Inicio » Béisbol, Grandes Ligas, LVBP, Venezolanos

¡Gracias por tanto Pompeyo!

28 febrero 2013 284 lecturas Sin Comentarios

Pompeyo Davalillo dirigió con éxito a las Águilas del Zulia. Foto: Panorama

Pompeyo Davalillo dirigió con éxito a las Águilas del Zulia. Foto: Panorama

La madrugada de este jueves falleció en Ocumare del Tuy, estado Miranda Pompeyo Davalillo. Fue el cuarto venezolano en saltar a las Grandes Ligas. La información fue confirmada por Osiris Davaillo, sobrina de la gloria deportiva zuliana. Venía padeciendo insuficiencias respiratorias y renales.

Davalillo nació en el sector La Rosa Vieja, de Cabimas, el 30 de junio de 1928. Allí dio sus primeros pasos en la pelota y a los 16 años se fue al servicio militar, en Caracas, buscando mejor calidad de vida, a raíz de la muerte del padre.Fue uno de los primeros venezolanos en participar en las Grandes Ligas.

Davalillo se inició en la pelota el 17 de octubre de 1952 con el uniforme de los Leones del Caracas, tras concretar en la primera campaña 40 incogibles en 150 turnos al bate. En todo su historial en la pelota local, concretó 483 hits, apenas 3 jonrones y 131 carreras impulsadas. En las grandes ligas defendió la camiseta de los Senadores de Washington en la liga americana, donde bateó 17 imparables, siendo su única base robada una histórica jugada en la goma.

Vía: Panorama

EL UNIVERSAL

Uno de los peloteros más excitantes de la historia del beisbol venezolano, manager de los buenos y forjador de nuevas generaciones de jugadores, así se puede catalogar a Pompeyo Davalillo.

Nació en Cabimas el 30 de junio de 1931 y desde muy temprana edad se dedicó a la pasión de toda su vida: el beisbol.

Este jueves falleció en Ocumare del Tuy, víctima de afecciones renales y respiratorias. Tenía 81 años.

El primero de agosto de 1953 se convirtió en apenas el cuarto venezolano en jugar en las Grandes Ligas, al formar filas con los Senadores de Wawhington. Se uniformó de grandeliga después de Alejandro “Patón” Carrasquel, Chucho Ramos y El ‘Chico’ Alfonso Carrasquel.

Si bien jugó una sola temporada en el big show, dejó una marca indeleble al convertirse en el primer venezolano en robarse el home ante los Indios de Cleveland y el lanzador Bill Wrigth. Irónicamente fue su única base estafada con los Senadores.

En esa única campaña en el beisbol mayor se desempeñó como campocorto y al bate conectó para .293 de average (de 58-17).

En Venezuela destacó como estratega, capturando tres títulos: dos con las Aguilas del Zulia (1991-1992 y 1992-1993) y con los Leones del Caracas (1994-1995). En esa última zafra Pompeyo se reivindicó tras perder los primeros dos partidos ante su antiguo equipo Aguilas del Zulia y ganar cuatro en sucesión, para darle el campeonato a los melenudos capitalinos. Tras el triunfo final, bañado en lágrimas, fue cargado por los peloteros de los Leones como héroe indiscutible de esa gesta.

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.