Inicio » Béisbol

Marwin González merece estar en el Juego de Estrellas

29 Mayo 2017 56 lecturas Sin Comentarios

Marwin González tiene méritos de sobra para ir al clásico de mitad de temporada. Foto: Getty Images

Vamos a enviar a Marwin al Juego de Estrellas. Hablamos del venezolano Marwin González de los Astros, el equipo con el mejor récord de las Grandes Ligas (35-16) y la mayor ventaja en su división (10 juegos en el Oeste de la Liga Americana) antes de la jornada del lunes.

Hay un solo detalle. No lo van a encontrar en la Boleta Esurance del Juego de Estrellas. Pero eso no tiene que ser un problema. Para eso hay un espacio para escribir el nombre que queramos.

Y después hay otro detalle: ¿Dónde jugaría? Su mayor virtud en los Astros es un problema en la boleta para el Juego de Estrellas que se disputará el 11 de julio en el Marlins Park de Miami.

En realidad, González no tiene posición. Bueno, eso no es cierto. Él juega todas las posiciones. Aunque quizás la mejor forma de expresarlo es diciendo que juega una posición nueva, ésa que Joe Maddon creó en Tampa Bay.

Llamémosla la posición Ben Zobrist.

Posiblemente recuerden a Zobrist como el Jugador Más Valioso de la pasada Serie Mundial. Dentro del béisbol, es el que cambió para siempre la forma de armar los rosters.

Por allá en 2009, los Rays le presentaron a Zobrist dos opciones: jugar en el campo corto (su posición natural) en ligas menores o ser un súper utility en las Grandes Ligas.

“Difícil elección, ¿no?”, recuerda Zobrist por estos días con una sonrisa.

En lo absoluto. Zobrist llenó feliz su locker con guantes para ocho posiciones: todas con la excepción de una mascota para receptores, aunque probablemente lo hubiese hecho si se lo pedían.

Zobrist no jugó solamente en todas esas posiciones, sino que las jugó bien. Una cosa es tener la actitud adecuada y estar dispuesto a moverte por todos lados. Otra es hacerlo al nivel en el que lo hizo Zobrist.

Desde entonces, cada equipo ha tratado de encontrar a su Zobrist. Esta temporada, los Astros encontraron uno en González.

González no es nuevo en Houston. En diciembre del 2011 se convirtió en el primer jugador adquirido por el entonces nuevo gerente general de los Astros, Jeff Luhnow.

Nadie le prestó mucha atención por aquel entonces a González, quien había sido tomado en el Draft de la Regla 5. Pero cinco años y medio después, aquello fue un indicativo del tipo de gerente que sería Luhnow: brillante, analítico, innovador y exitoso.

Marwin ha jugado 558 partidos por los Astros en seis temporadas. Hasta la zafra pasada, nunca había tenido lo que se considera realmente una condición de regular. Lo consiguió iniciando juegos en seis posiciones distintas, incluyendo 74 en la primera base.

Esta temporada, con el cubano Yuliesky Gurriel como inicialista regular, no estaba claro cómo iba a hacer el manager A.J. Hinch para darle turnos a Marwin. Pero Hinch les dijo a sus pupilos que les iba a dar descanso constantemente, una táctica inteligente para un equipo que espera estar jugando hasta bien entrado octubre.

Además, se trata de la forma de poner a jugar a González, quien ha iniciado 33 de los primeros 51 juegos del equipo y ha venido desde la banca en otros nueve cubriendo distintos puestos.

Estos son los juegos que ha iniciado en cada posición:

Primera base: 8
Jardín izquierdo: 9
Tercera base: 8
Segunda base: 4
Paradas cortas: 4

Y ha salido desde la banca en dos oportunidades para cubrir el jardín derecho.

Marwin ha sido uno de los jugadores más productivos de las Mayores en esta temporada. Antes de comenzar la jornada del lunes, encabezaba a los Astros en jonrones (11) junto a George Springer y también era primero dentro del club en empujadas (30) y OPS (1.027).

Pegó jonrón en el primer juego que inició esta temporada, y también en el segundo. El 9 de abril, su bambinazo de dos carreras ante los Reales empató el juego en el séptimo inning, un duelo que los Astros terminarían ganando en 12 episodios.

El 2 de mayo, en un triunfo viniendo desde atrás ante los Rangers, sacó dos cuadrangulares y remolcó cinco carreras. El jueves pasado dio otro jonrón y trajo dos rayitas en una victoria por 7-6 sobre Detroit.

Elegir a los peloteros para el Juego de Estrellas siempre es difícil, especialmente cuando se trata de un equipo tan bueno como los Astros. Dallas Keuchell y Lance McCullers Jr. parecerían tener un pie adentro.

El torpedero puertorriqueño Carlos Correa y el segunda base venezolano José Altuve tienen muchos argumentos para asistir. El jardinero central Jake Marisnick ha tenido una temporada excepcional. Y tres relevistas – Chris Devenski, Will Harris y Ken Giles – también serían merecedores de ese reconocimiento.

No todos van a estar en Miami. Y te van a decir que está bien. Van a estar felices, vaya quien vaya. Y más allá de eso, el verdadero premio es jugar en octubre.

Pero enviar a González serviría para mandar un gran mensaje sobre la importancia de perseverar y hacer todo lo que sea necesario.

Y hacerlo bien.

Las Mayores

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.