Inicio » Béisbol, Grandes Ligas, Venezolanos

Aparicio: La leyenda del campocorto

29 abril 2012 405 lecturas Sin Comentarios
Luis Aparicio es el único venezolano con una placa en el templo de los inmortales.

Luis Aparicio es el único venezolano con una placa en el templo de los inmortales.

El único venezolano en pertenecer al Salón de la Fama, cumple este domingo 78 años. La leyenda de Luis Aparicio sigue aún vigente como la máxima referencia entre los venezolanos que juegan en las Grandes Ligas. El zuliano, quien ha tenido una semana de muchos homenajes en su ciudad natal (Maracaibo), brilló durante 18 temporadas, en las cuales estableció diferentes marcas, las cuales algunas de ellas fueron rotas a finales de los años noventa y mediados de la década del 2000.

La vena beisbolera de Aparicio fluyó desde pequeño, al maravillarse con las jugadas de su padre Luis Aparicio Ortega, mejor conocido como “El Grande”, y principal mentor en la formación de la futura estrella.

La leyenda cuenta que Aparicio Montiel estaba destinado a debutar un 17 de noviembre de 1953, con el Gavilanes, pero una lluvia pospuso el encuentro para el siguiente día – 18 de noviembre, una fecha importante para la región zuliana -, en la cual su padre le entregó el guante para que defendiera la posición seis, que durante varios años Aparicio Ortega había resguardado.

El resultado es bien conocido por todos. Fueron 13 campañas las que jugó el pequeño Luis en Venezuela, vistiendo las camisetas de Gavilanes, Leones del Caracas, Tiburones de La Guaira, Águilas del Zulia y Cardenales de Lara.

Mientras su carrera en Venezuela era admirada, en los Estados Unidos, formó una leyenda y fue reconocido como el mejor en su posición durante 18 temporadas, repartidas entre Medias Blancas de Chicago, Orioles de Baltimore y Medias Rojas de Boston.

De Novato del Año a la inmortalidad

Aparicio se consagró como el mejor debutante en la LVBP en la campaña 1953-54, apenas tenía 19 años y el futuro lucía prometedor. Su estadía con el Gavilanes duró un solo año ya que sería adquirido por los Leones del Caracas para la siguiente temporada.

Pasaron nueve campañas para que el zuliano volviera a pisar los terrenos venezolanos, esta vez como figura de los Tiburones de La Guaira, ya con 29 años,  Aparicio ya gozaba de una creciente fama por sus logros en la pelota norteamericana.

Fue con los Tiburones de La Guaira, el equipo con el cual brilló Aparicio en nuestro país. Se mantuvo seis años con los litorarenses donde participó en 214 compromisos, bateando para .299, seis cuadrangulares, 93 remolcadas, 24 bases robadas y 124 carreras anotadas.

Fue campeón con el uniforme de Tiburones de La Guaira en las campañas de 1964-65 y 1965-66.

Luego de su retiro como pelotero Aparicio hizo carrera como dirigente sin mucha fortuna, siendo los conjuntos de Zulia, Lara, Caracas, La Guaira, Magallanes y Cabimas.

Mientras su carrera en Venezuela se manifestaba, en los Estados Unidos, Aparicio escribía con letras doradas su transitar por el Big Show.

Su estreno en las mayores se produjo en 1956 con los Medias Blancas de Chicago, sustituyendo a Alfonso “Chico” Carrasquel, quien era el ídolo de la ciudad y del propio Aparicio; el zuliano tuvo un debut fenomenal al ser declarado Novato del Año en el joven circuito.

Bateó para .268 con tres jonrones, 69 anotadas, 56 remolcadas en 152 compromisos. Aparicio consiguió además el primero de sus nueve lideratos en bases robadas – récord aún vigente en la pelota -. Tres años después estuvo a punto de conseguir el MVP de la Liga Americana al finalizar segundo detrás de su compañero de equipo Nellie Fox.

Así fue Aparicio… una explosión que se hizo sentir de inmediato, gracias a él; el robo de bases volvió a implementarse después de años de ausencia, gracias a la presencia del cuadrangular.

Durante su transitar por el béisbol norteamericano, Aparicio ha logrado innumerables hazañas, algunas de ellas superadas por otros excelentes defensores de la posición como: Ozzie Smith, Omar Vizquel y Derek Jeter.

Disputó 2.599 juegos en las mayores en una sola posición el campocorto, de la cual 2.581 fueron abriendo partidos. Consiguió durante nueve años consecutivos el liderato en bases robadas de la Liga Americana – récord aún vigente -, cerrando su carrera con 506 robos que lo convierte en la marca para los jugadores venezolanos; sus 2.677 imparables fueron hasta el año 2009 marca para los campocortos en las mayores, siendo Derek Jeter el pelotero que actualmente ostenta el registro para esa posición. Actualmente, Aparicio ocupa la segunda casilla entre los venezolanos detrás de Omar Vizquel, quien tiene 2.842.

Obtuvo nueve Guantes de Oro por su excelsa defensa, sus 2.581 choques en el campocorto, representan en la actualidad la segunda marca de todo el béisbol, por encima de él se encuentran Omar Vizquel (2.699); sus 8.016 asistencias lo mantuvieron como líder absoluto hasta la temporada de 1995, cuando Ozzie Smith (8.375) lo superó. Su .972 de porcentaje de fildeo lo ubica en la actualidad en el puesto 12 entre los campocortos. El líder es Omar Vizquel con .985. Realizó 1.553 doble plays, marca que lo ubica tercero en todo el béisbol detrás de Omar Vizquel (1.731) y Ozzie Smith (1.590). Obtuvo un anillo de Serie Mundial con los Orioles de Baltimore en 1966 y participó en diez ediciones del Juego de Estrellas.

Se retiró en 1973 a la edad de 39 años, sus condiciones aún seguían intactas, pero Boston declinó ejercer la opción de una temporada más, se especuló que sería cambiado a los Rojos de Cincinnati, momento en el cual el zuliano decidió colgar los guantes y cerrar su ciclo como el número uno.

Aparicio siempre mantuvo firme las palabras de su padre, cuando éste le confesó que quería ser pelotero profesional: “Nunca seas segundo de nadie, sino el número uno”, filosofía que cumplió y lo mantuvo firme como la referencia para las futuras generaciones de campocortos en los siguientes años.

En 1984, después de cinco intentos consiguió el sueño anhelado: ingresar al Salón de la Fama con el mayor porcentaje de votos de ese año, convirtiéndose en el tercer latinoamericano en alcanzar la distinción. Actualmente se entrega en su nombre el premio Luis Aparicio, al venezolano más destacado en las Grandes Ligas.

Felicidades, Don Luis Aparicio….

Por: Adonis Marcano

Twitter: @beisboladentro y @Adonisalejandro

Blog: beisboladentro.blogspot.com

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.