Inicio » Béisbol

José Altuve está teniendo una temporada histórica como visitante

27 agosto 2017 111 lecturas Sin Comentarios

“Tuve” registra un altísimo OPS de 1.163 en 2017 como visitante. Foto: Getty Images

Hay una estadística del venezolano José Altuve que es difícil de entender, por no decir imposible.

Pero primero, algo de contexto. Altuve es una maravilla. Un muchacho pequeñito que hace todo bien. El segunda base de los Astros está bien posicionado para ganar su tercer título de bateo en la Liga Americana y probablemente encabece su liga en hits por cuarto año seguido. También es primero en bases robadas y su slugging es un sensacional .564. El único pelotero con un tamaño parecido y un slugging similar fue Joe Morgan en aquella extraordinaria temporada suya en 1976. Y Morgan probablemente era una o dos pulgadas más alto que Altuve.

Altuve es pura alegría cada vez que salta al terreno. Cuando salió del juego la noche del jueves con un problema en el cuello, el pánico se apoderó de Houston, pero al parecer es un asunto menor.

Recordemos que este muchacho nunca fue un prospecto de lujo. A los 19 años bateó .302 y se robó 28 bases en las menores, y aun así no apareció entre los 30 mejores prospectos de los Astros, de acuerdo con Baseball America.

Al año siguiente, el maracayero bateó .301 en Clase A con 15 jonrones y 42 bases robadas, suficiente para anclar en el puesto 28 de las promesas de los Astros.

“Altuve no entra en ningún patrón”, escribió Baseball America. “Puede que ponga grandes números esta temporada, pero en los niveles más altos tendrá que seguir demostrándoles a los scouts que siguen escépticos de un jugador tan pequeño”.

Un año después, el 2011, Altuve bateó .389 en 87 juegos de liga menor con 10 triples, 10 jonrones y 24 bases robadas, y entonces los Astros decidieron subirlo a las Grandes Ligas. Un año después fue parte del Juego de Estrellas. En el 2014, ganó su primer título de bateo al ligar .341. Se robó 56 bases y pegó 47 dobles y… ustedes ya se saben el resto de la historia.

Pero este año, Altuve está haciendo algo aun más insólito. Es el favorito para ganar el premio al Jugador Más Valioso de Liga Americana. A ver, seguro habrá quien apoye a Aaron Judge o a Mike Trout, o hasta el gran año de Andrelton Simmons. Pero Altuve encabeza la liga en un montón de renglones, incluido WAR, y Houston ha sido el mejor equipo de la Liga Americana este año.

Y esto es lo más loco de todo:

Altuve en casa: .302/.351/.452, 15 dobles, un triple, siete jonrones, 16 bases robadas, 33 carreras anotadas, 28 empujadas.

Buena temporada. Sólida. Pero ahora miren esto:

Altuve en la carretera: .418/.487/.685, 20 dobles, tres triples, 12 jonrones, 13 bases robadas, 52 carreras anotadas, 39 empujadas.

¿Qué está pasando aquí? Números como los de Charlie Blackmon, quien batea .392 en casa y .,290 en la ruta, tienen una explicación: El Coors Field es un tremendo parque para cualquier bateador. ¿Pero esos números de Altuve como visitante? Básicamente no tienen precedente. Su promedio de .418 fuera de casa sería el más alto para cualquier jugador en los últimos 90 años. El .415 de Stan Musial en la carretera en 1948 es lo más cercano que hay. (En 1941, cuando Ted Williams bateó .406, ligó para .380 como visitante).

Esto, amigos, es inexplicable. Bueno, no completamente inexplicable. Este año el Minute Maid Park de Houston ha sido un parque extremadamente favorable a los pitchers esta temporada. Los Astros, como equipo, están bateando mejor afuera que en su propio hogar. Entonces, se podría entender esa mejoría en las giras. Pero las estadísticas de Altuve en la carretera son una locura. Los bateadores generalmente batean mejor en casa que fuera por varias razones, incluyendo la comodidad, el apoyo de los fanáticos y porque conocen mejor las particularidades de su estadio. Año tras año, los toleteros culminan sus temporadas con alrededor de 15 puntos más de porcentaje de embasarse y 20-25 más de slugging en casa. Por eso, lo que está haciendo Altuve este año desafía las reglas naturales del béisbol.

Ahora, obviamente se trata de una muestra pequeña. En su carrera, Altuve ha sido casi con exactitud el mismo bateador en casa que como visitante. Es decir, es grandioso en todas partes. En casa, su OPS es de .813. Lejos de Minute Maid Park, es de .816. Su slugging es el mismo, en Houston y afuera, de .453, así que este año es un caso atípico.

Pero no por ello deja de ser una maravilla. Yo quiero creer que Altuve está bateando tan bien en la carretera porque es José Altuve. Porque es diversión pura, así que claro que da hits en todos lados. Para él, no hay carretera. José Altuve siempre batea como si estuviese en su casa.

Las Mayores

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.