Inicio » Béisbol, LVBP

De Sabios a Águilas, la historia de la franquicia

4 octubre 2011 999 lecturas Sin Comentarios
Las Águilas llegaron al Zulia en 1.969.

Las Águilas llegaron al Zulia en 1.969.

Desde el primer campeonato de la LVBP, hasta la fecha la franquicia que, originalmente se denominó Sabios de Vargas, ha logrado hacerse en sus cinco denominaciones de 12  títulos, solo superados por los 20 de Cervecería- Leones del Caracas.

La Liga Venezolana de Béisbol Profesional se constituyó el 27 de diciembre de 1945 por los propietarios de los equipos Cervecería Caracas, Martín Tovar Lange, Magallanes, Carlos Lavau, Venezuela, José Antonio Yánez, y Sabios de Vargas, Juan Rafael Regetti, divisas todas provenientes de la primera división capitalina, iniciando el 12 de enero de 1946 el primer campeonato.

Ese campeonato fue ganado por los Sabios de Vargas divisa que, 23 años después, se establecería en Maracaibo bajo la denominación de Águilas del Zulia.

Pasando durante ese lapso por tres transformaciones, la primera después del campeonato rotatorio cuando al volver a darles cabida en la liga pasan a denominarse por una sola temporada, 1954-55, Santa Marta de La Guaira, Industriales de Valencia, desde las temporadas 1955-56 hasta la 1967-68, y Llaneros de Acarigua en la campaña 1968-69.

Sabios de Vargas

A pesar de ser campeones en las dos primeras ediciones de la LVBP, en las campañas 1946 y 1946-47, los Sabios de Vargas fueron víctimas de la no aceptación de parte del público capitalino, el cual trasladó sus preferencias al Cervecería convertido en 1952 en Leones y a los Navegantes del Magallanes.

Razones por las cuales, después de varios años arrastrando pérdidas económicas, son apartados, junto al Venezuela, para efectuar el campeonato rotatorio en la temporada 1953-54, desapareciendo así una divisa de tradición ganadora desde sus andanzas en los torneos de primera división.

Del conjunto campeón en la primera edición del circuito hay que destacar la labor del estelar lanzador zurdo proveniente de las ligas negras Roy Welmaker, quien lanzó en 24 de los 30 encuentros del equipo, ganando 12 y perdiendo 8 con una efectividad de 2.80 y 139 ponches.

Junto a Welmaker se encontraban los también estelares Roy Campanella, Marvin Williams, Sam Jethroe, Bill Jefferson y el cubano Juán Bautista Monje, quienes con criollos de la talla de Carlos Ascanio, Balbino Fuenmayor, Luis “Jueicito” Rincón, Francisco “Tarzán” Contreras impusieron su dominio.

Repitiendo en la siguiente campaña con un equipo que tenía entre sus filas como importados a Henry Miller, Hilton Smith como lanzadores, y a Marvin Williams en la segunda almohadilla junto al receptor William Cash. Aunado a la presencia de Luis Aparicio “El grande” en el campo corto.

Comenzando su declive a partir de la campaña 1947-48, cuando terminaron en el segundo lugar detrás del Cervecería Caracas, retirándose del torneo siguiente por problemas económicos, ocupando los últimos lugares desde la temporada 1949-50 hasta su desaparición en la 1952-53.

Santa Marta de La Guaira

Después del campeonato rotatorio, y las desavenencias surgidas entre los equipos capitalinos y los zulianos, regresan a la liga las dos franquicias apartadas en la campaña 53-54, para solo durar una campaña en la liga. El Venezuela, de la mano de José Antonio Yánez, y el Santa Marta de la Guaira, en sustitución del Vargas.

Los problemas económicos marcaron a este equipo en su única temporada en la cual concluyeron en la última casilla, como era lógico esperar después de haber salido a la carrera, cuando ya estando listos los otros tres equipos Caracas, Magallanes y Venezuela surgió la figura de Julio Rodríguez, quien había promovido a este equipo en los años 30, planteando que los dueños del Vargas, Trujillo y Reggeti, le habían cedido la franquicia.

Industriales de Valencia

Citando al profesor Carlos Manuel Alvarado Borjas en su libro “Crónicas del Valencia Industriales”, la divisa heredera de los Sabios de Vargas y Santa Marta de la Guaira, “se convirtió en el primer equipo realmente de provincia de la LVBP al jugar sus partidos como local en Valencia, a diferencia de los demás equipos que siempre jugaron en Caracas en los estadios San Agustín y desde 1952 hasta la fecha en el Universitario.

Los Industriales de Valencia se convirtieron, entonces, en una divisa con gran tradición ganadora, ganando cinco títulos, 55-56; 57-58; 58-59; 60-61; y 62-63, junto a  tres sub campeonatos en trece campañas en la LVBP.

Triunfos estos que no fueron acompañados por el éxito en el ejercicio económico lo cual se tradujo en la desaparición del equipo en la campaña 1967-68.

Grandes managers como Regino Otero, Rodolfo Fernández, y Reinaldo Cordeiro, junto a peloteros de la talla de Elio Chacón, Julián Ladera, Manuel López, Carlos Ascanio, Lucio Celis, Olinto Rojas, Carlos Castillo, Teolindo Acosta, Emilio Cueche junto a tantos otros jugadores criollos e importados de primera línea fueron artífices del éxito deportivo, de los también llamados Pericos de Valencia.

Llaneros de Acarigua

Una vez concluida la campaña 1967-68, los propietarios de los Industriales de Valencia declararon su intención de no seguir con el equipo ante las cuantiosas pérdidas económicas.

Surgiendo tres grupos interesados en la franquicia en tres diferentes estados del país, uno en Valencia para mantener a la divisa liderados por el rector de la Universidad de Carabobo, uno en Maracaibo encabezado por Luis Rodolfo Machado Bohórquez y uno en Acarigua el cual se hizo de la divisa.

Surgen así los Llaneros de Acarigua, gracias al apoyo del entonces gobernador Juan Pedro Del Moral, basados en una gran cantidad de promesas las cuales nunca se concretaron, viéndose obligados a vender la franquicia al grupo zuliano, con quienes un año antes habían pujado la adquisición.

El conjunto llanero terminó en el último lugar del standing en su única campaña en la LVBP dándole paso desde la temporada 1969-70 hasta la fecha a Águilas del Zulia cuya historia será reflejada en los próximos capítulos de esta entrega con motivo de los 40 años del conjunto zuliano.

Por: Antonio Soler

*Texto publicado en la revista Águilas 2009, edición especial por los 40 años del equipo rapaz.

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.