de conseguir recursos y el aporte de empresarios amantes del béisbol.

“Gracias a la autogestión, producto del trabajo de los comités de damas, padres, representantes y directivos que organizan verbenas, rifas, bingos y otras colectas comenzamos a sacar los torneos interligas del 2010, pero sumergidos en una profunda austeridad y ya advertimos a todas las ligas que los viajes al exterior están en peligro”, informó Judith de Negrette, miembro del directorio de las PL.

Al respecto, Francisco Rangel, presidente de la organización, dijo que están haciendo las diligencias para canalizar los recursos a nivel oficial, pero “cumplir esta meta resultará difícil”.

“Siempre —continuó— hemos contado con este aporte, sin el cual nunca hubiésemos podido viajar. Próximamente voy a Caracas a tocar las puertas que nunca se nos han cerrado, al igual que las del Ejecutivo regional. Esperamos que este año se nos vuelvan a abrir porque si no, los compromisos en el exterior, no podrán cumplirse”, sentenció.

Por: Luis Bravo/Panorama

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.