Inicio » Béisbol, Grandes Ligas, Venezolanos

CarGo tiene una incógnita con su estilo de bateo

19 marzo 2011 669 lecturas Sin Comentarios

Carlos González tuvo una gran campaña en el 2010.

Carlos González tuvo una gran campaña en el 2010.

El beisbol es un espectáculo y, como tal, aquellos que montan un show de maneras insólitas atraen atención. Carlos González no fue el mejor bateador de las Grandes Ligas el año pasado ni siquiera fue el mejor bateador venezolano (Miguel Cabrera tuvo una campaña ligeramente más sólida que la del marabino), pero su forma de batear tan inusual, tan agresiva lo ha hecho la vedette de la pretemporada 2011.

“Ha sido distinto. Mucha atención de todos”, dijo antes de sonreír.

En 2010, conquistó un título de bateo, estuvo a tres bases robadas de alcanzar un 30-30 y quedó de tercero en la lucha por  Jugador Más Valioso del viejo circuito, siendo, eso sí, el hombre con el cuarto porcentaje de swings a bolas malas más alta de la Nacional (abanicó a 37% de los pitcheos malos que vio). Esa tendencia creó una alta cantidad de ponches (135) y una muy baja cifra de boletos (40), cifras que juntas no son características de los bateadores de élite.

Todos esos números los sabe González. En la primavera de 2011, el marabino reconoce que va a ser difícil repetir o superar esos números si no altera un poco su estilo de batear.

“Colorado me está diciendo que me va a ayudar a corregir todos esos puntos débiles. A que entienda cuándo el pitcher me quiere retar o cuando sencillamente debo agarrar mi base. Debo mantener mi agresividad, pero a la vez ser paciente. La gente cree que es fácil pero no lo es”, dijo sentado en el clubhouse de los rocallosos con la típica cara del mecánico que dice “vamos a ver si resolvemos”.

Jason Giambi ha estado trabajando con el zurdo en el tema, pero afirma que es algo que no viene inmediatamente. “Esto es algo que vas aprendiendo con el tiempo y vas sabiendo qué lanzadores no van a darte algo bueno”, dijo.

Sin embargo, el slugger zurdo no desea que modifique mucho su actual manera de batear. Aun cuando él consiguió la clave al éxito gracias a la paciencia (uno de sólo 15 peloteros con más de 400 jonrones con más de .400 de OBP), el “Giambino” afirma que Car-Go tiene la capacidad de brillar sin eso. “Lo que más me gusta de él es su agresividad. Tiene una coordinación ojo bola increíble”, afirmó.

Un gurú todavía más conocedor del arte de la paciencia en el plato, Todd Helton, tuvo que coincidir con su compañero. El hombre con el noveno porcentaje de embasado vitalicio más alto de la historia de las Grandes Ligas (al menos 6000 apariciones) afirmó que el criollo, por su talento, es capaz de continuar con ese estilo.

“Creo que los jugadores impacientes pueden cambiar, pero un poco. A él yo no le tocaría su agresividad. Eso es parte él”, afirmó Helton.

La evolución del bateador es algo demostrado, sobre todo en los superdotados. Albert Pujols y Miguel Cabrera, por ejemplo, han reducido de forma paulatina su cantidad de ponches y aumentado su cantidad de boletos por año.

Llenando los zapatos de Abreu y “El Gato”

González cumplirá 26 años en octubre. En su niñez vio a Andrés Galarraga convertirse en campeón bate y erigirse como favorito de la fanaticada de Colorado. Entrando a su adolescencia, vio a Bob Abreu en su primer juego como fanático en la LVBP. Ahí decidió que quería ser pelotero. Hoy, González es en las mayores una especie de fusión de ambos, pues es el niño mimado de Colorado y el heredero al trono de Abreu.

“La primera vez que escuché a esa fanaticada del Coors Field gritando mi nombre me acordé de todo lo que vi de niño con “El Gato”. Se me puso la piel de gallina. Fue lo que soñé”, dijo en el caso de “El Gato”. La comparación con Abreu, generó más brillo en el rostro del zuliano. “Dios me ha dado la capacidad de poder imitar a Abreu. Esperamos podamos ser el nuevo 30-30 o el primer 40-40. Ojalá pueda ser  ejemplo para las generaciones futuras”.

Jason Giambi, Todd Helton y Bob Abreu le recomiendan al mundo no alterar el estilo de bateo único del toletero zuliano

La misma visión

Bob Abreu está de acuerdo con Jason Giambi y Todd Helton, en cuanto a que será muy difícil hacer que Carlos González cambie su forma de batear, más que todo porque esa le ha resultado y modificarla en demasía, podría ser perjudicial. “Los bateadores agresivos si dejan de serlo pierden su esencia, su instinto”, comentó el “Comedulce” desde los campos de entrenamientos. “Lo que puedes es tratar de educarlos un poco, pero al final ellos tiene que seguir siendo ellos”, sentenció.

Una celebridad

Carlos González ha comentado que en estos campos de entrenamientos ha recibido mucha más atención de la prensa y fanáticos de los Rockies de Colorado que en 2010, cuando iba a su segunda campaña con los rocallosos. Ahora es una de las imágenes que representa al club.

Por: Octavio Hernández/Líder

Deja tu comentario!

Escribe tu comentario, o un trackback desde tu sitio web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Lo que comentes aquí es de tu exclusiva responsabilidad. Por favor, mantente dentro del contexto del artículo y no incluyas comentarios xenófobos, racistas o difamatorios. De lo contrario serás inhabilitado para volver a comentar.

Puedes usar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este blog es compatible con Gravatar. Obtén tu avatar reconocido globalmente registrándote en Gravatar.