Inicio » Béisbol, Grandes Ligas, Venezolanos

Cabrera: “Es rolling fue una vaina loca”

21 marzo 2012 368 lecturas Sin Comentarios
Miguel Cabrera ratificó que usar lentes de sol le ayudó en el golpe.

Miguel Cabrera ratificó que usar lentes de sol le ayudó en el golpe.

Miguel Cabrera estima que el roletazo que le impactó en el rostro no fue producto de la falta de práctica en la tercera almohadilla, para él es más bien algo que le puede ocurrir a cualquier antesalista.

“Ese rolling no me hizo un extraño, sino una vaina loca”, bromeó desde el otro lado del hilo telefónico. “Creo que son cosas normales que le pueden pasar a cualquiera que juegue en la posición. El problema es que mucha gente está esperando que uno se equivoque para criticarlo y decir que uno no puede hacer un buen trabajo ahí”, continuó el slugger.

Cabrera dice que solo fue un susto y que en este momento se siente bien; de hecho, se pone el inicio de la temporada como meta para estar en acción nuevamente. “Ahorita me siento bien, ya me dijeron que la semana que viene debo estar haciendo mis actividades relacionadas al beisbol y a más tardar en dos semanas debo estar jugando. Por ahora, me pidieron que guardara reposo”, declaró Cabrera al otro lado de la conexión telefónica, en Lakeland.

Al momento de hacer la descripción de la jugada, Miguel admite que la conexión lo engañó. “El rolling iba bien, lo que pasa es que al final se levantó de forma irregular. Si hubiera pegado en el borde de la grama, ya lo hubiera tomado”, sentenció el astro venezolano.

En relación con el uso de lentes de sol, Cabrera señala que fue algo que lo ayudó. “Definitivamente, estimo que me ayudó bastante usar los lentes”, agregó el jugador.

Un proceso que no toma tiempo

Una de las cosas que más celebró (si el término cabe tras el accidente) el grandeliga es el hecho de que le tomará poco tiempo regresar a la acción.

“Si hubiese desplazamiento del hueso, a lo mejor hubiera ameritado cirugía, lo que implicaría estar alrededor de cuatro semanas fuera de acción”, señaló Flavio Abbatematteo, médico traumatólogo.

En el caso de Cabrera la recuperación tardará mucho menos. “Lo más importante es que en este momento me siento bien, que lo de ayer (el lunes) no fue más que un susto. Lo que pasa es que el rostro es muy escandaloso y ante el mínimo golpe derrama mucha sangre”, puntualizó Miguel, quien ha sido noticia desde antes de que comenzara la primavera por su mudanza a la antesala.

“Esto que me pasó no fue nada, siento que para el día inaugural estaré listo y defendiendo la tercera base como estaba en los planes”, culminó el astro maracayero, quien no cubría la posición desde el inicio de su carrera.

Causó shock en la cueva

Apenas la pelota impactó en la cara de Miguel Cabrera, algunos de sus compañeros se llevaron las manos a la cabeza. “Cuando vi que el batazo le pegó me asusté mucho porque vi que ya tenía dominio sobre ella. No es común que ocurran esos batazos”, apuntó el receptor Álex Ávila a los medios que le hacen seguimiento a los Tigres de Detroit.

“En la parte en que le pegó la pelota es muy delicada, de ahí que vimos que podía ser algo muy peligroso. Me acerqué a observarlo y solamente estaba cortado debajo y en los alrededores del ojo”, dijo Max Scherzer, lanzador de los bengalíes. “Escuché que sus lentes se partieron y enseguida pensé que algo no estaba bien. Nosotros lo vimos y sabíamos que estaba en shock por lo que había ocurrido”.

Por: César Márquez/Líder

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.