Inicio » Béisbol, Grandes Ligas, Venezolanos

Prospecto venezolano firmó por 1.7 millones de dólares

3 julio 2013 302 lecturas Sin Comentarios
Gleyber Torres juega como campocorto. Foto: Líder

Gleyber Torres juega como campocorto. Foto: Líder

La mano de Gleyber Torres temblaba mientras sujetaba la pluma que certificó su firma con los Cachorros de Chicago, el esperado primer paso de una exigente carrera que decidió elegir hace unos años.

El joven de 16 años cumplió con las predicciones que rodearon su paso al profesional. Las referencias que lo ubicaban como el mejor prospecto venezolano de esta promoción de 2013 fue corroborada con los 1.7 millones de dólares que recibió por el acuerdo; es decir, el gran bono de este 2 de julio hasta el momento.

“Al fin llegó la firma, no me lo creía cuando estaba firmando el papel”, soltó el joven caraqueño mientras sus padres y familiares lo observaban fijamente e intentaban captar con cámaras su encuentro con los medios de comunicación.

“Creo que no voy a ser el mismo muchacho que siempre he sido en el entrenamiento, voy a ser un poco más maduro por el trabajo, centrado en lo mío. Todo lo que dicen los scouts, las buenas cosas, tienen que salir a flote en cualquier momento. Ya no estás en una academia, estás en una organización y tienes que demostrar lo que ellos están invirtiendo en ti”, agregó el toletero, que fue formado por Ciro Barrios, uno de los más exitosos agentes de los últimos años.

Torres es un campocorto de buenas manos, sin mucho tamaño, pero que se robó repetidos elogios de cazatalentos por contar con una capacidad notable para batear. “Creo que tiene características similares a Elvis Andrus, aunque con un poco más de fuerza”, se atrevió a decir Héctor Ortega, director de scouts de los Cachorros para Latinoamérica.

“Llegar aquí fue un proceso bastante competitivo entre todos los equipos. Gleyber es un jugador de cinco herramientas. Llamó la atención la energía con que juega, la capacidad que ha mostrado para resolver las situaciones de juego”, señaló Ortega sobre la nueva adición de los oseznos, que estuvieron año y medio observando, aproximadamente.

Ahora, como un cachorro más, Gleyber confiesa que en un futuro le gustaría que su familia pudiera verlo alinear en el mítico Wrigley Field. Su camino hasta ese punto es largo y complicado, él mismo se apresuró a reconocerlo, pero eso no le impide soñar en el futuro y pensar que, algún día, tomará el testigo de Starlin Castro en el campocorto de los oseznos. ¿Por qué no?

Por: Leonardo Mendoza/Líder

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.